radio online

Cuando son las 17,45 horas del miércoles 23 de enero, sigue lloviendo. La pleamar tendrá lugar a las 18,30 h. y su coeficiente alto, del 100%, hace prever que la situación puede empeorar en las próximas horas. La agrupación de voluntarios de Protección Civil de los Corrales ha permanecido todo el día controlando los puntos más importantes.

La carretera de circunvalación conocida como M-30, a la altura de Talleres Landeras se encuentra parcialmente anegada, por lo que es necesario circular con gran precaución.

La carretera N-611, a la altura de la Media Hoz, curva de El Manco, corre riesgo de ser inundada por la crecida del Besaya, al igual que la Nacional 611 entre Baros y el túnel de Las Caldas. También el puente que une Somahoz y San Andrés tiene ya muy cerca el nivel del agua y el cauce ha cubierto el aparcamiento situado entre el río y las vías del tren, en ese mismo punto.

Durnante la mañana han intervenido en unos garajes de la calle Luzmela. La Policía Local ha balizado el carril bici en Las Caldas, totalmente tapado, llegando el agua del Besaya, a esta hora, a media altura de las farolas allí instaladas.

Los bomberos del parque de emergencias de Los Corrales de Buelna achican agua en el IES Estelas de Cantabria y la cantidad de agua caída en las últimas horas ha provocado el hundimiento de una casa deshabitada en Santiago de Cartes sin que se produjeran daños personales.

Problemas en la A-67

Desde media mañana de hoy miércoles, ya era visible un desprendimiento de tierra motivado por un importante curso de agua que descendía desde Orza y barrio de La Cuesta hacia la autovía A-67. El agua atravesaba la calzada para luego circular por las fincas colindantes y llegar a la recta de San Mateo, llenando de barro las inmediaciones del IES Estelas de Cantabria. Tanto es así que los bomberos del Parque 6, de Los Corrales de Buelna, estuvieron por la tarde achicando agua y limpiando la zona. Durante la mañana, personal del servicio de Matenimiento de la autovía estuvo realizando trabajos para impedir que la circulación en esa vía se viera más afectada.

Fotografías facilitadas por la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil

  • aparcamiento-san-andres-2
  • aparcamiento-san-andres
  • puente-somahoz-1
  • puente-somahoz-3
  • puente-somahoz
  • rotonda-ies-estelas

 

Sobre las 10 de la mañana del sábado se desató un incendio en la nave de decapado de Trefilerías Quijano, en Los Corrales de Buelna, extendiéndose principalmente por el lateral este y el tejado, láminas de fibra de cristal que propagaron el fuego con rapidez. No ha habido que lamentar heridos, ya que todos los trabajadores han desalojado las instalaciones a tiempo, aunque algunos bomberos han tenido que ser atendidos por cuadros leves de intoxicación por inhalación de humo.

La intensidad del incendio, que amenazaba con quemar toda la estructura, obligó a coordinar un importante dispositivo de extinción, en el que participaron bomberos de los parques de Los Corrales de Buelna, Torrelavega y Santander, aunque estos últimos llegaron ya cuando el fuego estaba controlado.

La presencia de elementos químicos en la planta de decapado era el motivo principal de preocupación y control por parte de los bomberos, apoyados por efectivos de la Guardia Civil, Policía Local y cuerpo de Protección Civil de Los Corrales de Buelna, además de una unidad del 061 desplazada al lugar

De momento se desconocen las causas del incendio en esta factoría dedicada a la manufactura de alambre y en la que trabajan unas 150 personas.

Los bomberos lograron extinguir las llamas en torno a las 12 del mediodía, dejando un retén en el lugar para enfriar la nave y controlar posibles nuevos focos.

Los bomberos del parque de emergencias del 112 en Los Corrales de Buelna entregaron en la mañana del lunes más de 2.000 productos donados para niños de cero a tres años a la Asamblea de la Cruz Roja de Torrelavega en un acto que se convirtió en un homenaje al trabajo desplegado durante la semana pasada en la extinción de los incendios que asolaron Cantabria. Así lo reconocieron el consejero de Presidencia, Rafael de la Sierra, y la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, en sendas intervenciones en las que agradecieron el esfuerzo de los bomberos "más allá del mero cumplimiento de su deber", domo destacó De la Sierra. Cerca de 80 efectivos trabajaron "sin descanso", muchos de ellos, dijo el consejero, sin estar de servicio, tras solicitar su incorporación a las tareas de extinción, tantos que algunos tuvieron que esperar para tomar el relevo a los compañeros que quedaban extenuados, explicó.

De la Sierra se congratuló por la coincidencia general en el buen trabajo desempeñado, coordinación y buena organización, además de la profesionalidad, eficiencia, capacidad y técnica demostrada en las arduas tareas de extinción.

La alcaldesa destacó a todo el destacamento como "ejemplo de valores" y les trasladó el agradecimiento de un pueblo que "se siente más seguro con ellos tan cerca".

Lo hicieron ante la práctica totalidad de los bomberos del parque de Los Corrales de Buelna y rodeados de material donado por los vecinos de la comarca y entregados a la responsable de Cruz Roja en Torrelavega, María Eugenia Bouzas, quien adelantó que ya se ha puesto en contacto con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna para priorizar la entrega entre las familias necesitadas del entorno.

Bomberos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria han extinguido, esta mañana, un incendio originado en una vivienda situada en el cuarto piso del número 2 de la céntrica calle Hernán Cortes de Los Corrales de Buelna, sin que se produjeran daños personales. Si se han constatado daños por fuego en el salón, mientras que el resto de estancias del domicilio han quedado afectadas por humo.

El suceso ha tenido lugar en la última planta de un edificio que no ha tenido que ser desalojado. Algo que ha llevado a los sindicatos a quejarse por que "las represalias tomadas por la Gerencia del servicio han puesto en peligro el operativo". La mayoría del Comité de Empresa formada por CCOO y UGT afirmaron que "el camión escala del parque corraliego ha estado aparcado enfrente del edificio donde se trataba de extinguir el incendio porque no había personal suficiente".

Sobre las nueve de la mañana personas que pasaban por las inmediaciones dieron aviso del fuego al Centro de Gestión de Emergencias 112 del Ejecutivo, al ver salir humo por una de las ventanas de la vivienda.

Para atender el suceso se movilizaron a bomberos del propio servicio de emergencias autonómico, quienes sofocaron las llamas, a la Policía Local y a sanitarios del 061, aunque no hubo que lamentar daños en personas ya que la vivienda se encontraba vacía.

A partir de ahí, los sindicatos afirmaron que el número insuficiente de bomberos de guardia impidió utilizar el vehículo de rescate en altura, "un camión de 700.000 euros que ha estado aparcado por falta de personal".

Tal y como denunciaron los trabajadores este fin de semana, la Gerencia del 112 ha reducido el número de bomberos de guardia "a la mitad" en "represalia", dijeron, a las críticas de los bomberos a los nuevos procedimientos operativos del servicio. Lo ocurrido en Los Corrales de Buelna, según los sindicatos, "contradice las afirmaciones del gerente del 112, Fidel Cueto, que en respuesta a los bomberos aseguraba que no se habían producido recortes de personal ni reducción de efectivos".

La situación vivida en Los Corrales Corrales se produce, explicaron, porque la dotación mínima de personal para utilizar el camión para rescates en altura es de cuatro bomberos y en el operativo había tres.

"El procedimiento indica que dos bomberos realizan la extinción desde el interior, otro coordina la operación desde fuera y debería haber un cuarto bombero responsable de la escala", señalaron los sindicatos. "Esta mañana los tres bomberos fueron obligados a sacar los dos camiones (el de la autobomba y el de la escala), pero el de rescate en altura ha quedado aparcado porque era imposible utilizarlo con el equipo humano disponible". Añadieron que "hasta hace un mes siempre había cuatro bomberos de guardia en Los Corrales, ahora, como consecuencia de las represalias, es una lotería".

La situación que se ha producido en Los Corrales de Buelna "puede repetirse en Laredo, donde también se ha reducido el equipo disponible por debajo de cuatro personas", situación "variable" porque "no todos los días están dotados los municipios de los mismos equipos humanos".

El 112 niega reducciones del personal y atribuye a demandas salariales “injustificadas” las críticas de UGT y CC.OO

El Gobierno de Cantabria, a través el gerente del Servicio de Emergencias 112, Fidel Cueto, ha señalado que la seguridad en la actuación de los bomberos autonómicos está garantizada y ha negado de nuevo problemas operativos en las intervenciones o cualquier tipo de reducción de personal en la plantilla, tal y como han afirmado hoy los sindicatos UGT y CC.OO.

Cueto ha explicado que esas declaraciones se deben “exclusivamente a desacuerdos en materia retributiva” con la gerencia, demandas que son “injustificadas” por la limitación de la normativa vigente, y ha reprochado a ambos sindicatos que incurran en “críticas continuadas” y “mentiras” que pueden transmitir “una sensación equivocada de inseguridad”.

El gerente del 112 considera que “no todo vale” para conseguir unos aumentos salariales, que siendo “siempre legítimos”, al mismo tiempo, están limitados actualmente por la normativa y deben estar parejos y justificados a cambios organizativos y a una mejora del servicio.

Por eso, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y ha pedido a CC.OO y UGT que retomen las negociaciones para cerrar un acuerdo que puede suponer relevantes mejoras salariales para los bomberos, hasta alcanzar casi los 5.000 euros anuales, y un importante aumento de la plantilla mediante la convocatoria de 30 plazas de cabo en el servicio.

Respecto a las intervenciones en los últimos días, el gerente del Servicio de Emergencias 112 ha negado cualquier tipo de reducción del personal y ha señalado que los operativos que han realizado las mismas han funcionado correctamente y “con las mismas garantías que en otras ocasiones”.

De hecho, el gerente del 112 ha respondido que en la intervención de Los Corrales de Buelna, denunciada por los sindicatos, no fue necesaria la utilización de un camión de rescate en altura debido a que era un fuego “muy localizado” en el salón de una vivienda. Por su parte, el incendio en la chimenea de la casa rural de Vargas, que ambos sindicatos también consideran que “ha puesto en peligro” el operativo, el fuego fue apagado por el propio propietario del negocio y los bomberos autonómicos se limitaron a su llegada a revisar los daños materiales, sin que fuera necesaria la intervención del parque municipal de Torrelavega, que también se movilizó en un primer momento.

Por ello, ha solicitado a los sindicatos UGT y CCOO mayor responsabilidad y que dejen de dañar la buena imagen, el buen hacer y profesionalidad de los bomberos autonómicos.

El Gobierno de Cantabria, ha concluido, continúa abierto a las negociaciones con el fin de alcanzar un acuerdo que mejore las condiciones laborales de los bomberos y del resto del personal del Servicio 112, que se vio afectado de forma importante con los recortes efectuados por el PP en la anterior legislatura.

(Nota de prensa remitida por el departamento de Comunicación del Servicio de Emergencias 112)

Se encontraban bien, aunque con signos de cansancio y desorientados por lo que han avisado de su situación al servicio de emergencias autonómico

Bomberos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria han auxiliado, a primera hora de la tarde del pasado día 12, a dos senderistas perdidos en el monte Gedo. Se encontraban en buen estado de salud aunque con signos de acusado de cansancio y desorientados.

Ellos mismos, al comprobar que no sabían incorporarse a una ruta conocida, han dado aviso de su situación al Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria, desde donde se ha movilizado para acudir en su ayuda a bomberos del propio servicio autonómico, pertenecientes al parque de Los Corrales de Buelna.

Los efectivos del 112 han establecido conexión telefónica con los afectados, y con las indicaciones facilitadas han conseguido ubicarles y llegar hasta ellos completando un primer tramo en todoterreno y un segundo a pie por el monte, que ha requerido el asenso por una canal de agua. Una vez junto a los senderistas han comprobado que se encontraban bien, y les han guiado y acompañado en el descenso.

Los bomberos del parque de emergencia de Los Corrales de Buelna han sofocado esta madrugada el fuego que ha calcinado, por causas que se desconocen, un vehículo en uno de los aparcamientos de la calle La Cuesta. Hasta allí se han desplazado efectivos de la Guardia Civil, que han precintado la zona, y de la Policía Local. Las investigaciones están en curso aún pero se descarta en principio que tenga relación ese fuego con anteriores coches encontrados en similares circunstancias en el municipio. El fuego afectó a otros dos vehículos y a los muros de casas próximas.

Vecinos, comerciantes y empresarios del valle de Buelna restañen las duras heridas que ha dejado la tormenta en hogares, urbanizaciones, carreteras y factorías, con una primera estimación que cifra ya en varios millones las pérdidas. Es el caso del polígono industrial de la recta de la Agüera, entre Los Corrales de Buelna y San Felices de Buelna, donde más de una veintena de empresas se han visto inundadas por un pequeño arroyo que anoche era un mar de agua. Factorías como Greyco, con un metro de agua, tendrán difícil abrir este lunes, como otras tantas en esa recta. Así se lo explicó el alcalde, José Antonio González Linares, al presidente, Ignacio Diego, y la diputada y alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio Ruiz, al comprobar sobre el terreno los destrozos. Todos coincidieron en enviar un requerimiento inmediato a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para que limpie el cauce de ese arroyo. El alcalde afirmó que “desde que entré en el Ayuntamiento vengo pidiendo a la Confederación que limpie este río y nada”. Lo mismo decían los empresarios. “Llevamos 20 años alertando de estas inundaciones, y ahora esto es la gota que colma el vaso”. En Los Corrales de Buelna una veintena de urbanizaciones dañadas, desde Barros y San Mateo al centro de Los Corrales de Buelna. En todos los casos desprendimientos de tierra en las laderas del monte Orza hicieron que los ríos arrastraran un cauce especialmente dañino, con piedras, árboles y mucha cantidad de agua.

Nada se resistió y garajes y hogares sufrieron las consecuencias. Especialmente en urbanizaciones como el Cohiño, en Barros, o Santa Margarita, en Los Corrales de Buelna, además de toda la zona del Isprón, en San Mateo. “Y ahora que, a quién reclamamos, si llevamos haciéndolo años”, decía Verónica en Barros. Pedro, en Santa Margarita, era uno de los muchos que intentaban limpiar sus garajes, con coches completamente cubiertos de agua y enseres “para tirar, aquí ya no sirve nada de nada”. En San Mateo también pasaron miedo. “Todo sucedió en unos minutos, de repente el agua se echó encima y empezamos a ver subir el nivel por toda la casa”, contaba Arantxa. Y mientras, alcaldes y concejales intentando restañar otras heridas.

El alcalde de Cieza, Agustín Saiz, pidiendo la reparación de la carretera de acceso al valle. Lo mismo que Mercedes Toribio Ruiz en la carretera de acceso a Collado, cortada en un carril y cerrada al paso de vehículos pesados por riesgo a que se venga abajo, debido a los múltiples argayos. O José Antonio González Linares en la carretera entre San Felices de Buelna y Las Caldas de Besaya. Y con todo, otro argayo cortó las vías del tren en Somahoz. Los políticos ya han adelantado que se trabaja en cuantificar los daños y “detallar todos los puntos conflictivos para remediarlo y evitar que se repitan estas inundaciones”, decía Mercedes Toribio Ruiz.

Vídeo
Disponible un vídeo del inicio de las inundaciones, facilitado por una videoaficionada.

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.valledebuelnafm.com/images/0013/130119-inundaciones


El coordinador de Ciudadanos (Cs) Valle de Buelna, Nicolás Campuzano, ha pedido un “reconocimiento público y expreso” a la labor de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de los diferentes servicios que han colaborado para paliar los daños causados por el temporal que ha azotado duramente esta zona de Cantabria.

“La actuación de los cuerpos de emergencias y seguridad en las inundaciones sufridas ha sido excelente”, ha subrayado Campuzano, por lo que “desde Cs consideramos que es justo que los vecinos tengamos la oportunidad de trasladar nuestro agradecimiento tanto a la UME, como a Protección Civil, Policía Municipal, 112 y Guardia Civil por su destacada actuación”.

En su opinión, el desempeño de los efectivos de la UME en todas las ocasiones en las que prestan su servicio a la ciudadanía es “ejemplar”. En el caso concreto de las últimas inundaciones, su trabajo “ha sido fundamental”, según Campuzano, para “restablecer la normalidad” en el Valle, a donde se desplazaron más de 200 efectivos y 53 vehículos para “combatir los efectos del agua”.

“Por todo ello, creemos que es necesario brindar un reconocimiento a una unidad militar que, en los últimos años, ha tenido una importante presencia en el Valle”, ha destacado el coordinador de Cs, que ha recordado cómo en diciembre de 2015 la UME contribuyó a extinguir la oleada de incendios forestales que afectó a los montes de Cantabria.

Los conductores que transitaron ayer por la tarde por la Nacional 611 a la altura de San Mateo se llevaron un buen susto, que se vio recompensado más tarde con una actuación brillante del parque de bomberos de Torrelavega, dejando en perfecto estado una carretera que se vio afectada por un derrame de combustible.

Sobre las 18,00 horas de ayer sábado un camión rompió su depósito de combustible al chocar contra un bordillo en las inmediaciones de la gasolinera de San Mateo. El derrame de una gran cantidad de gasóleo terminó afectando a la antigua carretera nacional, haciendo que los bomberos del parque de Emergencias 112 de Los Corrales movilizaran varios efectivos, aportando una cantidad de absorbente sepiolita con la que se actuó en primera instancia. También había acudido la Policía Local de Los Corrales de Buelna para regular el tráfico y adoptar las medidas oportunas para restituir la carretera a su situación anterior al accidente. Una tarea que resultó más complicada de lo esperado. Mientras se acometían las tareas de retirada del combustible la Policía Local reguló el paso por ese tramo solo por un carril, para evitar posibles accidentes por lo resbaladizo del terreno.

A falta de recursos propios, se contactó con el parque de bomberos de Torrelavega, que acudieron para aportar más sepiolita y extenderla con ayuda de voluntarios de Protección Civil. No quedó ahí su aportación. Tras cumplir su cometido la sepiolita la retiraron, extendieron desengrasante que posteriormente también retiraron con agua a presión, recogiendo con una chupona el sobrante, dejando la carretera en perfecto estado. Un labor que fue aplaudida por todos los integrantes del dispositivo que se desplazó a San Mateo.

Al final de la tarde la Policía Local reabrió la carretera con normalidad.

El Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna decretó a primera hora de la mañana de hoy domingo la urgente evacuación de 11 vecinos del barrio de El Calero, en San Mateo de Buelna, ante el riesgo del desprendimiento de toda una ladera de la montaña, afectada por un argayo de grandes dimensiones que venía preocupando a los técnicos municipales desde la noche del viernes. Las lluvias que arreciaron en la zona la madrugada del sábado al domingo obligaron al gobierno local y al servicio de emergencias del 112 a adoptar como medida de precaución el urgente desalojo de cinco viviendas de ese barrio, las más amenazadas por un posible desprendimiento de tierras. Sobre las 11 de la mañana Protección Civil, Guardia Civil y Policía Local acordonaron la calle que atraviesa el barrio y comenzaron a comunicar a los vecinos la necesidad de abandonar sus viviendas.

Como ya sucedió en Santa Olalla (Molledo) la semana pasada, algunas personas se resistieron en principio a abandonar sus casas, pero la orden era clara y el riesgo evidente. Las grandes grietas abiertas a lo largo de más de 100 metros en la ladera no dejaban lugar a ninguna duda sobre el peligro que suponía una montaña que siguió sufriendo durante todo el domingo una lluvia constante.

Los vecinos afectados se fueron reubicando en casas de amigos y vecinos, una estancia que puede ser larga, porque según informó la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, ha comenzado ya una evaluación del terreno que "llevará tiempo porque queremos estar completamente seguros sobre los riesgos que entraña la situación de ese corrimiento de tierras antes de que se pueda volver al barrio". Lo dijo tras comprobar el estado de esa ladera en compañía del delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga. Explicó que se habían valorado posibles soluciones para encauzar posibles corrientes de agua y controlar en lo posible ese desprendimiento, pero a primera hora del domingo los técnicos decidieron que era imposible adoptar medidas reparadoras.

También se ha desplazado a San Mateo un técnico del Servicio de Aguas de Torrelavega, alertado por vecinos y Guardia Civil ante el hecho de que por la ladera afectada cruza la tubería que parte de la estación depuradora de Los Corrales de Buelna hacia los depósitos que abastecen de agua a la capital del Besaya. En principio no está dañada pero todo dependerá de lo que suceda con el argayo. Los técnicos prefieren "ni imaginarse" lo que supondría que quedara afectada la canalización, dejando sin suministro a Torrelavega y todo el entorno. Por si acaso, ya manejan la desviación de la red de tuberías desde la Depuradora de Los Corrales de Buelna a Torrelavega por el valle.

La alcaldesa explicó que "como ha sucedido hasta ahora la máxima prioridad son los vecinos, y no vamos a esperar ni un minuto más a saber qué pasa con un argayo que supone ya un peligro". Calculan los técnicos que pueden ser unos 3.000 metros cuadrados de terreno inestable en el que se han colocado ya puntales de medición para controlar el avance del corrimiento de tierras.

Los vecinos estaban enfadados tanto como preocupados. No estaban para muchas explicaciones mientras ponían a buen recaudo sus principales pertenencias y cogían lo necesario para pasar al menos unos días fuera de sus casas. La amenaza real del corrimiento del terreno no les dejaba demasiado tranquilos a la hora de dejar el barrio. Javier vive en San Mateo y dejaba clara una preocupación "que no se puede evitar, aunque tal y como están los montes se veía venir, no es la primera vez que sufrimos argayos aquí". También lo decían los vecinos de la plaza del Isprón, mirando el argayo: "siempre nos han dicho que las laderas de San Mateo tienen muchas vías de agua por debajo y esto tenía que terminar pasando".

Desde la Dirección General de Protección Civil y Emergencias el Gobierno de Cantabria, y el 112 se recomienda a todas aquellas personas que vivan en zonas cercanas a laderas que observen el terreno y, ante cualquier desprendimiento o fractura abierta, llamen al 112 para comunicar la situación.

Dos personas han fallecido esta madrugada en la A-67, a la altura de Arenas de Iguña, cuando un camión les ha atropellado en el momento en el que procedían a cambiar una rueda de la furgoneta en la que viajaban.

Según ha informado la Guardia Civil de Tráfico, el accidente se ha producido a las 5.05 horas en sentido Santander, cuando los dos fallecidos sufrieron un pinchazo en la rueda trasera izquierda y se apearon de su furgoneta en el kilómetro 158,6, a la altura de la localidad de Santa Cruz de Iguña, para cambiarla. En ese momento, un camión que venía por detrás rozó la furgoneta y les arrolló. Todo apunta a que al abrir las puertas de la furgoneta éstas taparon las luces y dejaron sin visibilidad el vehículo.

Los dos fallecidos son H.G.C.C., de 38 años, y J.N.L.C., de 23 años., ambos nacidos en Paraguay y que podrían haber llegado a Cantabria procedentes de Ávila.

El dispositivo de emergencias permaneció en el lugar más de tres horas después del trágico accidente, a la espera del levantamiento de los cadáveres y de la retirada del camión siniestrado. Hasta las 9.30 horas el carril derecho de la A-67 permaneció cerrado, desde el kilómetro 158 al 159, en sentido creciente de la circulación hacia Santander.

«Hay días que es mejor no levantarse. Llevamos un año en el tramo de Arenas de Iguña realmente malo», según el alcalde del municipio, Pablo Gómez, que se ha interesado por el siniestro desde que conoció la trágica noticia.

Este verano ya se produjeron dos graves accidentes en la Autovía de la Meseta a la altura de Arenas de Iguña que se saldaron con dos personas fallecidas y cuatro heridas de consideración.

Dos mujeres han resultado heridas en un accidente ocurrido en la mañana del lunes en la Autovía de la Meseta, a la altura del cruce de acceso a Somahoz, cuando circulaban en sentido Reinosa. El coche que conducía una de las ocupantes se salió de la vía y se subió a la bionda, causando daños en la estructura de la furgoneta.

Los bomberos del parque de emergencia de Los Corrales y la Guardia Civil de Tráfico se personaron de forma inmediata en el lugar del accidente regulando el tráfico. Al comprobar el estado de las heridas se llamó a los servicios sanitarios, trasladando a las dos mujeres al Hospital de Sierrallana, sin que corriera peligro su vida.

Los bomberos tuvieron que desmontar la puerta de la conductora para poder extraer a las dos ocupantes, una abuela y su nieta, menor de edad, que se recuperan en el hospital de Torrelavega.

Foto facilitada por el 112.

(Nota de prensa remitida por la Oficina de Comunicación del Servicio de Emergencias 112 Cantabria, sobre el accidente de tráfico ocurrido cerca de las 16,30 h de esta tarde a pocos metros de la entrada al túnel de Las Caldas, sentido hacia Torrelavega).

Santander - 29.02.2016

Dos heridos en un accidente en la A-67 a la altura de Los Corrales de Buelna

Se han visto implicados una furgoneta y un turismo

Los conductores de un turismo y una furgoneta han resultado heridos esta tarde al colisionar en la A-67, a la altura de Los Corrales de Buelna. En el accidente se ha producido, concretamente, en el punto kilométrico 171, en las inmediaciones de la subida a Riocorvo.
Por causas que se desconocen, el conductor de la furgoneta, un varón, ha perdido el control del vehículo y ha impactado contra el turismo, que conducía una mujer, provocando que este último diera tres vueltas de campana. La joven, tras un primer examen in situ, presenta herida en la cabeza y conmoción. El impacto ha causado al hombre fractura de brazo, a la espera ambos de diagnóstico hospitalario. Los dos han sido trasladados en una ambulancia convencional y en otra medicalizada hasta el hospital de Sierrallana (Torrelavega).
Tras recibir el aviso del incidente, el Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha movilizado hasta el lugar a bomberos del servicio, pertenecientes al parque de Los Corrales de Buelna, a la Guardia Civil, el 061 y personal de mantenimiento de carreteras.
Los bomberos del 112 han extraído del vehículo siniestrado al hombre en un tablero espinal, para ponerlo a disposición de los sanitarios del Servicio Cántabro de Salud desplazados al lugar. La mujer, pese a la aparatosidad del golpe ha podido abandonar el turismo por sus propios medios.
Posteriormente estos, junto con personal de mantenimiento de carreteras han realizado labores de limpieza de la vía, eliminando vertidos de ambos vehículos, para garantizar la seguridad del resto de conductores.
 

El incendio de un pajar en Tarriba, San Felices de Buelna, le ha costado la vida a dos vacas y ha acabado con más de 30 rollos de hierba de Miguel Ángel Quevedo, propietario de un caserío "salvado" por la llamada de un vecino al 112 y la intervención de los bomberos del parque de emergencia de Los Corrales de Buelna. Una desgracia en la que "aunque cuesta verlo ahora, hemos tenido suerte, porque el fuego podía haberse extendido al resto del caserío y haber matado a las otras seis vacas que tengo", reconocía Quevedo, acompañado desde primera hora de la mañana por su hijo y amigos. No hubo daños personales porque el fuego se inició de madrugada en un caserío que se utiliza para guardar ganado y hierba, como otros tantos en una zona apartada del pueblo, en la carretera hacia el cementerio y la cueva Hornos de la Peña.

Mientras Quevedo comprobaba los daños, los bomberos continuaban con su labor de extinción. Seis horas después de su primera intervención seguían saliendo llamas de un pajar en el que había que echar mucha imaginación para reconocer los cuerpos totalmente calcinados de las dos vacas.

Sobre las seis de la mañana un vecino atisbó el humo que salía del pajar y avisó al 112. Fue el primer golpe de suerte, porque el casería está muy alejado del pueblo y las nieblas de la mañana podían haberse confundido perfectamente con el humo. Poco después llegaban los bomberos y por el estado avanzado del fuego estimaron que el pajar llevaba al menos dos horas ardiendo. Las vacas estaban ya calcinadas y era imposible salvar los rollos de hierba que se encontraban en el pajar o el techo de madera de las dos plantas de ese edificio, pero si se podía mantener el resto. La primera intervención fue extender un manto de espuma para estabilizar el incendio y después actuar con agua para ir sofocando la fuerza de las llamas. En un primer análisis de las posibles causas se maneja ya un cortocircuito en el cuadro eléctrico de la puerta al pajar como origen del fuego.

La intervención de los bomberos permitió salvar las otras dos estructuras del caserío, otro golpe de suerte porque en ellas se guardan más rollos de hierba, necesarios para las otras seis vacas que tiene Miguel Ángel Quevedo aún en el monten. "Una suerte que no las hayamos guardado aún porque íbamos a hacerlo la semana pasada por el aviso del frío, pero no pudimos y eso las ha salvado". Son tudancas, como una de las muertas por el incendio. La otra era cruzada, "una vaca con la que me había encariñado porque desde pequeña la dio biberón y me seguía como una oveja". Las dos eran especialmente buenas, hasta el punto que habían bajado ellas solas a la cuadra, como contaba Miguel Ángel, el miércoles en concreto, le decía un amigo que con él estaba. La pena es que eso ha provocado su muerte.

Ahora a esperar, "ya veremos cómo me planteo esto, si lo restauro o qué", reconocía desanimado Quevedo, mientras las llamas y el humo continuaban saliendo por el tejado del pajar.

(Nota de prensa remitida por la Oficina de Comunicación del Servicio Emergencias 112 Cantabria)

Santander - 23.01.2017

Bomberos del 112 trabajan en la extinción de un incendio en un pajar en San Felices de Buelna

Han muerto dos vacas y se han visto afectados alrededor de 25 rollos de hierba, aunque no hay que lamentar daños personales

Bomberos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria trabajan desde primera hora de esta mañana en la extinción de un incendio declarado en un pajar ubicado en el barrio Tarriba de San Felices de Buelna. Han muerto dos vacas y se han visto afectados alrededor de 25 rollos de hierba, pero no hay que lamentar daños personales.

El incidente se ha producido en una edificación aislada utilizada para almacenar pastos y como refugio de los dos animales que han fallecido. Está construida con bloques de hormigón y cubierta de madera, y en su interior cuenta con dos alturas.

Ha sido un vecino de la zona el que ha dado aviso del incidente al Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria minutos después de las 06:00 horas, aunque se estima que el incendio pudiera llevar activo desde horas antes. Hasta el lugar se ha desplazado para atender el suceso a bomberos del propio servicio, pertenecientes al parque de Los Corrales de Buelna.

A su llegada los efectivos del 112 se han encontrado con un incendio completamente desarrollado, que ya había colapsado la cubierta de la construcción. En un primer momento, han bajado la carga de fuego con un colchón de espuma, para posteriormente continuar atacando las llamas con agua.

A estas horas (10,00 h.) el incendio está controlado y se está extrayendo la hierba del interior para completar la extinción, que se estima se extenderá unas tres horas más. Los trabajos están siendo complejos dadas las características confinadas de la edificación.

Los bomberos del parque de emergencias de Los Corrales de Buelna sofocaron en la noche del jueves al viernes un incendio en una vivienda desocupada en el barrio de la Aldea de la localidad, sin que se registrara ningún daño personal. La actuación más destacada le correspondió al personal del 061 trasladado hasta el lugar, que tuvo que asistir a un perro afectado por el humo de ese incendio, colocándole una mascarilla de oxígeno para niño. Al final se recuperó y pudo ser trasladado a un centro veterinario de urgencia.

Sobre las 10 de la noche del jueves se inició un fuego en un bloque de tres viviendas de la calle Almirante Pero Niño, una de ellas habitada y las otras dos desocupadas. Con dos alturas el fuego se localizó en una de las estancias deshabitadas de la planta baja. Hasta el lugar llegaron varias patrullas de la Guardia Civil, bomberos del parque de Los Corrales de Buelna y el 061. Cuando llegaron los bomberos apenas quedaban llamas, con lo que procedieron a  refrigerar la estructura, ventilar la vivienda y comprobar que no había nadie dentro afectado por el incendio. También mantuvieron un retén para comprobar que no quedaba ninguna punta caliente.

Según los vecinos de la zona sí se vieron afectados varios perros que estaban en ese bloque, asegurando que uno de ellos tuvo que saltar desde el piso alto al suelo asustado por las llamas. Al menos uno de los perros estaba afectado por el humo, con lo que el personal del 061 le coloco una mascarilla de oxígeno de niño, recuperando al animal para trasladarle posteriormente a un servicio veterinario.

Tras la nieve y el agua caída en las últimas horas, ahora la preocupación se centra en el estado de los ríos y en laderas afectadas por las corrientes internas, como la del monte Orza a la altura de San Mateo. Un argayo ha caído sobre la protección lateral de la Autovía de la Meseta en sentido Reinosa, sin llegar la tierra a la calzada. De todas formas Mantenimiento de Carreteras ralentiza el paso por eso punto porque el agua que cae del monte atraviesa esa vía, lo que obliga a pasar con precaución.

El río Besaya ya está cerca de desbordarse en su tramo de Arenas a Los Corrales de Buelna. El aparcamiento del puente de San Andrés está anegado ya, como el carril bice entre Barros y Las Caldas, precintado por la Policía Local. Como es habitual, el Mortera se ha desbordado en Barros y las mieses empiezan a parecerse más a grandes lagunas.

Por su parte bomberos y Protección Civil siguen trabajando en el achique de varios aparcamientos completamente anegados a lo largo de Los Corrales de Buelna. También se ha avisado al 112 por la presencia de dos perros de caza a la altura de Barros en la Autovía de la Meseta, en sentido Torrelavega. Y anoche se tuvo que retirar una gran rama que había caído en la carretera que atraviesa Molledo. También una rama ha cortado el paso en un carril de la carretera que une Arenas con San Vicente de León.

A lo largo de la tarde los bomberos del parque del Servicio de Emergencias del 112 en Los Corrales está procediendo a achicar agua en la zona sur del IES Estelas de Cantabria, en San Mateo.

A última hora el Besaya amenaza con cubrir la Nacional 611 entre Barros y el túnel de Las Caldas.

En Santiago de Cartes, la cantidad de agua caída en las últimas horas ha sido el detonante del derrumbe de un edificio deshabitado junto a la plaza del Gallo sin que se hayan producido daños personales. Los cascotes han dañado una finca colindante. El Ayuntamiento ha anunciado que se derribará por completo una casa que ya contaba con un requerimiento de conservación.