radio online

El PSOE deja claro que no habrá tregua para el gobierno PRC-PP en esta legislatura

26 Jul 2019
2064 veces
Primera sesión plenaria ordinaria de la legislatura en Los Corrales Primera sesión plenaria ordinaria de la legislatura en Los Corrales

(En el reproductor breve grabación extraída del Pleno).

La primera sesión plenaria ordinaria de la legislatura en Los Corrales de Buelna dejó claro que no habrá tregua entre el nuevo gobierno PRC-PP y el PSOE. Discusiones, tensión e incluso gritos en un pleno que evidenció la ruptura entre los antiguos socios en el Consistorio ante el asombro del resto de concejales, especialmente los cuatro del PP, todos nuevos, y el de Vox, que también estrena escaño esta legislatura.

La actual portavoz socialista y anterior alcaldesa en sociedad con los regionalistas, Josefina González, no esperó los 100 días de rigor para someter al alcalde, Luis Ignacio Argumosa Abascal (PRC), a un tercer grado, con tres mociones y una veintena de preguntas sobre distintos asuntos pendientes de la pasada legislatura, en la que el regidor fue responsable de Obras y Urbanismo.

La tirantez entre los ex socios de gobierno se notó a las primeras de cambio. En el inicio de la sesión plenaria se debatía la modificación del Reglamento Orgánico Municipal (ROM) para que Vox e IU tengan grupo propio a pesar de contar cada uno con un único concejal. En ese momento se produjo el primer enfrentamiento entre González y Argumosa. El gobierno propuso una actualización del ROM que aceptaron los concejales de IU, Elsa Salas, y Vox, José Joaquín Bengochea. Especialmente Elsa Salas agradeció la propuesta del gobierno, adaptando ese reglamento a la actual pluralidad de partidos que integran la Corporación, dijo. No dejó pasar la oportunidad para mandar un mensaje a la portavoz del PSOE, al hablar de la «sorpresa» que supuso para ella que Josefina González propusiera que pasara al grupo mixto junto a Vox, «un despropósito de un partido que se considera democrático», apuntó.

Quedaba claro que la anterior alcaldesa no estaba de acuerdo con la reforma del reglamento, abogando por que los dos concejales pasaran al grupo mixto. Explicó el coste de la nueva propuesta con una larga intervención sobre lo que cada concejal había cobrado la pasada legislatura por asistencia a comisiones y plenos. Fue más allá al afirmar estar en contra de la «compra de voluntades» que suponía la nueva regulación del ROM, e incluso se retrotrajo a las negociaciones del inicio de la anterior legislatura, cuando se selló el pacto entre PSOE y PRC y se planteó, según aseguró, un presunto apoyo de Elsa Salas a los regionalistas.

Eso provocó la intervención de la propia concejala de IU y del alcalde, negando ambos lo afirmado por González con rotundidad. En ese momento comenzó la primera gran trifulca de la legislatura, anuncio de un mandato más que agitado.

En el rifirrafe posterior Argumosa le recordó a la portavoz socialista que llevaba más de 10 minutos en su intervención y que ese era el tiempo máximo otorgado por el ROM para los turnos de palabra de los concejales. González le acusó de coartar su libertar de expresión y de aplicar una «dictadura pura y dura», alegando también que el gobierno «no quiere oír lo que tenemos que decir», además de afirmar que era la primera vez que en una sesión plenaria se cortaba la intervención de un concejal. Lo hizo en un tono de voz alto por el que pidió disculpas. Fueron tres minutos de quejas contra la intervención del alcalde.

No fue el único enfrentamiento de la tarde. También la portavoz socialista tuvo airada respuesta por parte de la secretaria municipal cuando la edil del PSOE le pidió información sobre el punto de Dación de Cuentas. La secretaria explicó que nunca hasta ahora se había mandado a los grupos la extensa información sobre ese punto, por lo que le extrañaba la petición de la anterior alcaldesa, «una petición que me afecta a mí personalmente, por lo que a partir de ahora todo será enviado», declaró.

Más calmada la sesión, en el punto de ruegos y preguntas, el alcalde explicó que su intención era hacer más ágiles sesiones plenarias como esa, con varias mociones y una treintena de ruegos y preguntas por parte de la oposición.

Lo cierto es que el PSOE se quedó solo en los puntos incluidos en el orden del día, en los que fue el único en votar en contra de las propuestas del gobierno municipal. No ya solo en la aprobación del ROM, que apoyaron el resto de grupos, sino en la prórroga de la gestión de la guardería municipal o el tendido eléctrico de la bolera cubierta.

Artículos relacionados (por etiqueta)