radio online

Los Corrales homenajeará a los ganadores de las I Jornadas Laborales

23 Abr 2019
859 veces
Organizadores del homenaje Organizadores del homenaje

Fue una proeza que no pasó desapercibida incluso para periódicos de tirada nacional, asombrados por el éxito deportivo de unos jóvenes aguerridos que llegaban de una pequeña región del norte de España para demostrar en Madrid su destreza atlética. Era el año 1957 cuando un equipo de aprendices y trabajadores de las empresas Trefilerías y Nueva Montaña Quijano se proclamó campeón de los primeros Juegos Nacionales Laborales, una de las competiciones señeras de aquellos tiempos. Un éxito que había quedado prácticamente en el olvido hasta ahora.

Los antiguos alumnos de La Salle de Los Corrales de Buelna se han propuesto rememorar aquel momento, reuniendo a los protagonistas de la historia para homenajear como se merece su gesta. Y la gran mayoría han confirmado su presencia el viernes 3 de mayo en un acto que supondrá el justo y merecido reconocimiento popular a su hazaña. Aquellos jóvenes volverán a levantar la copa que se les entregó hace 52 años, una copa recuperada de los almacenes de Trefilerías Quijano, donde había quedado olvidada, como su proeza. Los organizadores la encontraron y una joyería del pueblo la ha restaurado para que vuelva a brillar como entonces.

Ha pasado más de medio siglo desde que las empresas que había puesto en marcha el empresario José María Quijano en Santander y Los Corrales de Buelna decidieron competir en los primeros Juegos Nacionales Laborales, una cita deportiva que enaltecía a los trabajadores de la España de los años 50, aún convaleciente de la Guerra Civil. Se escogió un grupo de 50 personas, entre aprendices, trabajadores y servicio médico, para participar en las cinco disciplinas que se disputaban, ciclismo, fútbol, baloncesto, balonmano y atletismo. Una parte llegaba desde la fábrica de Santander, la mayoría repartidos entre los equipos de ciclismo y fútbol. Entre ellos, Vicente Miera, el que fue seleccionador nacional. El resto, 34 personas, de Los Corrales de Buelna.

Deportistas de elite sin siquiera saberlo. Una generación que rondaba los 18 años que fue el germen de éxitos deportivos en la década de los 50 y 60 sin precedentes. El origen de equipos de balonmano míticos, de atletas insuperables, de futbolistas de renombre, de deportistas internacionales absolutos. Tanto es así que poco después un equipo de Los Corrales de Buelna se presentó tras el éxito de Madrid en el campeonato de  Educación y Descanso que se celebró en Baracaldo, ganándolo también. El Correo Vasco se preguntó entonces cómo era posible que la representación de un pueblo de apenas 5.000 habitantes hubiera vencido a delegaciones de capitales como Madrid.

Algunos antiguos alumnos todavía recuerdan aquella hazaña y no querían que las nuevas generaciones crecieran sin saber de ella. Sin conocer la historia que hay detrás de la época dorada del deporte en Los Corrales de Buelna, con La Salle como epicentro de unos éxitos que se labraron también sobre el complejo deportivo que había financiado Quijano en la localidad.

José Antonio González, Salomón  Cuadrado, Joaquín Espinosa, Antonio Fuentes, Gabriel Vela o el hermano Saturnino,  junto a otros antiguos alumnos, se han reunido a lo largo del año para dar forma a ese homenaje. La idea surge con motivo de las celebraciones del 300 aniversario de la muerte del fundador de la Salle, San Juan Bautista. Los antiguos alumnos querían contribuir recuperando un episodio olvidado, rememorar el hecho y reunir a los protagonistas. Fue dicho y hecho.

A las siete de la tarde del viernes 3 de mayo muchos volverán a verse las caras tras medio siglo alejados y todos revivirán un momento inolvidable. El acto comenzará en el Teatro Municipal con la proyección de un vídeo que situará al espectador en el momento en el que todo ocurrió, los años 50. Cómo era Los Corrales de Buelna, sus instalaciones deportivas, la vida en la capital de España y el estadio en el que se disputaron aquellos Juegos Laborales. Porque, como señalan los organizadores, hoy puede parecer algo destacable, pero entones fue toda una aventura el viaje, la estancia, el equipamiento deportivo o la participación en las pruebas. Lo de ganar fue épico.

Tras el vídeo se entregarán los diplomas a todos los participantes y una vez más, 52 años más tarde, volverán a levantar la copa de campeones. Actuará la Coral de Los Corrales de Buelna y también la recuperada (para el momento) Escolanía de La Salle, para terminar entonando el himno de la escuela.

Era tan evidente la necesidad de ese homenaje que se han puesto de acuerdo ocho generaciones de alumnos del centro, ansiosos todos ya por ver el resultado.

Artículos relacionados (por etiqueta)