La datación de la necrópolis de Raicedo sitúa el camposanto cristiano entre los años 799 y 971 después de Cristo Domingo, 06 Diciembre 2020 La datación de la necrópolis de Raicedo sitúa el camposanto cristiano entre los años 799 y 971 después de Cristo

La prueba de carbono sitúa la necrópolis de Raicedo entre los años 799 y 971

La necrópolis medieval de San Juan de Raicedo (municipio de Arenas de Iguña) ya tiene fechas concretas sobre las que asentarse en la historia. La importancia del enclave llevó a los arqueólogos Javier Marcos y Lino Mantecón a solicitar una prueba de Carbono 14 para datar ese hallazgo y los resultados han llegado ya. «La Edad Media es un periodo muy largo, del siglo V al XV, con lo que queríamos saber a qué época concreta se ceñía ese cementerio», había dicho Javier Marcos recientemente. Ahora ya lo sabe, las catas realizadas abren un arco de vigencia de esa necrópolis del 799 al 971 después de Cristo, prácticamente dos siglos de existencia.

Algo que además tiene una consecuencia que también intuían los arqueólogos, que el campo santo es anterior a la iglesia románica de San Juan de Raicedo, templo que data de la primera mitad del siglo XII. La iglesia, que perteneció a la Orden de san Juan de Jerusalén, fue declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Inmueble el 6 de junio de 2002 por su importancia histórica, convirtiéndose en un atractivo de gran valor para los amantes del románico. Pero no fue la iglesia original, que, por la disposición de las tumbas de la necrópolis, debería estar al otro lado de la actual carretera, más próxima a las lajas descubiertas.

Entre tanto, en ese terreno ya se prepara un centro de interpretación del cementerio cristiano, un atractivo más para visitar Arenas de Iguña, como decía el alcalde, Pablo Gómez, al recordar que de la época de ese campo santo medieval es también una de las joyas del patrimonio iguñés, la ermita mozárabe de San  Román de Moroso (construida en el siglo X como parte del monasterio de Moroso, de gran importancia en la Alta Edad Media).

El Ayuntamiento de Arenas de Iguña y la Dirección General de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica del Gobierno regional financian las obras de adecuación de la necrópolis de San Juan de Raicedo para abrir en ese mismo lugar un área musealizada del mundo funerario medieval, como explicó el director de las excavaciones arqueológicas, Javier Marcos. Junto a Lino Mantecón llevan meses investigando un gran cementerio cristiano con más de mil años de historia que se convertirá antes de finalizar 2020 en un reclamo para los visitantes interesados en el patrimonio religioso y social cántabro.

El centro de interpretación constará de dos partes. Una mostrará los restos arqueológicos que se han podido mantener en su lugar de origen, losas de piedra de distintos tamaños, y uno de los muros originales. La otra parte será una reconstrucción con el resto de losas recuperadas en las excavaciones, colocándolas en una disposición igual a la identificada en la zona.

radio online

Archivo de Noticias

Nuestros Visitantes 2

Hoy1333
Ayer5418
Esta semana1333
Este mes130030
Todo6856780
Free Joomla! templates by Engine Templates