Las Fuerzas Armadas colaborarán este año con la Asociación Guerras Cántabras para alojar a distintos grupos de recreación histórica invitados a la próxima edición de la fiesta que se celebrará en Los Corrales de Buelna del 29 de agosto al 7 de septiembre. El Ministerio de Defensa, el Ayuntamiento y la asociación han firmado un acuerdo de colaboración por el que el Ejército prestará 40 literas de campaña, 80 camas en total, que permitirán acoger a miembros de otras fiestas de recreación histórica que llegarán desde Asturias, Lugo, Murcia o La Rioja.

Del Val agradeció la buena predisposición de las Fuerzas Armadas a colaborar con la fiesta facilitando su equipo de campaña sin ninguna contraprestación. También tuvo palabras para el Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, que cederá el pabellón cubierto del colegio público José María Pereda para albergar hasta 80 invitados de fiestas como la de Arde Lucus, en Lugo, la Semana Santa de Calahorra o Cartagineses y Romanos de Cartagena.

Una invitación que se podrá extender a más personas, abaratando el principal coste para la asociación, el alojamiento. Del Val dijo que la medida entra dentro de los planes de ajuste presupuestario de la organización de Guerras Cántabras, que se complementarán con la instalación de un comedor independiente en el campamento para todos esos invitados, que se atenderá con el servicio de bar que este año montará la asociación con socios parados con experiencia en la hostelería.

El presidente de la asociación, Óscar del Val, aprovechó el anuncio de ese acuerdo para adelantar el nombre del pregonero de la próxima edición de la Fiesta de Interés Turístico Nacional de Guerras Cántabras, Jesús Torres Martínez, doctor en Prehistoria y Arqueología. Y anunció que esta semana se firmarán los contratos con tres personas desempleadas que, como en los dos años anteriores, se encargarán del montaje de las grandes estructuras de la fiesta corraliega gracias a un convenio con el Servicio Cántabro de Empleo.

Sobre el pregonero, Óscar del Val incidió en que es profesor de la Universidad Complutense de Madrid y director del proyecto de investigación arqueológica en el Monte Bernorio y de Estudios Prerromanos y de la Antigüedad en Cantabria. Un estudioso que conoce perfectamente la fiesta de Los Corrales ya que el año pasado participó en el ciclo de conferencia que organiza la Asociación Guerras Cántabras. Entonces Torres Martínez pronunció una charla que versó sobre Los montañeses de la Edad de Hierro, su cultura guerrera y su armamento.

Recreación de la invasión romana contra los cántabros en Los Corrales de Buelna.

La décimo cuarta edición de las Guerras Cántabras de Los Corrales de Buelna, Fiesta de Interés Turístico Nacional prepara muchas novedades para su segundo y último fin de semana. Este viernes se inaugurará un gran mercado de época, coincidiendo con una jornada en la que el protagonismo principal pasa a manos cántabras. El sábado serán los romanos los que tomen las riendas de la historia y eso se aprovechará para el estreno de una nueva representación teatral, esta vez cómica, centrada en la vida cotidiana de Roma. Y el domingo se repartirá entre una mañana de reparto gratuito de miles de raciones de comida y bebida para todos cuantos se acerquen a Los Corrales de Buelna y una tarde en la que 2.000 personas ataviadas de época tomarán la vía principal de la localidad en el Gran Desfile General de Tropas y Legiones.

Todo ello tras una semana en la que historiadores y arqueólogos han pronunciado varias conferencias centradas principalmente en el bimilenario de la muerte de César Augusto y los más jóvenes han participado en distintos talleres, todo ello en el propio campamento festero. Hoy jueves los jóvenes podrán participar en la recreación de un hallazgo arqueológico y los pasos a dar para su estudio, a partir de las cinco de la tarde, junto al Templo de Jano. Y a las ocho y media de la tarde Jesús Torres Martínez, doctor en Prehistoria y Arqueología, hablará en la Carpa de Protocolo sobre 'La vida cotidiana de los cántabros antes y después de Augusto'. Una conferencia muy esperada ya que Jesús Torres fue el pregonero de este año al inicio de la fiesta y su conferencia dejó a los presentes con ganas de más.

Mientras, continúan los ensayos de preparación del último fin de semana repleto de actos que se convierten en pequeñas obras de teatro, con participación de decenas de festeros, recreando la conquista de Cantabria a manos del Imperio Romano, todos ellos dirigidos por Anabel Díez y Carlos Troyano.

Los mismos que se preparan para retomar la actividad mañana viernes, con protagonismo especial para los cántabros, que se rebelan por segunda vez contra el Imperio, regresando a su tierra, unidos para una nueva guerra contra Roma. El sábado, serán los romanos los que reúnan su Senado para dar respuesta al nuevo levantamiento de los rebeldes cántabros. El legendario Marco Vipsanio Agripa dará respuesta militar al líder Corocotta. Y el domingo, el Gran Desfile de Tropas y Legiones, con más de 2.000 personas ataviadas con ropas y armamentos de época. Además, continúan abierto el Tabernaculum Aguecan, junto al campamento, y también muy cerca, la apertura, este viernes del Macellum, mercado de época que este año se abre en el cruce entre la calle Galicia y Los Pedriscos con más de 60 puestos.

Fotos y vídeos

http://www.valledebuelnafm.com/index.php/fotos

http://www.valledebuelnafm.com/index.php/videos

Senadores y jefes de tribus, pitonisas y sacerdotisas, diosas y caudillos de las Guerras Cántabras tomaron el protagonismo ayer domingo en Los Corrales de Buelna, en una versión reducida en edad pero con la misma calidad que todas las representaciones que se viven desde el pasado viernes en la Fiesta de Interés Turístico Internacional que recrea la conquista de Cantabria a manos del Imperio romano. El primer domingo festivo dejó en manos de los jóvenes integrantes de la Asociación Guerras Cántabras (cerca de 500 según el último censo) el mando de las operaciones en una jornada que terminó con el mal trago de una tormenta que obligó a suspender los actos previstos para el cierre del primer fin de semana.

Antes, más de 200 chicos y chicas, perfectamente equipados, desfilaron al son de tambores y gaitas por las calles de Los Corrales de Buelna, llenas de visitantes entregados a los jóvenes protagonistas, para subir después a escena y demostrar que son tan grandes actores como sus mayores. César Augusto, Corocotta, Agripa o Virón, Silenia y Drusila o las diosas Cantabria y Minerva encandilaron a las cientos de personas que llenaron las gradas del Circo Máximo para disfrutar de un particular Senado Romano o Consejo de Tribus Cántabras.

Especial mención tuvieron también los nuevos componentes de la Asociación Guerras Cántabras, porque se aprovechó ese Circo Máximo para la entrega de las medallas a los miembros recién incorporados al colectivo. Cerca de una veintena de jóvenes, algunos nacidos este mismo año, que se incorporan en 2019 a la fiesta, garantizando un futuro prometedor.

La décimo novena edición de la fiesta Guerras Cántabras de Los Corrales de Buelna entra así en una semana en la que historiadoras y arqueólogas pronunciarán conferencias sobre esa etapa  histórica en el salón de plenos de un Ayuntamiento vestido para la ocasión, junto al nuevo campamento festero, de lunes a jueves a las ocho de la tarde. Un año en el que se da protagonismo especial a las mujeres que trabajan a diario por recuperar la historia. Este lunes será Margarita Torrione, catedrática de Historia y Civilización Hispánicas en la Universidad de Saboya (Francia), la que hable sobre el Proyecto Dessobriga (Osorno). Ciudad Vaccea.

También habrá cada día talleres para los más jóvenes, festeros o invitados, que se centrarán en actividades propias de la época que recrea la fiesta. Serán a las cinco de la tarde en la Carpa de Protocolo del campamento y comenzarán hoy lunes con la fabricación de lanzas de papel.

Las Guerras Cántabras se pasan al formato pequeño, vistiendo sus personajes principales con marionetas que se presentarán ante el gran público este domingo en el Teatro Municipal de Los Corrales de Buelna por la compañía Anabel Díez Teatro. Los Guiñoles Cantabrorum fue una iniciativa de aficionados a la escena que se mostró a modo de prueba durante la última edición de la Fiesta de Interés Turístico Nacional de las Guerras Cántabras, aprovechando el marco de esa celebración. Gustó mucho, hubo que repetir actuaciones y desde entonces se ha ido madurando hasta su estreno este domingo. Se ha incluido en la campaña Itinerarte y la puesta en escena tendrá lugar a las seis de la tarde, para que toda la familia pueda disfrutar de una obra de teatro infantil muy entretenida, pensada en todos los públicos, como aseguraba ayer la directora, Anabel Díez.

Narra las aventuras de Corocotta, Selenia, Augusto y Antistio junto a la Diosa Cantabria, Minerva y Lug, enzarzados en un divertido texto del escritor Carlos Troyano, que da forma a un espectáculo con música, actores, muñecos de guiñol y sorpresas. Una obra cómica que aborda la relación entre los grandes guerreros romanos y cántabros con sus respectivos dioses, mezclándolos sobre el pequeño escenario de un gran guiñol en el que destacan los magníficos muñecos que dan vida a las leyendas de las Guerras Cántabras.

Mas detalles en la nota de agenda disponible en este enlace.

El Teatro Municipal de Los Corrales de Buelna acogerá el próximo jueves, desde las ocho y media de la tarde, la presentación oficial de la décimo cuarta edición de la Fiestas de Interés Turístico Nacional de Guerras Cántabras, momento elegido para pronunciar el pregón de inicio de la celebración histórica, a cargo este año de Jesús Torres Martínez, doctor en Prehistoria y Arqueología. La fiesta presenta sus credenciales después del último viaje realizado por los festeros fuera de Cantabria, este fin de semana para participar en la fiesta de Astures y Romanos de Carabanzo (Asturias).

El acto de presentación comenzará este jueves con la entregará del premio a la ganadora del concurso de elección del cartel anunciador de esta edición, la reinosana Verónica Fernández García. Habrá un recuerdo especial para los festeros que fallecieron en el último año y, como novedad, la presentación del programa festivo sobre imágenes de los últimos años proyectadas en la gran pantalla del Teatro Municipal.

El breve acto concluirá con el turno de las intervenciones oficiales que cerrará el presidente de la Asociación Guerras Cántabras, Óscar del Val.

El acto viene precedido por la última salida de la Asociación Guerras Cántabras previa a la fiesta corraliega. Fue este fin de semana a la localidad asturiana de Carabanzo. Allí estuvieron más de medio centenar de cántabros, participando en la fiesta de Astures y Romanos. A la vuelta, los invitados se convertirán en anfitriones para recibir a muchos grupos de recreación histórica de toda la geografía nacional que acamparán estos días en Los Corrales de Buelna.

Y todo ello mientras se dan los primeros pasos de preparación de lo que será el campamento festero, que se instala ya junto a la calle Galicia, en el acceso al municipio por la entrada sur de la Autovía de la Meseta. Precisamente será el viernes cuando los festeros comiencen a montar sus cabañas y tribus, después de unos días dedicados al montaje de las estructuras comunes.

Del 29 de agosto al 7 de septiembre Los Corrales de Buelna volverá a ser escenario de una fiesta de recreación histórica que contará con la participación de cerca de 1.500 festeros entre romanos y cántabros. Un pueblo que ha iniciado la marcha atrás de su reloj, hasta regresar al principio de nuestra era, incluso unos años antes, al 29 antes de Jesucristo.

Los tendales muestran ya las primeras ropas de época, aireándose ante la próxima contienda, y los que en unos días se vestirán de cántabros y romanos se miran ya de reojo, preparados para la lucha inminente, mientras muchos dejan crecer ya sus barbas y pelo. Preparados todos para una edición con nuevos actos, personajes, más espectacular y pensada para un mayor disfrute de los visitantes. Tribus y legiones renovarán el sábado su compromiso con la recreación histórica de uno de los capítulos más apasionante de la conquista del mundo a manos de Roma, la guerra contra los cántabros.

La fiesta de Guerras Cántabras de Los Corrales de Buelna celebra este verano su mayoría de edad volviendo a casa. Como el hijo pródigo regresa al lugar en el que se asentó por primera vez y en el que creció como celebración, el parque Mazarrasa, más cercano al centro de la localidad, más amplio y, sobre todo, con mucha impronta en los festeros que aún quedan entre los pioneros de la fiesta. Un año en el que además se conmemoran los diez años de la declaración de la celebración como Fiesta de Interés Turístico Nacional, algo que se reflejará en un cupón de la ONCE que se repartirá el domingo 3 de septiembre, según explicó ayer en Asamblea General Ordinaria de la Asociación Guerras Cántabras su presidente, Óscar del Val.

El cambio de ubicación se debe a un acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y el actual propietario de la finca, Tomás Pérez Mora, al que la alcaldesa, Josefina González, ha agradecido las facilidades puestas para alcanzar ese acuerdo. La alcaldesa explicó que el convenio tiene una duración de cinco años prorrogable por otros cinco "y en principio sin ningún coste para las arcas municipales".

Asociación y Ayuntamiento han coincidido en calificar el acuerdo como un "gran logro" para la fiesta y para el municipio.

Óscar del Val incidió en que "ha sido nuestro objetivo desde que asumimos la presidencia de la fiesta". Lo dijo para explicar que ocasionará algunos inconvenientes este año, como replantear la situación de todas las infraestructuras que acumula ya la fiesta, cerca de 50 elementos entre cabañas, tiendas romanas, cenadores, el templo de Jano o escenarios. También se renovará el cerramiento de la finca, aprovechando el actual para el poblado cántabro y construyendo una nueva empalizada para el campamento romano. Pero son muchas más las ventajas, apuntó. En primer lugar las emotivas, el sentimiento general de los más de 1.500 festeros de que es el lugar en el que debe levantarse el campamento, donde realmente la idea se hizo grande hasta multiplicar por cinco los primeros integrantes del colectivo y donde se fraguó el crecimiento exponencial a nivel nacional de la fiesta. Pero también permitirá aprovechar un marco más propicio para la potenciación del campamento, un parque temático de la época de la conquista de Cantabria por Roma. Y sobre todo, establecer las bases para que la instalación cada año de toda esa infraestructura sea más cómoda y ágil.

Para los visitantes también supondrá mejoras. El lugar es más céntrico, el Circo Máximo (que se levantará en la misma finca que el año pasado) estará junto al campamento, tan solo habrá que cruzar la calle Numancia. Y la finca que sirvió en las últimas ediciones para levantar tiendas y cabañas se aprovechará como aparcamiento, unos 10.000 metros cuadrados que permitirán el estacionamiento de unos 500 vehículos para festeros y visitantes.

Incluso el mercado de época se instalará junto a ese campamento, en lo que es hoy el aparcamiento del Ayuntamiento. Una Casona que por la proximidad al parque Mazarrasa albergará las conferencias históricas que se programarán entre los dos fines de semana festivos, el último de agosto y el primero de septiembre.

Por lo demás, Óscar del Val explicó que la situación de los dos bandos será la misma que en la primera etapa del campamento en ese parque. Los romanos ocuparán la parte de la finca próxima a la Avenida Cantabria y los romanos de la de la calle Numancia.

El Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna y Amica se han unido para la elaboración de muñecos que representan muchas de las tribus y legiones que integran la Fiesta de Interés Turístico Nacional de Guerras Cántabras que se celebrará en la localidad a partir de este viernes. Desde este jueves el Teatro Municipal acoge una exposición en la que se pueden ver los distintos modelos confeccionados durante el último año en un taller de formación de personas discapacitadas que tiene como objetivo final crear puestos de trabajo en un colectivo con dificultades serias a la hora de acceder al mercado laboral.

Así lo explicaron tanto la alcaldesa, Mercedes Toribio Ruiz, como el responsable de Amica, Tomás Castillo, presentes en la presentación de una exposición que se podrá ver cada día de cinco de la tarde a nueve de la noche en el vestíbulo del Teatro Municipal.

No se podrán comprar inmediatamente, pero si habrá una persona que apunte los pedidos para su entrega en unos tres meses, antes de la Navidad. El coste por muñeco es de 35 euros y la familia completa, la representación de dos adultos y un niño, 90 euros.

Si la demanda es la que se prevé, se pondrá en marcha un taller de confección en serie de esos muñecos que podría dar trabajo a una decena de personas, según explicó Tomás Castillo.

Junto a Toribio explicaron que la exposición es el resultado de un año de colaboración en el que se ha formado a 12 personas discapacitadas, muchas de ellas de Los Corrales de Buelna, en el taller de confección de Amica. La alcaldesa incidió en que "la exposición es el primer paso para continuar con ese proyecto de generación de empleo". Señaló que "desde el primer momentos supimos que la fiesta tenía que ser, además de un recurso turístico, un motor dinamizador de la economía local". Y tras muchas consultas se optó por un proyecto que todos esperan dé muy buenos resultados.

La alcaldesa destacó la colaboración con la Asociación Guerras Cántabras y la buena calidad de los muñecos.

Por su parte Tomás Castillo afirmó que "es una apuesta significativa" y explicó que los muñecos son más que un juguete un elemento de regalo, decorativo, un "buen recordatorio de las Guerras Cántabras". Aseguró que si la demanda es la esperada se trabajará sobre todo de cara a la siguiente edición de la fiesta corraliega, para llevar muñecos para vender en los establecimientos de Los Corrales de Buelna directamente.

Cantabria ya tiene su primera Fiesta de Interés Turístico Internacional, la recreación de las Guerras Cántabras que se celebra desde hace 18 años en Los Corrales de Buelna a finales del mes de agosto. Una noticia que se recibió entre los más de un millar de componentes del colectivo organizador con "orgullo", como destacó el presidente de la Asociación Guerras Cántabras, Óscar del Val.

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la Secretaría de Estado de Turismo, comunicó al propio Del Val, sobre las 11 de la mañana, la decisión. Media hora más tarde el propio delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría, se lo trasladaba a la alcaldesa en funciones, Josefina González. Echevarría explicó que el pasado 31 de mayo la Secretaría de Estado de Turismo firmó la resolución favorable para otorgar ese título honorífico, elevando la categoría que ya tenía desde hace una década, como Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Óscar del Val declaró con emoción que "hoy hemos recibido esta esperada noticia, una buenísima noticia que recompensa el trabajo hecho desde la asociación para que hoy podamos recoger el fruto". En primer lugar agradeció al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna "su apoyo desde el principio" y también al Gobierno regional su informe favorable remitido al Gobierno nacional, así como su implicación con la fiesta. Pero puso especial énfasis en agradecer "el esfuerzo de todos los festeros, los auténticos protagonistas de la fuerza que tiene esta fiesta, algo que comprobamos allá donde vamos y por las miles de personas que nos visitan". El presidente de Aguecan afirmó que "es un trabajo y un logro de todos, es un momento para sentirnos más orgullosos si cabe de lo que somos y lo que hacemos".

También incidió en que ese orgullo también radica en ser la primera fiesta con esa categoría en Cantabria y "por lo rápido que se nos ha concedido, a una fiesta joven que sin embargo ha demostrado su calidad, reforzada con este reconocimiento, que, sin duda, dará más prestigio a la fiesta, al municipio y a Cantabria".

Terminó animando a todos cuantos conozcan la noticia a comprobar su calidad en la próxima edición, del 23 de agosto al 1 de septiembre. Una edición que tendrá que remodelar el cartel anunciador, recientemente elegido, añadiendo la nueva calificación.

Por su parte, la alcaldesa en funciones coincidió en hablar de una "muy buena noticia, que llega después de un intenso trabajo de la directiva y de este Ayuntamiento". Incidió en la unión de todo un pueblo "en un esfuerzo común de todos los festeros que hoy se ha visto de nuevo recompensado" y se congratuló del apoyo que la fiesta ha recibido del Consistorio y del Gobierno regional.

Eduardo Echevarría calificó la noticia como "excelente" para ayudar a promocionar Cantabria y Los Corrales de Buelna "fuera de nuestras fronteras". Ha mostrado su "alegría" y ha trasladado su felicitación a Josefina González y a la Asociación Guerras Cántabras.

Destacó el "trabajo y el empeño" con el que los vecinos y organizadores han sacado adelante durante los últimos 18 años las Guerras Cántabras y les ha animado "a continuar trabajando para que este año, en el que se celebrará la XIX edición, estas fiestas muestren por qué han sido merecedoras de tan alta distinción".

Por último, Echevarría informó de que la resolución por la que se declara Fiesta de Interés Turístico Internacional las 'Guerras Cántabras' también ha sido remitida por el subdirector general de Desarrollo y Sostenibilidad Turística, Rubén López Pulido, tanto a la alcaldesa de Los Corrales de Buelna como al consejero de Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, y la Asociación Guerras Cántabras.

El César ha reclamado la incorporación de nuevas huestes al bando romano para el próximo enfrentamiento que tendrá lugar contra los cántabros en tierras de Los Corrales de Buelna el próximo año. La ya de por sí menor presencia de legionarios que de guerreros locales se ha hecho más patente en la última batalla con la baja de la IV Cohorte de Tracia, con lo que el Imperio ha hecho un llamamiento para cubrir esa baja. Así las cosas, la Asociación Guerras Cántabras ha abierto las puertas a la incorporación de un grupo de personas para participar en la fiesta como legión romana. Es la primera vez en más de una década que se abre la puerta a la incorporación de un colectivo de personas, con lo que las expectativas son altas. La última vez fue en 2004, cuando se sumaron la décimo tercera tribu cántabra y la también décimo tercera legión romana. La falta de componentes en la IV Cohorte de Tracia llevó a este grupo a no participar en la pasada edición de la fiesta, lo que conlleva la apertura de un proceso para que un conjunto de personas ocupen ese lugar, respetando el nombre de la legión y las condiciones de integración en la Asociación Guerras Cántabras, como explicó el presidente del colectivo, Óscar del Val.

En la última reunión de tribus y legiones, ante la posibilidad de que hubiera grupos que este año no participaran, se acordó el que no montar la cabaña o tienda implicaría dejar la plaza vacante como grupo, y así sucedió con una legión. "Lo que queremos ahora es animar a la gente a formar una legión, comunicando su interés por correo ordinario o electrónico a la dirección de la asociación, informando sobre el número de adultos y niños que integrarían ese colectivo", dijo el presidente. También explicó que, entre las propuestas que se reciban, será la comisión de jefes de tribus y legiones la que decida.

"A partir de ahí, el que quiera presentarse tiene las puertas abiertas", señaló.

Otra cosa será las negociaciones que se establezcan después entre el colectivo entrante y el saliente sobre el patrimonio acumulado por la IV Cohorte de Tracia en sus años de permanencia en la Asociación, desde tienda a mobiliario o vestimenta y armas.

En la actualidad son 1.400 los miembros de la sociedad organizadora, 500 de ellos niños, según el último sondeo realizado el año pasado por la dirección.

La décimo cuarta edición de la fiesta Guerras Cántabras entra en una nueva semana en la que historiadores y arqueólogos pronunciarán conferencias centradas este año en la conmemoración del bimilenario de la muerte de César Augusto. También habrá cada día talleres para los más jóvenes, festeros o invitados, que se centrarán en actividades propias de la época que recrea la fiesta: desde artesanía tradicional a arqueología o entrenamiento militar. Mientras, la Asociación Guerras Cántabras, organizadora del evento, ha hecho público el balance "más que positivo" del primer fin de semana, en el que han visitado Los Corrales de Buelna entre 20.000 y 25.000 personas, se estrenaron nuevos actos y se comprobó que la juventud está más que preparada para tomar las riendas de la Fiesta de Interés Turístico Nacional de Los Corrales de Buelna.

De lunes a jueves la Carpa de Protocolo, instalada en el campamento de las Guerras Cántabras, acogerá cuatro ponencias que tienen como lema común la conmemoración del bimilenario de la muerte de César Augusto, todas ellas a partir de las ocho y media de la tarde. Carolina Cortés Bárcena, profesora tutora de la UNED en Cantabria y Profesora Asociada de la Universidad de Oviedo, abrirá el ciclo este lunes con una ponencia sobre La figura de Augusto, primer emperador de Roma.

El miércoles María Luisa Ramos Sainz, profesora titular de Arqueología de la Universidad de Cantabria y directora de documentales de temática histórica, hablará sobre La vida cotidiana en las termas romanas en época de Augusto. Y el jueves será Jesús F. Torres Martínez, Doctor en Prehistoria y Arqueología. Profesor de la Universidad Complutense de Madrid y Presidente del IMBEAC (Instituto Monte Bernorio de Estudios de la Antigüedad del Cantábrico) el que hable sobre La Vida cotidiana de los cántabros antes y después de Augusto. Además, Rafael Bolado del Castillo, Arqueólogo doctorando de la Universidad de Cantabria, y la doctora Miriam Cubas Morera, Arqueóloga de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, compartirán la charla Tras las huellas materiales de las creencias de los Cántabros el martes también en la Carpa de Protocolo.

En la misma carpa cada día se ofrecerá a niños de cinco a 14 años distintos talleres, siempre de cinco a ocho de la tarde. El número estimado de plazas, según la participación de los últimos años, será de unos 70 niños en dos turnos.

El lunes el taller será sobre artesanía tradicional: cestería y el trabajo del mimbre; el martes de arqueología: amuletos de la Edad Antigua; el miércoles habrá talleres militares cántabros y romanos: tácticas y técnicas; y el jueves un taller práctico de arqueología.

Y así se prepara el último fin de semana, repleto como el primero de actos. El próximo viernes tomarán el protagonismo los cántabros, una vez se inaugure el Macellum, mercado de época, junto al campamento festero. El sábado, serán los romanos los que reúnan su senado para dar respuesta al nuevo levantamiento de los rebeldes cántabros. El legendario Marco Vipsanio Agripa dará respuesta militar al líder Corocotta. Y el domingo, el Gran Desfile de Tropas y Legiones, con más de 2.000 personas ataviadas con ropas y armamentos de época.

Fotos y vídeos

http://www.valledebuelnafm.com/index.php/fotos

http://www.valledebuelnafm.com/index.php/videos

Los Corrales de Buelna vela armas ante el inminente inicio de las Guerras Cántabras, Fiesta de Interés Turístico Nacional que este año piensa más si cabe en los jóvenes festeros y en el visitante, con más plazas para seguir sentado las escenificaciones, una gran zona común de comida y bebida e incluso más elementos de venta para que nadie se vaya sin un recuerdo. Eso sí, previo cambio de euros por ases romanos, la moneda que estará en vigor durante los diez días de fiesta.

Cerca de 1.500 personas, integrantes todos de la Asociación de Guerras Cántabras, preparan ya sus vestimentas, sus complementos y armas para el inicio de la fiesta de recreación histórica más importante de Cantabria y una de las más significativas de todo el Norte de España, declarada en 2008 de Interés Turístico Nacional. Todos. Los integrantes de las 26 tribus, legiones y formaciones religiosas y civiles romanas, se concentrarán desde las ocho de la noche de mañana viernes en el Circo Máximo, instalado junto al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, muy cerca del gran campamento cántabro-romano, una de las grandes atracciones de la fiesta. El mayor parque de recreación histórica de todo el Norte español se ha levantado este año junto a la calle Galicia, la que une la entrada a Los Corrales de Buelna por Somahoz desde la A-67 con el casco urbano.

Hasta el 7 de septiembre, Los Corrales de Buelna se volcará con la historia, algo que ya se puede ver en los comercios, incluso en las largas barbas de los participantes y el trasiego constante de cuantos ultiman los preparativos del inicio de las celebraciones, marcadas este año por importantes novedades, especialmente la participación de los jóvenes festeros. Anabel Diez, asesora artística, y Joaquín de Diego, asesor histórico, también ultiman los ensayos de lo que serán, a lo largo de 10 días, más de 50 representaciones escénicas al más alto nivel, todas protagonizadas por vecinos que dejan de lado unos días sus quehaceres habituales para convertirse en actores.

En la noche del viernes, tras la concentración de tribus y legiones, prevista a las ocho de la noche, en un Circo Máximo con gradas habilitadas para que al menos 3.000 personas sigan los actos sentadas, se izarán las enseñas de la fiesta. A partir de ahí, la pitonisa Selenia y la sacerdotisa Drusila encenderán el Fuego Sagrado, augurando tiempos de guerra. Todos se trasladarán al campamento festero, un minuto andando desde el Circo, para inaugurar oficialmente un campamento que es un auténtico parque temático de la historia de Cantabria. Y se abrirán las puertas del espectacular Templo de Jano, símbolo del inicio de la contienda entre Roma y el pueblo cántabro. Para cerrar la jornada, todos los festeros se reunirán en torno a sus cabañas y tiendas para celebrar la Cena de la Concordia.

Los Corrales de Buelna vela armas ante el inminente inicio de las Guerras Cántabras, Fiesta de Interés Turístico Nacional que reunirá este viernes a cerca de 1.400 personas, integrantes todos de la Asociación de Guerras Cántabras, para el inicio de la fiesta de recreación histórica más importante de Cantabria y una de las más significativas de todo el Norte de España. Los integrantes de las 26 tribus, legiones y formaciones religiosas y civiles romanas, se concentrarán desde las nueve de la noche del viernes en el Circo Máximo, instalado junto al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, muy cerca del gran campamento cántabro-romano, una de las grandes atracciones de la fiesta. El mayor parque de recreación histórica de todo el Norte español se ha levantado junto a la calle Galicia, en la entrada sur a Los Corrales de Buelna (por Somahoz) desde la Autovía de la Meseta.

Tras la concentración de tribus y legiones se izarán las enseñas de la fiesta. A partir de ahí, la pitonisa Selenia y la sacerdotisa Drusila encenderán el Fuego Sagrado, augurando tiempos de guerra y dando entrada al Circo Máximo a los personajes principales de la recreación histórica, desde Corocotta al César, diosas, druidas, generales y guerreros protagonistas de las Guerras Cántabras.

El siguiente paso ya será en el campamento festero, un minuto andando desde el Circo, para inaugurar oficialmente un acuartelamiento que es un auténtico parque temático de la historia de Cantabria. Allí se abrirán las puertas del espectacular Templo de Jano, símbolo del inicio de la contienda entre Roma y el pueblo cántabro, y se cerrará la jornada con la Cena de la Concordia.

Hasta el 6 de septiembre, Los Corrales se volcará con la historia, algo que ya se puede ver en sus calles, en los comercios o incluso en las largas barbas de los participantes y el trasiego constante de cuantos ultiman los preparativos del inicio de las celebraciones.

Anabel Díez, asesora artística, y Joaquín de Diego, asesor histórico, también ultiman los ensayos de lo que serán, a lo largo de 10 días, más de 50 representaciones escénicas al más alto nivel, todas protagonizadas por vecinos que dejan de lado unos días sus quehaceres habituales para convertirse en actores.

Los Corrales de Buelna vela armas ante el inminente inicio de las Guerras Cántabras, Fiesta de Interés Turístico Nacional que reunirá este viernes a cerca de 1.300 personas, integrantes todos de la Asociación de Guerras Cántabras, para el inicio de la fiesta de recreación histórica más importante de Cantabria y una de las más significativas de todo el Norte de España. Los integrantes de las 23 tribus, legiones y formaciones religiosas y civiles romanas, se concentrarán desde las nueve de la noche del viernes en el campamento festero de camino hacia el Circo Máximo, instalado junto al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, dos de las grandes atracciones de la fiesta. El mayor parque de recreación histórica de todo el Norte español se ha levantado junto a la calle Galicia, en la entrada sur a Los Corrales de Buelna (por Somahoz) desde la Autovía de la Meseta.

Tras la concentración de tribus y legiones, la pitonisa Selenia y la sacerdotisa Drusila encenderán el Fuego Sagrado, augurando tiempos de guerra y dando entrada al Circo Máximo a los personajes principales de la recreación histórica, desde Corocotta al César, diosas, druidas, generales y guerreros protagonistas de las Guerras Cántabras.

El siguiente paso ya será en el campamento festero, un minuto andando desde el Circo, para inaugurar oficialmente un acuartelamiento que es un auténtico parque temático de la historia de Cantabria. Allí se abrirán las puertas del espectacular Templo de Jano, símbolo del inicio de la contienda entre Roma y el pueblo cántabro.

Hasta el 3 de septiembre, Los Corrales se volcará con la historia, algo que ya se puede ver en sus calles, en los comercios o incluso en las largas barbas de los participantes y el trasiego constante de cuantos ultiman los preparativos del inicio de las celebraciones.

El sábado, destaca la llegada de César Augusto, a las ocho de la tarde, al Circo Máximo. Un emperador que verá como el líder cántabro, Corocotta, reclama la recompensa que se ha puesto a su cabeza. Escenificación que tendrá continuidad, en el mismo lugar sobre las once de la noche, con el enfrentamiento bélico recreado por festeros corraliegos entre una unidad romana y un grupo cántabro defensor de su poblado, este año más espectacular y con más participantes.

Y como uno de los momentos más significativos del primer fin de semana, destacan el domingo los actos protagonizados por jóvenes festeros nacidos durante los 17 años de historia de la fiesta. Habrá Senado Romano, Consejo de Tribus e incluso Gran Desfile General Infantil por la Avenida Cantabria de todos los menores componentes de la asociación organizadora por la Avenida Cantabria de Los Corrales de Buelna hasta el Circo Máximo.

Por la tarde, el propio César Augusto arengará a sus tropas para alcanzar la victoria definitiva, palabras que irán acompañadas por la Proclama de la mismísima Diosa Minerva. Antes de su marcha a Tarraco, Augusto, enfermo, cederá el mando de sus legiones a su legado, Cayo Antistio Vetus. En el lado cántabro, el pueblo celebra una boda cuando regresan los esclavos insurrectos, preparando un nuevo enfrentamiento que se vivirá la semana próxima.

Gladios, falcatas, pieles y corazas lucieron este viernes en el inicio de la Fiesta de Interés Turístico Nacional de las Guerras Cántabras, que arrancó con la concentración de más de un millar de personas ataviadas de época, romanos y cántabros de hace 2.000 años, todos preparados para disfrutar de los próximos diez días en Los Corrales de Buelna. El Circo Máximo, uno de los escenarios de la fiesta de recreación histórica que se alargará hasta el próximo 7 de septiembre, dio cabida a cientos de personas que aprovecharon las gradas y asientos habilitados para cerca de 3.000 personas y la gran pantalla que permite no perderse ni un detalle de los actos.

Ante ellos la Sacerdotisa Drusila y la Pitonisa Selenia fueron las encargadas de encender el Fuego Sagrado. Allí se dieron cita los personajes principales de las pequeñas obras de teatro que recrearán la historia, desde el Cesar a Corocotta, Agripa o Vadón, además de las citadas Drusila y Selenia, Antistio, las diosas Cantabria y Minerva o el druida Virón.

De ahí, personajes, festeros y visitantes se trasladaron al cercano campamento, con más detalles y más cuidado que nunca, inaugurado ya cayendo la noche. Y asistieron a la espectacular apertura de las puertas del Templo de Jano, estructura levantada a tamaño natural en ese campamento.

En la jornada del sábado destaca, desde las ocho de la tarde en el Circo Máximo, la llegada a Cantabria del emperador Octavio Augusto. Un emperador que verá como el líder cántabro, Corocotta, reclama la recompensa que se ha puesto a su cabeza. Escenificación que dará paso, sobre las once de la noche, al primer enfrentamiento bélico recreado por festeros corraliegos entre una unidad romana y un grupo cántabro defensor de su poblado. Entrenados durante todo el año, los legionarios tomarán al asalto un poblado cántabro, defendido por guerreros que nada podrán hacer ante el empuje romano. Unos morirán luchando, otros por el amargo y letal sabor del tejo.

Y para mejor sabor de boca, ayer quedó inaugurado un nuevo lugare de esparcimiento común, el Tabernáculum Aguecan, junto a la rotonda del general Agripa, entre las calles Galicia y Cantabria. Pero para su disfrute, ante habrá que cambiar euros por ases romanos, la moneda en vigor en la fiesta de Los Corrales de Buelna. Se podrán cambiar en la caseta de la organización, a la entrada del campamento, o en el mismo Tabernáculum.

Pero el sábado dará mucho más de sí. Se celebrará en el campamento el concurso de cocina cántabro romana y la tarde se iniciará con los juegos para los más jóvenes, Ludi Juvenal, sobre las cuatro y media y abierto a todos los jóvenes que quieran disfrutar del campamento histórico.

Y entrada la noche, los jóvenes y no tanto tendrán una gran fiesta musical organizada por la Guardia Pretoriana para todos los presentes, un momento para divertirse y relajarse después del esfuerzo de una jornada que cuidará con detalle la recreación histórica como acredita la Q de Calidad Turística de la fiesta de Los Corrales de Buelna.

Colaboración de las Fuerzas Armadas

Entre las novedades de esta edición, destaca el acuerdo de colaboración entre las Fuerzas Armadas y la Asociación Guerras Cántabras para el alojamiento de 80 invitados pertenecientes a otras fiestas de recreación histórica. El Ministerio de Defensa, el Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna y la asociación han firmado un acuerdo de cooperación por el que el Ejército prestó este viernes 40 literas de campaña, 80 camas en total, para miembros de otras fiestas de recreación histórica de Asturias, Lugo, Murcia o La Rioja. Entre todos colocaron esas literas en el pabellón cubierto del colegio José María Pereda, donde ayer ya pudieron descansar la gran mayoría del más de centenar de invitados.

Mientras, Anabel Diez, asesora artística, y Joaquín de Diego, asesor histórico, también ultiman los ensayos de lo que serán, en 10 días, más de 50 representaciones escénicas al más alto nivel, todas protagonizadas por vecinos que dejan de lado unos días sus quehaceres habituales para convertirse en actores. Con el añadido este año de otra de las novedades de la décimo cuarta edición, la presencia sobre el escenario de jóvenes menores de 14 años que recrearán los actos que escenificarán los 'mayores'. El Senado Romano, el Consejo de Tribus e incluso el Desfile General tendrán sus réplicas juveniles este mismo domingo desde las 12 del mediodía. Y de nuevo, un año más, la fiesta mostrará su poderío con la incorporación como jóvenes festeros de más de medio centenar de nuevas incorporaciones, también el domingo en el Circo Máximo.

Fotos y vídeos

http://www.valledebuelnafm.com/index.php/fotos

http://www.valledebuelnafm.com/index.php/videos

Gladios, falcatas, pieles y corazas lucieron este viernes en el inicio de la Fiesta de Interés Turístico Nacional de las Guerras Cántabras, que arrancó en Los Corrales de Buelna con la concentración de más de un millar de personas entre romanos y cántabros. El Circo Máximo, uno de los escenarios de la fiesta de recreación histórica que se alargará hasta el próximo 1 de septiembre, dio cabida a cientos de personas que llenaron las gradas y asientos habilitados para cerca de 3.000 personas y la gran pantalla que permite no perderse ni un detalle de los actos.

Ante ellos la Sacerdotisa Drusila y la Pitonisa Silenia fueron las encargadas de encender el Fuego Sagrado. Allí se dieron cita los personajes principales de las piezas teatrales que recrearán la historia, desde el Cesar a Corocotta, Agripa o Vadón, además de las citadas Drusila y Selenia, Antistio, las diosas Cantabria y Minerva o el druida Virón, todos en sus dos versiones, la adulta y la joven.

De ahí, personajes, festeros y visitantes se trasladaron al cercano campamento, para asistir a la espectacular apertura de las puertas del Templo de Jano, estructura levantada a tamaño natural en ese gran parque temático del siglo I adC.

En la jornada del sábado destaca, desde las ocho de la tarde en el Circo Máximo, la llegada a Cantabria del emperador Octavio Augusto. Un emperador que verá como el líder cántabro, Corocotta, reclama la recompensa que se ha puesto a su cabeza. Escenificación que dará paso, sobre las once de la noche, al enfrentamiento bélico recreado por festeros corraliegos entre una unidad romana y un grupo cántabro defensor de su poblado. Entrenados durante todo el año, los legionarios tomarán al asalto un poblado cántabro, defendido por guerreros que nada podrán hacer ante el empuje romano. Todo ello preparado durante semanas bajo la supervisión de un maestro de armas.

Ayer viernes también se habilitaron lugares de esparcimiento común junto al campamento para todos los visitantes llegados a Los Corrales de Buelna.

El sábado dará mucho más de sí. Se celebrará en el campamento el concurso de cocina cántabro romana, se estrenarán por la mañana talleres para cuantos jóvenes visiten ese campamento y la tarde se iniciará con cuentos y juegos para los más jóvenes (Ludi Iuvenales) sobre las cinco de la tarde y abiertos a todos los menores que quieran disfrutar de esas actividades.

Mientras, Anabel Diez, asesora artística, ultima los ensayos de lo que serán, en 10 días, más de una veintena de representaciones escénicas al más alto nivel, todas protagonizadas por vecinos que dejan de lado unos días sus quehaceres habituales para convertirse en actores. Con el añadido este año de la consolidación de la presencia sobre el escenario de jóvenes menores de 14 años que recrearán los actos que escenificarán los 'mayores'. El Senado Romano, el Consejo de Tribus e incluso el Desfile General tendrán sus réplicas juveniles este mismo domingo desde las 12 del mediodía. Y de nuevo, un año más, la fiesta mostrará su poderío con la incorporación como jóvenes festeros de una veintena de nuevos miembros, también el domingo en el Circo Máximo.

Este año la empresa pública Mare ha vuelto a ayer entre todos los grupos participantes, 24 tribus y legiones, contenedores amarillos para reciclar recipientes, una iniciativa que acerca a la fiesta al cuidado del Medio Ambiente, algo que se consolidará en la Gustatio del próximo domingo, con vasos de cerámica propios de la fiesta corraliega que sustituirán a los de plástico.

Desde el inicio del día ya todo está preparado, el campamento al detalle, las armas limpias y la ropa planchada. Incluso van llegando el centenar de invitados previstos para la primera edición de la recreación histórica como Fiesta de Interés Turístico Internacional.