Noelia, Chema y Maruja en el salón, junto a una fotografía de Almudena Miércoles, 10 Junio 2020 Noelia, Chema y Maruja en el salón, junto a una fotografía de Almudena

"Es hora de retomar la vida que dejé atrás cuando falleció mi hermana, de volver a pensar en mí"

(En el reproductor resumen de la entrevista para Radio Valle de Buelna).

Hace 12 años una jovencísima presidenta de la Junta Local de la Asociación Española contra el Cáncer en Los Corrales de Buelna, Almudena Ruiz Pellón, anunció la puesta en marcha de una iniciativa que se convertiría con el paso de los años en la marcha solidaria más importante de todo el norte de España y en un movimiento social con miles de seguidores en toda Cantabria, Luchamos por la Vida.

El 2 de noviembre de 2011 fallecía como consecuencia de un cáncer contra el que había luchado con una sonrisa que quedó impresa en todas las personas que por aquel entonces ya seguían su movimiento. El entorno que la había acompañado en esa aventura decidió seguir su causa y creó la asociación Luchamos por la Vida, que desde el primer día presidió su hermana, Noelia Ruiz Pellón. La marcha, el movimiento se consolidaron, crecieron y se expandieron. Un engranaje que requiere ya mucho esfuerzo y mucho tiempo para mantenerlo en movimiento.

Esta semana Noelia dijo adiós y así se lo comunicó oficialmente a la junta directiva. Había llegado el momento de dar un paso a un lado y dejar que otros liderasen la asociación. "Quiero vivir mi vida, quiero que mis padres disfruten del tiempo que tienen", decía Noelia en su despedida, reconociendo que en los últimos ocho años había vivido una vida ligada a su hermana, a la asociación, y no la propia. "No es un relevo, es un cambio de ciclo", dijo. "Soy una persona muy autoexigente y eso ha supuesto mucho esfuerzo, mucho sacrificio, y ahora toca ver y disfrutar las cosas tras la barrera". "Es hora de retomar la vida que dejé atrás cuando falleció mi hermana, de volver a pensar en mí".

Con ella dan un paso al lado también sus padres, Chema Ruiz y Maruja Pellón, que junto a la dirección de la asociación han empujado todos estos años para que siguiera adelante, robando muchas horas de su tiempo. Dejan la asociación en "un momento álgido" sumando seguidores año tras año, apoyos que han permitido donar a la investigación contra el cáncer más de 200.000 euros. Clave en ese crecimiento fue el intento de batir el récord del mayor lazo humano de la historia en 2018. "Eso nos catapultó mucho más lejos, nos hizo llegar a muchos más ámbitos y aunque no se logró, si se consiguió una repercusión enorme, aunando muchas más colaboraciones".

Los reconocimientos que han ido llegando en los últimos años han sido momentos especiales pero Noelia reconoce que, personalmente, se queda con un momento vivido durante sus prácticas como enfermera. Visitó a un paciente que tenía el pañuelo de Luchamos por la Vida, que contaba la historia del inicio de la marcha y que quería reponerse para volver a participar. "Ver a muchas personas de todos los sectores con la pulsera de Luchamos han sido momentos maravillosos, demostración de que lo mucho que luchó mi hermana y luego nosotros ha servido para lograr que el movimiento se reconociera". "No echaré de menos esos momentos porque llegarán otros, Luchamos por la Vida va a seguir con todos nosotros y desde luego el sentimiento siempre será el mismo".

Para Maruja lo importante ha sido "la satisfacción de haber luchado mucho por esta asociación, estoy orgullosísima de todos los que nos han ayudado". Cuando habla de grandes momentos reconoce su orgullo por sus dos hijas. "Tengo dos grandes hijas, un orgullo para mí cuando Almudena puso en marcha todo y también cuando Noelia tomó el relevo cuando falleció". Para Chema los mejores momentos han sido los ligados a los centenares de voluntarios que han colaborado en todo momento. Pero respiran, los dos, cuando oyen a su hija anunciar su adiós. "En la vida llega un momento en el que hay que hacer un alto en la vida y ser feliz", decía su padre. "Lo que queremos por encima de todo es que Noelia sea feliz", coincidía su madre.

Noelia también habla de los malos momentos. Sin duda, dice, "lo más triste ha sido perder amigos por el camino, eso ha sido lo peor", especialmente, reconoce, "la recaída y fallecimiento de un amigo y voluntario como Joaquín".

La decisión de dejar la asociación que presidió desde el primer día llega en octubre del año pasado, al terminar la marcha Del Mar al Cielo. La despedida oficial tendría que haber sido en la marcha Luchamos por la Vida de este año pero el coronavirus se metió por medio y no pudo ser. Había proyectos en marcha que le hacían especial ilusión pero había llegado el momento de quedar al margen. Le gustaría haber organizado la décima edición de la marcha Del Mar al Cielo, haberla llevado al punto más alto de España, al Teide, por ejemplo, pero ya no podrá ser y si lo hace lo hará a modo particular. "Ha llegado el momento de dejarlo, y estoy segura de que mi  hermana estará orgullosa de mí, de lo que se ha hecho y de la decisión".

No cree que la asociación note su falta "porque llevo meses desconectada y se ha seguido trabajando, la gente ha seguido apoyando, Luchamos por la Vida es un sentimiento, las personas lo llevan en el corazón y eso seguirá siendo así, yo seguiré viviéndolo, sintiéndolo igual".

Capítulo de agradecimientos también. El primero a todo el pueblo de Los Corrales de Buelna y otros muchos que "nos han apoyado y querido con locura". A todas las asociaciones, centros deportivos, ayuntamientos, empresas, comercios, medios de comunicación "y los cientos de voluntarios que nos han dado su trabajo y cariño". Maruja y Chema se unían a ese agradecimiento y añadían la Iniciativa Popular que permitió dar un parque y un monumento a Almudena y Luchamos por la Vida en el centro de Los Corrales.

En la despedida oficial, Noelia, asegura que "es difícil superar la muerte de una hermana, tan joven y con la intensa relación que teníamos, ha sido muy fuerte y aún estoy en ello. También siento mucho orgullo de lo que sucedió a partir de ahí. Pero reconozco que es duro sentir que he perdido un poco mi identidad, cuando falleció mi hermana pasé a ser la hermana de Almudena o la de Luchamos por la Vida. Llevo un año dedicada a mi profesión y creo que empiezo a volver a ser la Noelia que se fue a Madrid a trabajar y que ha vuelto con ganas de vivir, disfrutar de los suyos y salir adelante".

Después de contarlo reconoce haber respirado. Ahora tiene muchos proyectos, tiene muchos objetivos y espera poder cumplirlos, pero el principal, dijo, es "vivir, vivir".

"Quiero verla feliz, que retome su vida y espero verlo porque se lo merece después de haber trabajado tanto", decía Maruja, para recuperar un recuerdo. Noelia, después de haber terminado Matemáticas hizo otra carrera, la de Enfermería. Recuerda que Almudena la presentaba a sus amigos diciendo "esta es mi hermana y me gustaría que fuera enfermera para curarme". Chema insiste, "estoy muy contento con el hecho de que retome su vida y ahora espero que sea muy feliz".

La entrevista ha sido en un salón que ha visto muchas reuniones cruciales en la historia de Luchamos por la Vida, el de la familia Ruiz Pellón, un salón presidido por una gran fotografía de Almudena que aún tendrá muchas historias que contar, seguro.

Artículos relacionados (por etiqueta)

radio online

Archivo de Noticias

Nuestros Visitantes 2

Hoy2990
Ayer4817
Esta semana39604
Este mes139227
Todo6353837
Free Joomla! templates by Engine Templates