radio online

La solidaridad toma las calles de Los Corrales de Buelna en la marcha Luchamos por la Vida

14 Abr 2019
677 veces
Un momento de la salida de la marcha Luchamos por la Vida Un momento de la salida de la marcha Luchamos por la Vida

Este domingo la solidaridad se contaba por miles en Los Corrales de Buelna. Miles de personas, de camisetas, de globos, de raciones de comida, de bosas de avituallamiento, de cámaras en mano para inmortalizar el evento social más importante de Cantabria y seguramente del Norte de España, la marcha Luchamos por la Vida, una multitudinaria y creciente llamada a mantener hábitos saludables de vida como mejor prevención contra el cáncer.

Más de 8.000 incondicionales se unieron a ese movimiento, 6.000 con las camisetas que donó el Gobierno regional para la undécima edición y muchos con las de años anteriores o como buenamente pudieron. Entre los participantes, representantes de la política, el deporte, la cultura, colectivos de todo ámbito, familias completas incluidas las mascotas, que disfrutaban un año más de atención especial, cántabros y forasteros. Fieles a la cita allí estuvieron el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, la directora general de Deportes, Gloria Gómez. El presidente destacó la importancia de "sentirse arropados" los enfermos, algo patente en la "emoción" de una marcha como la corraliega. También estuvieron los candidatos a las generales, José María Mazón, o a las autonómicas, Pablo Zuloaga. Diputados, alcaldes de todo el entorno, desde Agustín Mantecón de Bárcena de Pie de Concha a Oscar Villegas de Puente Viesgo, concejales, representantes de asociaciones, muy nutridas en la marcha algunas como Arrastrasillas o Cuestión de Aptitud.

Pasadas las 11 de la mañana, unos y otros se habían colocado tras la línea de meta, mirando al cielo, lleno de los 4.000 globos rosas que ascendían en homenaje a la precursora de la marcha, Almudera Ruiz Pellón, el referente del movimiento Luchamos por la Vida. La velocista Lara Gómez fue la encargada este año del pistoletazo de salida, primero en una de las novedades de la jornada, la carrera sobre un circuito de 10 kilómetros, luego en la marcha tradicional, provocando una ola gigante que inundó desde ese momento las calles de Los Corrales de Buelna. Más de 20 minutos tardó toda la comitiva en abandonar el complejo municipal, escoltada en su cola por el centenera de mascotas participantes, que también tuvieron su sitio.

Una emoción compartida con la hermana de Almudena, Noelia Ruiz Pellón, presidenta de la asociación Luchamos por la Vida y encargada de dirigirse a todos los presentes, agradeciéndoles su implicación y recordando los objetivos de la jornada, una alimentación sana y ejercicio físico para combatir la enfermedad. Y el objetivo final, recaudar fondos para la investigación contra el cáncer. Solo en la jornada de hoy se habían recaudado ya cerca de 20.000 euros.

También compartida esa emoción con los participantes, algunos en primera línea de esa batalla contra el cáncer, otros con el trago superado, algunas con el pañuelo en la cabeza, por necesidad o por solidaridad, todos con la sonrisa puesta, principal emblema de la persona que dio el primer paso en 2009, la joven Almudena Ruiz Pellón, que convirtió su vida en un ejemplo de lucha contra el cáncer hasta su fallecimiento en 2011.

Los menos corriendo, los más andando, los participantes en la marcha terminaron donde todo había comenzado, en un Estadio Municipal de Deportes Luis Andrés Samperio donde les esperaban 6.000 bolsas de avituallamiento y más de 2.000 raciones de comida, un pabellón donde ejercitarse en innumerables actividades deportivas y otras destinadas especialmente para los niños, regalos, música.

Al final quedó el buen sabor de boca de siempre, el de hacer frente común a un sinfín de dramas familiares que a todos, más o menos, tocan de cerca, Juntos mejor, como reza la sintonía de la marcha, cantada por Lavid y el Olivo.

No hacían falta palabras. El sentimiento colectivo de emoción nada contenida lo decía todo. Y como si se notara la próxima Semana Santa, la procesión iba por dentro. Con todo, lo importante es que el mensaje caló, en una lucha en la que estamos todos implicados, en la que no se puede mirar para otro lado porque para enfrentarse a él, hay que ir de frente contra el cáncer.

Por eso la jornada, que no deja de romper todos los records que se le ponen por delante en un alarde de poder de convocatoria sin precedentes en Cantabria, también sirvió para recaudar fondos con destino a proyectos de investigación contra la enfermedad, como viene haciendo Luchamos por la Vida desde su creación.

 

Artículos relacionados (por etiqueta)