radio online

programas01lf04 copy

 Escuchar ahora: La Farola

Rescate de película a un vecino de Los Corrales

17 May 2013
768 veces
Un momento del rescate Un momento del rescate

La situación de José Ignacio Pérez empieza a ser desesperada. Una vez más su estado de salud ha provocado todo un despliegue de medios humanos y materiales para poder sacarlo de casa y trasladarlo al Hospital de Valdecilla. Policía, bomberos, médicos, vecinos han vuelto a darse cita entorno al edificio en el que vive, cerca del centro de Los Corrales de Buelna, para asistir a un rescate en toda regla. Un espectáculo del que no quiere ser protagonista nunca más. Por eso su reivindicación se dirige a las entidades financieras, para que faciliten una permuta de su casa, en un tercer piso, por un bajo. No quiere lujos ni mejoras. Quiere las mismas condiciones de su vivienda para, de una vez, dejar de ser el centro de atención cada vez que su espalda queda rígida y la única posibilidad para sacarle de casa es una camilla y una escalera del Cuerpo de Bomberos. “Solo pido una permuta para salir de este atolladero que cuesta dinero al estado y a mi familia disgustos y sufrimiento”. Aunque no pierde la esperanza “mi aguante ya no da para más. He intentado razonar con las entidades financieras y con el Ayuntamiento pero nada he logrado”. En la última entrevista con el banco en el que tiene la hipoteca le comunicaron que el trueque no era posible, primero porque había que estudiarlo y segundo por falta de viviendas. Y en el Ayuntamiento tampoco recibió una solución por no tener medios para afrontar su problema.

Lo que está claro es que si esas soluciones son difíciles, la médica parece aún más complicada. Se le ha diagnosticado estenosis segmentaria del canal lumbar en L2-L3 y L3-L4 y degeneración-desecación y leve abombamiento discal en L4-L5. Mala solución para su salud y su bienestar. Porque, para su desgracia, su dolencia no pasa desapercibida. El mal que sufre desde hace dos años hace que su cuerpo se quede rígido, como un bloque, y en el edificio en el que vive, sin ascensor, nada se puede hacer para sacarle por las escaleras, especialmente estrechas. Así que en las tres últimas ocasiones han tenido que acudir los bomberos, primero los del parque de emergencias de Los Corrales de Buelna y, a continuación, los de Torrelavega, con una escalera mejor dotada para un rescate como el que hay que llevar a cabo con José Ignacio. Vive en un tercer piso y para poder bajarle y meterle en una ambulancia que le lleve de urgencia al Hospital de Valdecilla hay que montar todo un dispositivo que lleva, yendo todo bien, de dos a tres horas.

Solo anhela poder llevar una vida más tranquila, dentro de lo que cabe. Se pasa buena parte del día fuera de casa para que, en caso de problemas, se le pueda trasladar sin llamar a los bomberos. Pero en este largo invierno, con las malas condiciones meteorológicas continuadas, puede terminar siendo peor el remedio que la enfermedad. Así que espera paciente junto a su mujer, Beatriz Lasarte, su gran preocupación, por encima de su salud. “Se merece algo mejor”, asegura, mientras ella contiene la emoción y el la anima. “No pido gran cosa, solo un trueque que me permita afrontar mi enfermedad en mejores condiciones, sin tener que recurrir a los servicios de emergencia cada vez que me pasa algo”.