radio online

Artículos por fecha: Enero 2019

Cerca de 500 personas, entre alumnos, profesores y familiares, pondrán mañana buena cara al mal tiempo para participar en la tradicional carrera solidaria que organiza el colegio Gerardo Diego de Los Corrales de Buelna, este año volcado en la colaboración con la asociación Amara Cantabria, colectivo de apoyo psicológico y social a los padres de niños diagnosticados de cáncer para la mejora de la calidad de vida de todos los afectados, dirigiendo sus esfuerzos a la plena normalización en todas las facetas de su vida diaria, como explicó la directora del centro, Argentina Pérez.

Las Escuelas Unitarias de Somahoz y Cieza se unirán este viernes a la fiesta en una jornada marcada por las previsiones de lluvia que podrían obligar a trasladar esa carrera de las pistas del Estadio Municipal de Deportes de Los Corrales de Buelna al pabellón cubierto, como ya sucedió el año pasado.

La semana además ha venido marcada por una serie de actividades que tenían como objetivo concienciar a los más pequeños sobre la importancia del proyecto y quitar el miedo a la palabra cáncer. Representantes de Amara han compartido con ellos sus experiencias, comprobando que los más pequeños "normalizan" esa situación y "nos sorprenden" con su conocimiento del tema.

Para reunir fondos los improvisados atletas, alumnos, padres y profesores, correrán con la mirada puesta en ese proyecto, zancada a zancada, patrocinados todos ellos por padres, abuelos, tíos y demás familia. Cada corredor aportará la cantidad con la que los suyos patrocinan una carrera que dará paso, ya en el colegio, a la comida solidaria, otra forma de incrementar algo más la cantidad que se entregará en los próximos días a la asociación protagonista de la jornada. Todo ello con la colaboración del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, la Junta Vecinal de Coo, empresas privadas y los familiares y amigos de la comunidad educativa.

El año pasado la carrera apoyó la campaña Becas Ella que desarrolla la ONG EDUCO y cuyo objetivo es ofrecer becas de estudio a chicas de 12 años para que puedan cursar la Educación Secundaria en países como Bangladesh, Burkina Faso, Guatemala o El Salvador, así como dotar de material escolar a niños y niñas de esos países.

Publicado en Últimas noticias

Tres familias afectadas por el argayo de San Mateo de Buelna han vuelto a respirar y una de ellas ha recuperado ya la normalidad. Ayer José Manuel, Lucía y sus dos hijas pudieron volver ayer a sus viviendas, con alegría y preocupación por lo que pueda pasar en el futuro. Ana María, Iker y Ana volverán en estos días, sin prisa. La otra vivienda es de una familia que no vive habitualmente en ella. Ayer recibieron una noticia que ni siquiera esperaban. Los técnicos municipales y el gabinete de ingeniería contratado por el Ayuntamiento determinaron a primera hora de la mañana que la evolución de la fractura del terreno no afectaba a los números 1, 2 y 3 del barrio del Calero, los suyos. Explicaron que en un nuevo análisis de las marcas colocadas el domingo no se habían detectado cambios significativos y que, en cualquier caso, el movimiento se dirigía más hacia la zona alta del barrio, por lo que las primeras casas quedaban fuera del perímetro de desalojo. Además, durante la mañana estuvo manando agua de esa fractura, una buena noticia empañada por las previsiones del tiempo para los próximos días.

De cualquier forma la Policía Local tomó los nombres y teléfonos de las familias que podrían regresar a sus hogares por si fuera necesario informarles de forma inmediata de nuevos cambios en la situación de la Peña de San Mateo.

José Manuel y Lucía intuían que la noche iba a ser larga si vuelve a llover con intensidad. Pero no querían esperar a regresar a sus casas, una decisión que sus hijas agradecieron especialmente. Como en el anuncia de la pizza, no querían salir de casa y encontrarse en la de los abuelos sin Wi-Fi había sido un mazazo. Regresaron dejando en casa de los padres de José Manuel parte de lo que habían llevado el domingo, cuando fueron desalojados. Por si acaso.

Para el resto de vecinos, la Policía Local está habilitando horarios concretos para que los vecinos afectados puedan entrar en las viviendas acompañadas de agentes policiales para recuperar enseres que vayan necesitando.

La alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, se reunió ayer con las familias que necesitaban encontrar otra vivienda para hallar una solución individualizada a cada una, "un hogar donde podáis estar bien hasta que se pueda dar una solución definitiva". Con ella estuvieron los concejales de Obras y Urbanismo y Servicios Municipales, Luís Ignacio Argumosa Abascal e Isabel Fernández Quijano respectivamente. Cada familia expuso su situación y el Ayuntamiento puso sobre la mesa una solución: dos de las familias presentes podrían volver a sus casas (los propietarios de la tercera no viven habitualmente allí), otras dos podrían alquilar una vivienda pagada por sus seguros, a una será el Ayuntamiento el que pague el alquiler de un piso apalabrado durante esa reunión y dos han decidido esperar a que se les habilite una de las viviendas ofrecidas por el Gobierno regional en Arenas de Iguña.

La alcaldesa explicó que de esas últimas viviendas ninguna estaba a disposición inmediata de los vecinos de San Mateo. Había que colocar la cocina y, en su caso dar de alta la luz y el gas. Un tiempo mínimo de 15 días que a las familias desalojadas les parecía una eternidad. "Entendemos perfectamente vuestra preocupación, y por eso hemos decidido ir encontrando una solución individual a cada uno que se atenga a vuestras necesidades", dijo la alcaldesa.

En el transcurso de esa reunión los técnicos anunciaron los cambios en la delimitación de la zona de protección del barrio. Tres viviendas quedaban fuera, José Manuel, Lucía y Ana María estaban en la reunión y la alegría, la emoción se notó. Lucía no pudo contener las lágrimas. Al resto les costó. Los padres de José Manuel se alegraron por ellos como si fuera su casa la que estaba libre del desalojo. No era así, pero el Ayuntamiento les encontró otra solución a su gusto. José Manuel estaba contento también y especialmente por sus hijas: "cuando salgan del colegio se van a llevar la alegría del día", decía.

Mientras todos daban cuenta de su situación en la ventanilla abierta en el propio Ayuntamiento, la Policía Local se acercó al Calero para cambiar la cinta que delimitaba la zona de protección. En ese punto recordaron que el precinto valía para todos, vecinos y paseantes, "hay que respetarlo por seguridad", decía el responsable policial, Tomás Gutiérrez.

Publicado en Últimas noticias

El alcalde de Cartes, Agustín Molleda, solo espera que cambien las tornas en un inicio del año que califica de "desastroso". Los históricos problemas en la red de agua se han unido a los de las fuertes lluvias y las riadas para dejar un panorama "preocupante, con muchas actuaciones que afrontar por delante antes de que recuperemos la normalidad". Lo dice agradeciendo el esfuerzo del Gobierno regional en lo que será una fuerte inversión destinada a resolver de manera "urgente e inmediata" los problemas históricos de turbidez y falta de presión de agua que presenta el sistema de abastecimiento en varias zonas del municipio.

Para conocer esos problemas de primera mano ha mostrado a la vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, las consecuencias que han provocado las inundaciones de los últimos días y ambas administraciones han resuelto colaborar para recuperar un servicio esencial como ese.

Tras una reunión de trabajo en la que participaron los técnicos municipales y de la Consejería de Medio Ambiente, Díaz Tezanos explicó que el Ejecutivo cántabro va a instalar mecanismos hidráulicos para que el Ayuntamiento capte agua del sistema general de abastecimiento de Torrelavega y del Plan Santillana de la Autovía del Agua, a través del depósito existente en el Parque Empresarial del Besaya, en Reocín.

Igualmente, los técnicos de la Consejería van a iniciar próximamente los trabajos de filtración y mejora en la captación de agua de los manantiales de San Cipriano que sean necesarios para que estos problemas de turbidez y la consiguiente falta de presión de agua no se repitan en el futuro en la red de abastecimiento de Cartes.

"Este lunes recibimos la llamada del alcalde ante un problema grave de turbidez en el agua que reciben los vecinos de algunas zonas del municipio y hemos decidido actuar de inmediato con nuestros técnicos para solucionarlo cuanto antes y garantizar un tratamiento de agua adecuado", apuntó Díaz Tezanos.

La vicepresidenta ha asegurado que el problema estará resuelto en los próximos días con una medida alternativa para que "el agua turbia no entre en el sistema de captación y el Ayuntamiento pueda automatizar la red para poder captar agua de otros puntos en casos de emergencia".

El alcalde ha mostrado su satisfacción y agradecimiento y ha puesto en valor la "visita exprés" realizada por la vicepresidenta, el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio y los técnicos del Servicio de Aguas: "han venido en cuanto les hemos llamado, algo que demuestra el compromiso de la Consejería de Medio Ambiente y del Gobierno de Cantabria con el Ayuntamiento de Cartes para dar respuesta de manera inmediata y urgente al problema histórico de turbidez de agua que tiene el municipio y que se ha acentuado en los últimos días como consecuencia de las inundaciones".

"Trabajamos para intentar solucionar, de manera urgente, una petición compleja y un problema que nos preocupa, como es que los vecinos de Cartes tengan suministro de agua limpia en sus casas", ha subrayado Molleda, quien reconoce que "desde el Ayuntamiento fundamentaremos con los informes técnicos preceptivos las necesidades, y en los próximos días los presentaremos en la Consejería para analizar las vertientes económicas y jurídicas del problema".

Tal y como ha explicado, "el compromiso es actuar de manera urgente e inminente en el municipio de Cartes, no sólo como alternativa, sino para el depurado, filtrado y las captaciones de San Cipriano", un plan que será cofinanciado entre ambas administraciones.

Carril bici

Por otra parte, Díaz Tezanos ha asegurado que el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Cartes van a estudiar posibles medidas para recuperar el carril bici que conecta Los Corrales con Suances, y que transcurre por Riocorvo, en Cartes, un tramo de kilómetro y medio que ha quedado "prácticamente destrozado" por el temporal.

"Vamos a buscar una solución para abrir al público y al tráfico de bicicletas una infraestructura vital y segura para recuperar este carril en una zona de Cantabria con una gran tradición en el uso de la bicicleta tanto para el ocio como para la realización de traslados cotidianos a centros de trabajo o de formación", declaró la vicepresidenta, tras comprobar el estado de deterioro que presenta el carril bici.

En este sentido, el regidor ha lamentado que las inundaciones hayan provocado su completa desaparición con daños de un coste "muy elevado" y ha confiado en el compromiso del Gobierno regional para buscar una solución que recupere una infraestructura de gran importancia dentro del "gran pulmón verde" de la cuenca del Besaya.

 

Publicado en Últimas noticias

El alcalde de Cieza, Agustín Saiz, ha pedido al delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga, que traslade a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico la preocupación de los municipios por el estado de los ríos, "desbocados" tras el temporal, con escolleras destrozadas y cauces aún afectados por la presencia de piedras y árboles. También ha detallado el estado de un municipio que ha quedado mermado en las comunicaciones por carretera tras el cierre de la que comunica Collado de Cieza con Los Corrales de Buelna. Ahora mismo solo se puede acceder a través de la Nacional 611 que parte de Arenas de Iguña, teniendo en cuenta que el acceso a Villayuso está abierto solo en un carril.

El delegado del Gobierno y el alcalde recorrieron el municipio junto a la responsable de la Agrupación Socialista, Lorena Pérez, comprobando los daños generados por las riadas y por los argayos en diferentes carreteras.

Zuloaga reconoció que "como en el resto de municipios que estoy visitando, queda mucho trabajo por delante, además del sufrimiento padecido por muchas familias que han vivido de primera mano la fuerza del agua entrando en sus viviendas".

Explicó que desde la Delegación se trabaja en tres líneas; informar a los particulares sobre la necesidad de que detallen sus reclamaciones ante las compañías de seguro para que estas repercutan las ayudas al consorcio; informar a los ayuntamientos, como se  hará en dos convocatorias el próximo viernes, de los trámites a cumplir para reclamar los gastos extraordinarios que surjan del temporal; y como tercera línea de trabajo, la actuación del Ministerio de Fomento o la Confederación Hidrográfica del Cantábrico afrontando los daños producidor en las líneas férreas, carreteras o cauces de los ríos "absolutamente alterados porque las líneas de defensa se han visto desbordadas cuando no destrozadas".

A partir de ahí, dijo, se hará un diagnóstico de la magnitud de los problemas generados por el temporal para empezar a trabajar en la "vuelta a la normalidad", recuperando las infraestructuras dañadas.

Terminó enviando un mensaje de "tranquilidad" ante las adversas previsiones meteorológicas "porque tenemos a la Guardia Civil para garantizar la seguridad".

Publicado en Últimas noticias

Los vecinos desalojados en San Mateo de Buelna acogieron con esperanza hoy el anuncio del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, de que el Gobierno regional pondrá a su disposición ocho viviendas de una urbanización de Arenas de Iguña. Varios afectados volvieron hoy al barrio de El Calero para hablar con un presidente que quiso ver sobre el terreno la situación. "Solo esperamos ya que esto no se quede en palabras y podamos tener una solución a una situación que no sabemos cuánto va a durar", decían los vecinos.

El presidente defendió un desalojo "lógico" ante el "alto riesgo de deslizamiento en una montaña que ha empezado a romperse". Reconoció que "tener que dejar tu casa es un tema muy doloroso, pero hay que hacerlo". A todos los presentes les explicó que un equipo de ingenieros y geólogos estudian la mejor solución, "la fórmula más adecuada para afrontar la situación de esa ladera", decía la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González.

Una alcaldesa que explicó que se ha aumentado el radio de protección de las personas y ya son 11 las familias afectadas, en total unas 30 personas que están realojadas en casas de familiares y amigos, además de una persona en un establecimiento hostelero. Anunció que el Ayuntamiento habilitará una ventanilla para recoger las necesidades de esas familias y trasladarlas a la Consejería de Obras Públicas y Viviendas, encargada de poner a disposición de los vecinos las viviendas de Arenas de Iguña.

El consejero, José María Mazón, detalló que ya ha comenzado a tramitar la adecuación de esas viviendas. Por lo general hay dos preparadas para una urgencia y el resto se irán equipando. Revilla fue claro: "le doy mando en plaza para que no repare en gastos para atender a estas familias", dijo, refiriéndose a Mazón.

El consejero explicó que se trabaja ya en ello dentro de lo que es "una urbanización moderna, en un buen sitio y sobre todo muy cerca de Los Corrales de Buelna". Lo dijo pensando ya en la primera evaluación de daños solo en Carreteras. Serán precisos unos 15 millones de euros para reparar los desperfectos que se han producido hasta ahora. Porque nadie quiere imaginarse lo que puede pasar si, como señalan las predicciones meteorológicas, el temporal se recrudece hacia el fin de semana.

Publicado en Últimas noticias

El coordinador de Ciudadanos (Cs) Valle de Buelna, Nicolás Campuzano, ha pedido un “reconocimiento público y expreso” a la labor de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de los diferentes servicios que han colaborado para paliar los daños causados por el temporal que ha azotado duramente esta zona de Cantabria.

“La actuación de los cuerpos de emergencias y seguridad en las inundaciones sufridas ha sido excelente”, ha subrayado Campuzano, por lo que “desde Cs consideramos que es justo que los vecinos tengamos la oportunidad de trasladar nuestro agradecimiento tanto a la UME, como a Protección Civil, Policía Municipal, 112 y Guardia Civil por su destacada actuación”.

En su opinión, el desempeño de los efectivos de la UME en todas las ocasiones en las que prestan su servicio a la ciudadanía es “ejemplar”. En el caso concreto de las últimas inundaciones, su trabajo “ha sido fundamental”, según Campuzano, para “restablecer la normalidad” en el Valle, a donde se desplazaron más de 200 efectivos y 53 vehículos para “combatir los efectos del agua”.

“Por todo ello, creemos que es necesario brindar un reconocimiento a una unidad militar que, en los últimos años, ha tenido una importante presencia en el Valle”, ha destacado el coordinador de Cs, que ha recordado cómo en diciembre de 2015 la UME contribuyó a extinguir la oleada de incendios forestales que afectó a los montes de Cantabria.

Publicado en Últimas noticias

La Policía Local de Los Corrales de Buelna ha aconsejado a otros tres vecinos de San Mateo que busquen otro alojamiento mientras no se garantice la seguridad en el barrio del Calero, afectado por un corrimiento de tierras que podría terminar afectando a más de una decena de viviendas. Son en total una quincena de vecinos desalojados que se han trasladado a casas de familiares o amigos, a excepción de una persona que ha sido alojada en un establecimiento hostelero de la zona, según informó el Ayuntamiento. La Policía Local también ha advertido de los riesgos de nuevos corrimientos de tierra en el barrio de Santián, en Barros, donde no se descarta aún una nueva evacuación.

Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil y los técnicos municipales siguen pendientes de la evolución del argayo que amenaza a las viviendas del barrio, aunque sin poder tomar medidas de ningún tipo mientras persistan las fuertes lluvias, como explicaba a primera hora la alcaldesa, Josefina González. Algunos vecinos han solicitado volver a sus casas pero el Ayuntamiento ha dejado claro que no puede ser, porque "la situación de la Peña de San Mateo es realmente grave", dijo la alcaldesa.

A primera hora del domingo el Servicio de Emergencias del 112 decretó la evacuación de 11 vecinos de un barrio amenazado por una gran fractura de la ladera que nace en ese barrio, alertando desde el gobierno local de que se tardarán días en saber con certeza la gravedad de ese corrimiento de tierras. "Entendemos el nerviosismo de los vecinos por lo que pueda pasar, como no, pero no podemos permitir que regresen a sus casas mientras el riesgo esté ahí", dijo. "Ahora mismo, en las condiciones en las que está el terreno, no podemos meter maquinaria, es un terreno muy arcilloso y solo podemos esperar que el suelo aguante".

Presa de Quijano en el Basaya

Pero la situación es tan preocupante que ahora la inquietud se centra en otras cien familias, las que dependen de una empresa afectada directamente por el temporal, Trefilerías Quijano. La riada del jueves se llevó por delante la histórica presa de Somahoz, construida hace décadas para abastecer de agua una factoría que energéticamente depende de ese suministro. La alcaldesa habló a primera hora con sus responsables para conocer la situación "y no es tranquilizadora". La empresa, explicó González, está en contacto con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para hallar cuanto antes una solución a "una situación que está afectando muy seriamente a la producción, con lo que están haciendo todo lo posible en tiempo récord para paliar ese problema y no tener que parar".

"Es tan grave lo que está pasando en general que hay soluciones que no son de hoy para mañana debido al enorme calado que pueden tener", apuntó la alcaldesa, para terminar asegurando que se están preparando para el temporal anunciado para esta semana "dentro de las posibilidades de un Ayuntamiento que cuenta con un equipo humano excepcional, desde la Policía Local a la Guardia Civil, los operarios municipales, Protección Civil y personas que nos han ofrecido su ayuda, además de la Guardia Civil y el respiro que supuso la presencia de la UME". "Estamos haciendo todo lo humanamente posible, pero hay cosas que tendrán que esperar ante las prioridades que nos vamos marcando y el tiempo que nos anuncian para esta semana".

Análisis de situación

El responsable de la Policía Local, Tomás Gutiérrez, ha hecho balance de la situación general de Los Corrales de Buelna, pidiendo tranquilidad a los muchos vecinos afectados y precaución ante un temporal que parece arreciará a lo largo de la semana.

En primer lugar ha explicado que en la actuación de todo el equipo dependiente del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna seguirán prevaleciendo las urgencias vitales y médicas, para a partir de ahí atender el resto de incidencias. En ese contexto alertó sobre la situación los corrimientos de tierra provocados por los regatos que llegan hasta el barrio de Santián, en Barros, una situación que, como la de San Mateo, están analizando los técnicos por si fuera necesario evacuar las viviendas afectadas. Otro barrio con accesos complicados es el de Genales, donde un corrimiento de tierras cierra los accesos. Habló del argayo de las Rozas, en Somahoz, toneladas de barro y piedra sin estabilizar, dijo, para el que se están buscando soluciones desde distintas instancias. Se han retirado ya tres argayos de la carretera Nacional 611 entre Los Corrales de Buelna y Cieza pero el agente de la Policía corraliega advirtió de que seguirá cortada al tráfico ante el riesgo de que en esas zonas sigan cayendo rocas y piedra a la calzada.

A lo largo de lunes se seguirán buscando soluciones a los problemas causados por la rotura de la presa de Somahoz en las grandes empresas de la Avenida Quijano y ADIF sigue estabilizando el terreno de la línea férrea, explicó. También se ha actuado en los daños provocados por el temporal en Las Caldas de Besaya, donde el río Besaya llegó a superar los seis metros de altura, según el medidor del puente.

Para terminar explicó que se sigue trabajando en evacuar el agua de decenas de garajes subterráneos, labor que se continuará realizando dentro de las posibilidades de un equipo en el que trabajan sin descanso toda la plantilla de Policía Local y Protección Civil, operarios municipales, Guardia Civil y bomberos del parque de emergencias de Los Corrales de Buelna, además, terminó, de empresas como ASV, que ha donado toda la señalización que se ha ido colocando en las zonas afectadas, señales que, en algunos casos, han 'desaparecido'.

Cieza

En Cieza el alcalde, Agustín Saiz, explicó que se trabaja en consolidar las comunicaciones con el exterior y agradeció el esfuerzo del Servicio de Carreteras en ese sentido. También señaló que a mediodía volvió la energía eléctrica a todo el valle, tras un corte debido a una avería en Viesgo.

Bárcena

Por otra parte el Ayuntamiento de Bárcena de Pie de Concha ha recomendado no beber ni utilizar para cocinar el agua de la red municipal en Media Concha y Pujayo, algo que había hecho también el Ayuntamiento de Molledo hasta mediodía de hoy lunes.

Publicado en Últimas noticias

(En el reproductor, Tomás Gutiérrez, jefe de Policía de Los Corrales, hace un resumen de la situación hoy lunes 28 a las 09,00 horas).

Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil y Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna siguen pendientes de la evolución del argayo que amenaza a las viviendas del barrio de El Calero, en San Mateo, aunque sin poder tomar medidas de ningún tipo mientras persistan las fuertes lluvias, como explicaba a primera hora la alcaldesa, Josefina González. Algunos vecinos han solicitado volver a sus casas pero el Ayuntamiento ha dejado claro que no puede ser, porque "la situación es realmente grave", dijo la alcaldesa.

San Mateo

A primera hora del domingo el Servicio de Emergencias del 112 decretó la evacuación de 11 vecinos de un barrio amenazado por una gran fractura de la ladera que nace en ese barrio, alertando desde el gobierno local de que se tardarán días en saber con certeza la gravedad de ese corrimiento de tierras. "Entendemos el nerviosismo de los vecinos por lo que pueda pasar, como no, pero no podemos permitir que regresen a sus casas mientras el riesgo esté ahí", dijo. "Ahora mismo, en las condiciones en las que está el terreno, no podemos meter maquinaria, es un terreno muy arcilloso y solo podemos esperar que el suelo aguante".

Presa

Pero la situación es tan preocupante que ahora la inquietud se centra en otras cien familias, las que dependen de una empresa afectada directamente por el temporal, Trefilerías Quijano. La riada del jueves se llevó por delante la histórica presa de Somahoz, construida hace décadas para abastecer de agua una factoría que energéticamente depende de ese suministro. La alcaldesa habló a primera hora con sus responsables para conocer la situación "y no es tranquilizadora". La empresa, explicó González, está en contacto con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para hallar cuanto antes una solución a "una situación que está afectando muy seriamente a la producción, con lo que están haciendo todo lo posible en tiempo récord para paliar ese problema y no tener que parar".

"Es tan grave lo que está pasando en general que hay soluciones que no son de hoy para mañana debido al enorme calado que pueden tener", apuntó la alcaldesa, para terminar asegurando que se están preparando para el temporal anunciado para esta semana "dentro de las posibilidades de un Ayuntamiento que cuenta con un equipo humano excepcional, desde la Policía Local a la Guardia Civil, los operarios municipales, Protección Civil y personas que nos han ofrecido su ayuda, además de la Guardia Civil y el respiro que supuso la presencia de la UME". "Estamos haciendo todo lo humanamente posible, pero hay cosas que tendrán que esperar ante las prioridades que nos vamos marcando y el tiempo que nos anuncian para esta semana".

Publicado en Últimas noticias

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, visitó este domingo Los Corrales de Buelna, una de las principales zonas afectadas por el último temporal que ha sufrido Cantabria. Estuvo acompañada por el delegado del Gobierno en la comunidad, Pablo Zuloaga, y el consejero de Presidencia, Rafael de la Sierra, además de la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, y buena parte del Gobierno local. La alcaldesa agradeció a la ministra la "sensibilidad" demostrada con Los Corrales de Buelna y la mostró algunos de las graves consecuencias del temporal, especialmente en toda la zona de Somahoz. También la explicó las medidas adoptada en la evacuación de una decena de vecinos en San Mateo.

El objeto de la visita de la ministra fue conocer de primera mano las zonas afectadas, valorando las consecuencias de "uno más de los capítulos del cambio climático", algo sobre lo que puso especial énfasis la responsable de Sanidad, tanto como en trabajar conjuntamente para evitar en la medida de lo posible esas consecuencias. Afirmó que lo previsible es que esos temporales sean cada vez más frecuentes "y debemos estar preparados para que la población no lo sufra".

Defendió el trabajo de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y habló de una inversión de cinco millones de euros en mediciones automáticas de los caudales de los ríos para prevenir los impactos de las avenidas, además de invertir en adecuaciones de cauces para evitar la presencia de obstáculos que hagan de barrera en los cauces.

Carcedo también destacó la colaboración entre administraciones y la ayuda que supuso la UME. Algo en lo que coincidió el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga. Señaló que "hay que afrontar esta situación como algo excepcional que ha superado las previsiones ampliamente". También adelantó que el viernes explicará a los alcaldes de los ayuntamientos afectados como tramitar gastos de manera extraordinaria que luego podrán revertir ante la Administración general.

El consejero de Presidencia, Rafael de la Sierra, agradeció una visita que permitirá al Gobierno de la Nación tener una visión de primera mano de "la situación desastrosa de muchas comarcas" de Cantabria. Afirmó que una vez acabe el temporal se realizará un informe exhaustivo para saber qué ha pasado, si se podría haber actuado de otra forma y proponer, en su caso, nuevas fórmulas de actuación. "El cambio climático lo tenemos ya junto a nuestra casa", dijo y terminó diciendo que "vamos a ver como evoluciona el tiempo porque la preocupación aun es grande y estamos en situación de prealerta".

Cerró las intervenciones la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, hablando de la preocupante situación de un municipio que se despertaba con otro susto, el necesario desalojo de una decena de vecinos de San Mateo afectados por un corrimiento de tierras en ciernes. "Después de este devastador temporal siguen abriéndose nuevos focos de preocupación", dijo, para agradecer la "sensibilidad" de la ministra y la colaboración de todas las administraciones y cuerpos de seguridad, voluntarios, empresas y vecinos y la UME "que fue un respiro". "Vamos a tener que reponer todo lo dañado y necesitaremos vuestra ayuda", dijo, dirigiéndose a los representantes de las administraciones nacional y regional.

Publicado en Últimas noticias

El Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna decretó a primera hora de la mañana de hoy domingo la urgente evacuación de 11 vecinos del barrio de El Calero, en San Mateo de Buelna, ante el riesgo del desprendimiento de toda una ladera de la montaña, afectada por un argayo de grandes dimensiones que venía preocupando a los técnicos municipales desde la noche del viernes. Las lluvias que arreciaron en la zona la madrugada del sábado al domingo obligaron al gobierno local y al servicio de emergencias del 112 a adoptar como medida de precaución el urgente desalojo de cinco viviendas de ese barrio, las más amenazadas por un posible desprendimiento de tierras. Sobre las 11 de la mañana Protección Civil, Guardia Civil y Policía Local acordonaron la calle que atraviesa el barrio y comenzaron a comunicar a los vecinos la necesidad de abandonar sus viviendas.

Como ya sucedió en Santa Olalla (Molledo) la semana pasada, algunas personas se resistieron en principio a abandonar sus casas, pero la orden era clara y el riesgo evidente. Las grandes grietas abiertas a lo largo de más de 100 metros en la ladera no dejaban lugar a ninguna duda sobre el peligro que suponía una montaña que siguió sufriendo durante todo el domingo una lluvia constante.

Los vecinos afectados se fueron reubicando en casas de amigos y vecinos, una estancia que puede ser larga, porque según informó la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, ha comenzado ya una evaluación del terreno que "llevará tiempo porque queremos estar completamente seguros sobre los riesgos que entraña la situación de ese corrimiento de tierras antes de que se pueda volver al barrio". Lo dijo tras comprobar el estado de esa ladera en compañía del delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga. Explicó que se habían valorado posibles soluciones para encauzar posibles corrientes de agua y controlar en lo posible ese desprendimiento, pero a primera hora del domingo los técnicos decidieron que era imposible adoptar medidas reparadoras.

También se ha desplazado a San Mateo un técnico del Servicio de Aguas de Torrelavega, alertado por vecinos y Guardia Civil ante el hecho de que por la ladera afectada cruza la tubería que parte de la estación depuradora de Los Corrales de Buelna hacia los depósitos que abastecen de agua a la capital del Besaya. En principio no está dañada pero todo dependerá de lo que suceda con el argayo. Los técnicos prefieren "ni imaginarse" lo que supondría que quedara afectada la canalización, dejando sin suministro a Torrelavega y todo el entorno. Por si acaso, ya manejan la desviación de la red de tuberías desde la Depuradora de Los Corrales de Buelna a Torrelavega por el valle.

La alcaldesa explicó que "como ha sucedido hasta ahora la máxima prioridad son los vecinos, y no vamos a esperar ni un minuto más a saber qué pasa con un argayo que supone ya un peligro". Calculan los técnicos que pueden ser unos 3.000 metros cuadrados de terreno inestable en el que se han colocado ya puntales de medición para controlar el avance del corrimiento de tierras.

Los vecinos estaban enfadados tanto como preocupados. No estaban para muchas explicaciones mientras ponían a buen recaudo sus principales pertenencias y cogían lo necesario para pasar al menos unos días fuera de sus casas. La amenaza real del corrimiento del terreno no les dejaba demasiado tranquilos a la hora de dejar el barrio. Javier vive en San Mateo y dejaba clara una preocupación "que no se puede evitar, aunque tal y como están los montes se veía venir, no es la primera vez que sufrimos argayos aquí". También lo decían los vecinos de la plaza del Isprón, mirando el argayo: "siempre nos han dicho que las laderas de San Mateo tienen muchas vías de agua por debajo y esto tenía que terminar pasando".

Desde la Dirección General de Protección Civil y Emergencias el Gobierno de Cantabria, y el 112 se recomienda a todas aquellas personas que vivan en zonas cercanas a laderas que observen el terreno y, ante cualquier desprendimiento o fractura abierta, llamen al 112 para comunicar la situación.

Publicado en Últimas noticias

En Los Corrales de Buelna la jornada de ayer ha servido para las restañar heridas abiertas por la fuerza de ríos y arroyos, atender nuevas y viejas incidencias y ofrecer soluciones a problemas de cortes de carreteras o la necesidad de nuevos aparcamientos ante la inutilidad de decenas de garajes colectivos subterráneos. A mediodía la alcaldesa, Josefina González, ofreció una primera valoración de los daños sufridos, alertando sobre los cortes de carreteras como la Nacional 611 con Cieza, afectada por cuatro grandes argayos, o la comarcal con Collado, con grandes grietas y riesgo de hundirse. Una situación que deja el valle de Cieza incomunicado con el de Buelna y con una única salida, la del alto de Piedrahita, hacia Iguña. Aunque abierta en uno de sus carriles, González pidió "máxima precaución" en la única carretera de acceso a Coo, horadada por completo en la parte de calzada próxima al río. En contrapartida, se logró abrir la carretera al polígono industrial de Barros y el puente de Somahoz, que había dejado incomunicado el barrio de San Andrés. En ese barrio también se dio una solución provisional al suministro de agua, arrasado por la riada.

Otra solución que llegó durante la mañana fue para los muchos vehículos que se habían quedado sin su plaza de aparcamiento. El colegio La Salle y después el Pereda cedieron para este fin de semana sus grandes patios como zona libre para estacionar los vehículos. También se trabajaba para solucionar los cortes de luz y agua que se produjeron en varias zonas del municipio.

Otras cosas no tendrán remedio, como la destrucción parcial de la histórica presa que en su día construyó Quijano para desviar el agua del río Besaya hacia sus instalaciones, arrasada en su mayor parte por un cauce desbocado a la altura de Somahoz.

La alcaldesa destacó el trabajo realizado por todos los cuerpos al servicio de un dispositivo "que ha funcionado a la perfección, coordinación y eficacia que nos deja un gran sabor de boca en medio de tanta desolación". "Cada uno ha hecho lo que tenía que hacer en una cadena de mando totalmente clara, una organización perfecta". El técnico del 112 recogía cada llamada y mandaba un equipo para valorar las circunstancias de la incidencia, para en último término afrontar la situación con los efectivos adecuados. Un despliegue en el que "nadie ha escatimado el mínimo esfuerzo, incluso empresas, comercios y vecinos". Agradeció el apoyo de la empresa ASV cediendo toda la señalización que ha sido precisa en cada punto conflictivo, como ejemplo de una "gran y general solidaridad".

Mencionó también el empuje facilitado por la llegada de la UME, repartida en innumerables garajes y atajando problemas de mayor calado con maquinaria pesada.

Como había hecho la Policía Local previamente, incidió en dar un mensaje de "calma y tranquilidad sin levantar la guardia y manteniendo la prudencia necesaria".

Los coordinadores de Policía Local y Protección Civil, Tomás Gutiérrez y Amando Ordorica, añadieron que todos sus efectivos trabajan aun para atender nuevas incidencias y aquellas que no se habían podido afrontar en las últimas horas, "cientos de llamadas", decía Gutiérrez, decenas de garajes inundados con más de metro y medio de agua, apuntaba Ordorica. Pero insistían en que a lo largo de las próximas horas actuarán en todos los frentes todavía abiertos.

En Cieza el alcalde, Agustín Saiz, apelaba a la llegada de efectivos para colaborar en las tareas de apertura de carreteras en un municipio que tras el obligado corte de la carretera a Los Corrales de Buelna quedaba prácticamente incomunicado. Un llamamiento efectivo que logró abrir un carril de la carretera que comunica Villayuso con la Nacional 611. De ahí la dirección obligada es hacia Arenas de Iguña, ya que en sentido Los Corrales de Buelna esa Nacional seguirá cortada.

Como la vía que llega a Brenes, en Arenas de Iguña, donde será imposible llegar desde Los Llares "en una buena temporada", decía el alcalde, Pablo Gómez, tras comprobar el estado de la carretera con el consejero de Obras Públicas, José María Mazón.

En San Felices de Buelna contabilizaban 16 argayos en distintos puntos de un municipio que trabajaba con todos sus efectivos para recuperar la tranquilidad, decía el alcalde, José Antonio González Linares.

Publicado en Últimas noticias

Los Corrales de Buelna ha sufrido hoy jueves el envite del río Besaya como pocas veces se recuerda en un valle acostumbrado a los empujes de ese río. Más que un envite fue todo un órdago que llegó a cortar el acceso al municipio desde el norte, dejando una única carretera de entrada, desde la Autovía de la Meseta por la calle Galicia. Otra de las imágenes del día la ofreció un río que llegó a pasar por encima del puente de Somahoz, una carretera cortada durante toda la jornada que dejó aislado el barrio de San Andrés. Otra de las vías cortadas fue la Avenida Cantabria a la altura del IES Estelas de Cantabria, que tuvo que suspender las clases. Y los accesos por el sur al polígono industrial de Barros también quedaron cortados al tráfico.

A las dos de la madrugada se instalaba en el salón de plenos del Ayuntamiento un puesto de mando avanzado para coordinar los esfuerzos de 150 miembros de Guardia Civil, Protección Civil, bomberos, Policía Local y operarios del Parque de Obras y Servicios municipal. Con ellos estaba la alcaldesa, Josefina González.

Pronto comenzaron a llegar las noticias sobre los cortes de las carreteras de acceso a Los Corrales por Cieza o Las Caldas de Besaya y Barros y se decretó el cierre del puente de Somahoz. En ese momento ya solo se podía llegar al pueblo por la calle Galicia desde la A-67.

Protección Civil tenía a primera hora de la mañana más de 30 bombas achicando agua en garajes de toda la localidad. Mientras, iban llegando más noticias preocupantes. En el barrio del Coiño el agua se llevaba la nueva escollera e inundaba la zona. En Coo un argayo cortaba la carretera, unica para llegar al pueblo. En Las Caldas el agua no dejaba opción a utilizar la carretera. En ese pueblo hubo que rescatar a tres personas que quedaban atrapadas por el río, y en el polígono a un camionero que tuvo que dejar en Barros su vehículo, como tuvieron que hacer otros trabajadores a lo largo de la mañana.

Con lágrimas en los ojos la alcaldesa, en contacto directo con el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, recomendó a las 12 del mediodía que nadie saliera de casa. Los efectivos estaban desbordados, reconocía, y se daba prioridad a «las urgencias médicas o vitales», como ratificaba el jefe de la Policía Local, Tomás Gutiérrez. La alcaldesa también envió un mensaje de tranquilidad, aunque reconocía que «nunca hemos visto nada igual». Sobre las dos de la tarde se unieron los efectivos del UME a las tareas de prevención y evacuación a la espera de que remitiera el temporal.

«El río Cieza nunca había llegado ni de cerca a esta altura»

El alcalde de Cieza, Agustín Saiz, lleva toda la vida viviendo en el valle, cerca del río que le da nombre y ayer afirmaba que «el río Cieza nunca había llegado ni de cerca a esta altura». Lo decía sobre la una del mediodía, cuando habían logrado retirar un argayo a la altura de la Rueda que había dejado incomunicado el valle por los accesos a Los Corrales y la Nacional 611. Varios desprendimientos afectaban a las carreteras y en muchas viviendas los vecinos achicaban agua como podían ante una subida histórica del río Cieza, que a media mañana pasaba por encima de todos los puentes del valle, como confirmaba un alcalde que tuvo que echar mano de maquinaria propia y ajena.

Santa Olalla, comido por el agua

molledo. Cuando los vecinos de Santa Olalla se fueron a la cama el miércoles sabían que la noche iba a ser larga. Una única oración en cada casa del pueblo: que parara de llover. Pero la Naturaleza es inclemente y el agua no cesó en ningún momento. Sobre las tres de la madrugada Arancha se levantó. No podía dormir. Lo hizo con la esperanza de que el río bajara con menos fuerza, pero fue todo lo contrario. Ya había desbordado el puente de acceso a Santa Olalla. Levantó a su marido, Isamael, y fueron a casa de su madre, para ayudarla a sacar a la abuela, Anita, de 87 años. «He visto muchas crecidas del río, pero nunca llegó el agua tan arriba», decía después, alojada en los cálidos salones del colegio Torres Quevedo de La Serna de Iguña. Estaba tranquila porque los suyos estaban bien, con esa actitud ante lo inevitable que solo da la edad.

La madrugada fue frenética. Cada cual hacía lo que podía llevando lo imprescindible, lo más importante, de los pisos bajos a los de arriba, salvando lo que podían. Antes de las seis de la mañana se decretó la evacuación del pueblo. Desde Presidencia Paula Férnández Viaña, vecina del valle, pudo contactar con la primer teniente de alcalde de Molledo, Verónica Mantacón, y  se habilió el pabellón deportivo del colegio de La Serna para albergar a unos 60 vecinos del pueblo que se esperaba sacar por una carretera de media montaña que allí llaman el paso del Mulo.

Pero los joyetos (gentilicio de Santa Olalla) no querían moverse, abandonar sus casas. El dispositivo se pausó porque se esperaba una mejoría de las condiciones meteorológicas y del río.

Pero no fue así. Arancha era una de las vecinas que se habían concentrado en las casas del centro de Santa Olalla, «30 años viviendo aquí y no había visto nada igual». «Hemos cogido un chandal cada uno, al perro y al gato, y nada más, el resto lo hemos llevado al piso de arriba». El trabajo estaba hecho. Lo ratificaba su marido, Ismael, ocupado echando una mano a quien lo necesitara. Arancha miraba al cielo: «¿que qué siento?, impotencia porque no deja de llover».

Algunos luchaban contra lo invencible, poniendo parches en portillas para evitar un caudal que se abría paso algo más allá para enfado de un pueblo en el que la tensión empezaba a crecer. Sobre las nueve y media tiraron una pared que obstaculizaba el caucel del río, pero ya no había remedio.

Verónica Mantecón cogió a Fernando y Fonsi y les metió en su coche. Estaban preocupados. Fueron los primeros que tuvieron que dejar su casa a la entrada de Santa Olalla y allí se quedaron medicamentos imprescindibles para ellos, además del móvil. Había que dar toda la vuelta al valle pero les metió en su pequeño coche y se fueron. Pasadas de largo las nueve de la mañana estaban de nuevo en Santa Olalla. Los tres con caras de cansados. Como el resto de vecinos al calor del hogar en casa de los Navarro. Una casa que olía a fuego de chimenea y café de puchero. Fuera, los jóvenes iban de aquí para allá, cogiendo maletas donde meter lo imprescindible, por si acaso, porque para disgusto de todos, no cesaba la lluvia y el agua seguía subiendo.

A las nueve y media llegaba la alcaldesa, Teresa Montero, tras una gira por un pueblo en el que el agua hacía estragos, en Cobejo, en la carretera a Silió, en Santa Cruz. Junto a Verónica Mantecón decidieron que había llegado el momento de evacuar el pueblo. El agua llegaba ya al centro de Santa Olalla y la única carretera de escape, el paso del Mulo, corría riesgo de volverse impracticable. Eran las diez menos cuarto de la mañana cuando se tomó la decisón. Entonces algunos preguntaban la hora porque parecía que había pasado todo un día.

La Guardia Civil recomendó salir del pueblo todos juntos para evitar contratiempos mayores, a ser posible en vehículos altos porque a esa hora los turismos ya pasaban mal por el único camino hacia Molledo.

Los efectivos de la Guardia Civil iban casa por casa avisando a los vecinos. En dos de ellas les contestaron que no abandonarían su hogar. Pero no había tiempo que perder. Sobre las 11 del mediodía el dispositivo arrancó, comprobando que la carretera empezaba a presentar muchos problemas por los ríos que bajaban por las laderas, uniéndose en la calzada para tomar más fuerza.

Concha, una de las vecinas más veterana de Santa Olalla, tenía otra forma de verlo todo. «Llover ha llovido así muchas veces y el agua ha subido mucho pero antes nos teníamos que quedar en casa, que no había cosas de estas», decía, en alusión al todo terreno en el que viajaba, abriendo camino al resto de vehículos que poco a poco iban abandonando un pueblo tragado por el agua.

En uno de esos coches iba Pedro Luis con su madre. El día se estaba haciendo largo. Se había levantado a las cuatro de la mañana alertado por su vecino. Tuvo la ayuda de los bomberos para sacar a su madre de casa, cuando el agua ya superaba los 30 centímetros. «Aún no me he hecho a la idea de lo que he visto», reconocía al llegar al colegio Torres Quevedo. Era una de las muchas personas que habían pasado lo peor, el agua entrando en sus casas sin remedio, quedándose con la duda de qué se encontraría a la vuelta y cuándo podría regresar.

También fue una de las personas que contempló como troncos y ramas bloqueaban el paso del agua bajo los puentes, empeorando más si cabe la situación. Teresa Montero ya había incidido en ello desde Santa Olalla: «entiendo el enfado de la gente, como no, pero algunas de las cosas que pasan vienen por la imposibilidad de limpiar adecuadamente los ríos, a pesar de nuestras constantes reclamaciones ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico». Entre tanto hablaba con la dirección de la residencia de Madernia, en Molledo, para saber si había posibilidad de que algunos vecinos que no encontraran alojo pudieran pasar la noche en ese edificio. Algo que confirmó la directora. Había camas libres para los vecinos que lo necesitaran.

Al colegio de La Serna había llegado una veintena de personas desalojadas de Santa Olalla. El resto se iban a quedar en las casas de familiares y amigos. El profesorado y trabajadores del colegio habían dispuesto todo para acoger con calor ambiental y humano a los vecinos que iban llegando. Incluso de algún lugar habían sacado un cajón lleno de zapatillas de toda la vida, para sentirse como en casa. Y no dejaban de llegar llamadas de otros habitantes del valle e incluso empresas y comercios ofreciendo alimentos. La lluvia había podido con lo material, pero no con la solidaridad.

Fotos de la jornada, enviadas por oyentes a Radio Valle de Buelna

  • cieza-1
  • fraguas-2
  • fraguas-4
  • fraguas-9
  • igunia-1
  • muriago-1
  • puente-somahoz
  • santa-margarita

 

Publicado en Últimas noticias
Miércoles, 23 Enero 2019 17:40

Aumenta el riesgo de desbordamientos

Cuando son las 17,45 horas del miércoles 23 de enero, sigue lloviendo. La pleamar tendrá lugar a las 18,30 h. y su coeficiente alto, del 100%, hace prever que la situación puede empeorar en las próximas horas. La agrupación de voluntarios de Protección Civil de los Corrales ha permanecido todo el día controlando los puntos más importantes.

La carretera de circunvalación conocida como M-30, a la altura de Talleres Landeras se encuentra parcialmente anegada, por lo que es necesario circular con gran precaución.

La carretera N-611, a la altura de la Media Hoz, curva de El Manco, corre riesgo de ser inundada por la crecida del Besaya, al igual que la Nacional 611 entre Baros y el túnel de Las Caldas. También el puente que une Somahoz y San Andrés tiene ya muy cerca el nivel del agua y el cauce ha cubierto el aparcamiento situado entre el río y las vías del tren, en ese mismo punto.

Durnante la mañana han intervenido en unos garajes de la calle Luzmela. La Policía Local ha balizado el carril bici en Las Caldas, totalmente tapado, llegando el agua del Besaya, a esta hora, a media altura de las farolas allí instaladas.

Los bomberos del parque de emergencias de Los Corrales de Buelna achican agua en el IES Estelas de Cantabria y la cantidad de agua caída en las últimas horas ha provocado el hundimiento de una casa deshabitada en Santiago de Cartes sin que se produjeran daños personales.

Problemas en la A-67

Desde media mañana de hoy miércoles, ya era visible un desprendimiento de tierra motivado por un importante curso de agua que descendía desde Orza y barrio de La Cuesta hacia la autovía A-67. El agua atravesaba la calzada para luego circular por las fincas colindantes y llegar a la recta de San Mateo, llenando de barro las inmediaciones del IES Estelas de Cantabria. Tanto es así que los bomberos del Parque 6, de Los Corrales de Buelna, estuvieron por la tarde achicando agua y limpiando la zona. Durante la mañana, personal del servicio de Matenimiento de la autovía estuvo realizando trabajos para impedir que la circulación en esa vía se viera más afectada.

Fotografías facilitadas por la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil

  • aparcamiento-san-andres-2
  • aparcamiento-san-andres
  • puente-somahoz-1
  • puente-somahoz-3
  • puente-somahoz
  • rotonda-ies-estelas

 

Publicado en Últimas noticias

(Nota de prensa remitida por la oficina de Comunicación Periférica de la Guardia civil)

  • Los implicados operaban desde Los Corrales de Buelna utilizando portales de Internet
  • Cuentan con numerosos antecedentes por hurtos de carteras en supermercados

23 de enero de 2019.

La Guardia Civil ha procedido a lo largo de la semana pasada a investigar a tres hombres de 28, 33 y 47 años de edad y vecinos de Los Corrales de Buelna, como presuntos autores de un supuesto delito de estafa, al haber cobrado por cursos laborales que no eran impartidos.

A finales del pasado mes de noviembre, un hombre, denunció en el Puesto de la Guardia Civil de Talayuela (Cáceres) que tras ver un anuncio en Internet, en el que se demandaba un puesto de mecánico industrial, se puso en contacto con la persona que ofertaba el mencionado puesto de trabajo. En ese momento, se le propone participar en la construcción de viviendas en la ciudad de Cáceres durante cinco años, pero, para poder llevar a cabo dicha tarea, he de realizar un curso de prevención de riesgos laborales y que debía de pagar 120 € en concepto de matrícula.
Una vez ingresada la cuantía en un número de cuenta, el denunciante se trasladó a la ciudad de Cáceres con el fin de recibir el curso contratado y conocer la obra en la que iba a participar como trabajador. En ese momento descubrió que nada de lo ofertado era real y que había sido víctima de una estafa.
Componentes de la Guardia Civil de Talayuela (Cáceres) realizaron gestiones para averiguar tanto la autoría de los anuncios fraudulentos de Internet, como de la cuenta bancaria. Dichas investigaciones, ubican al o a los posibles autores en Los Corrales de Buelna (Cantabria).
Tras recibir esta información, la Guardia Civil de Los Corrales de Buelna, gracias a una minuciosa investigación, logra identificar a tres personas con distintos grados de implicación en la mencionada estafa.

Especialización criminal

Los tres investigados contaban con  un organigrama perfectamente detallado, en el cual, cada componente, tenia asignada una labor concreta en la planificación y ejecución de la estafa.
Uno de ellos, era el encargado de publicar en la red ofertas de trabajo,
En el esclarecimiento de estos hechos han intervenido efectivos de la Guardia Civil de Los Corrales de Buelna (Cantabria) y de Talayuela (Cáceres)

Publicado en Últimas noticias

Tras la nieve y el agua caída en las últimas horas, ahora la preocupación se centra en el estado de los ríos y en laderas afectadas por las corrientes internas, como la del monte Orza a la altura de San Mateo. Un argayo ha caído sobre la protección lateral de la Autovía de la Meseta en sentido Reinosa, sin llegar la tierra a la calzada. De todas formas Mantenimiento de Carreteras ralentiza el paso por eso punto porque el agua que cae del monte atraviesa esa vía, lo que obliga a pasar con precaución.

El río Besaya ya está cerca de desbordarse en su tramo de Arenas a Los Corrales de Buelna. El aparcamiento del puente de San Andrés está anegado ya, como el carril bice entre Barros y Las Caldas, precintado por la Policía Local. Como es habitual, el Mortera se ha desbordado en Barros y las mieses empiezan a parecerse más a grandes lagunas.

Por su parte bomberos y Protección Civil siguen trabajando en el achique de varios aparcamientos completamente anegados a lo largo de Los Corrales de Buelna. También se ha avisado al 112 por la presencia de dos perros de caza a la altura de Barros en la Autovía de la Meseta, en sentido Torrelavega. Y anoche se tuvo que retirar una gran rama que había caído en la carretera que atraviesa Molledo. También una rama ha cortado el paso en un carril de la carretera que une Arenas con San Vicente de León.

A lo largo de la tarde los bomberos del parque del Servicio de Emergencias del 112 en Los Corrales está procediendo a achicar agua en la zona sur del IES Estelas de Cantabria, en San Mateo.

A última hora el Besaya amenaza con cubrir la Nacional 611 entre Barros y el túnel de Las Caldas.

En Santiago de Cartes, la cantidad de agua caída en las últimas horas ha sido el detonante del derrumbe de un edificio deshabitado junto a la plaza del Gallo sin que se hayan producido daños personales. Los cascotes han dañado una finca colindante. El Ayuntamiento ha anunciado que se derribará por completo una casa que ya contaba con un requerimiento de conservación.

Publicado en Últimas noticias

Izquierda Unida de Cantabria ha exigido al Gobierno PRC-PSOE que intervenga en el conflicto laboral y social que viven los trabajadores de Fundinorte (antigua Greyco), tras haber recibido las cartas de despido hace una semana.

El candidato de IU a la Presidencia de Cantabria, Israel Ruiz Salmón, se ha expresado así ante “el continuo olvido y maltrato”, según afirma, de la plantilla de la empresa con sede en San Felices de Buelna y que a partir del 1 de febrero, se iniciará el plazo de un mes para que encontrar inversor antes de la liquidación.

“Los trabajadores, muchos de ellos en la franja de edad entre los 50 y la jubilación, lo único que quieren es poder acabar su vida laboral en condiciones dignas y son los principales interesados en que la producción siga adelante sea como sea”, explicaba Ruiz Salmón, quien ha seguido esta historia de cerca, participando también en la concentración que la plantilla realizó el pasado mes de noviembre a las puertas del Parlamento.

Para el cabeza de lista de IU, la situación de Fundinorte es un “claro ejemplo” del “descuido intencionado” que por parte de los sucesivos gobiernos de Cantabria se ha realizado “con ésta y con otras fábricas de la comunidad”, pese a ser una empresa cuya actividad tiene demanda.

Sin embargo, para Ruiz Salmón, “la gestión política de este gobierno –y los anteriores- sobre el devenir de esta empresa y sus trabajadores no ha podido ser peor, con inyecciones millonarias de dinero y sin control alguno, y parece que quieren dejar morir la fundición, dejando en la calle a las 50 personas que trabajan allí, muchas de ellas durante décadas y que son las que han mantenido viva la actividad”.

Desde IU ven este ejemplo como “una muestra más” de la desindustrialización que con los años está viviendo la comarca del Besaya “sin respuesta de los Ejecutivos autonómico y estatal” y que “implica tomar decisiones valientes”, como la que se está planteando con Alcoa por una parte de la sociedad que propone su nacionalización por su “interés general”.

El candidato de IU ha contextualizado este escenario en uno más global y que afecta a otros sectores, como el de las comunicaciones, y que en Cantabria podría afectar a una plantilla de 30 trabajadores, según apuntaban desde el sindicato UGT.

“Vivimos una época en el que las empresas abocan a los trabajadores al “sálvese quien pueda” y, por ello, es más necesario que nunca la intervención de gobiernos comprometidos, no sólo con la creación de empleo y su mantenimiento, sino con la ampliación y preservación de los derechos laborales que han sido fuertemente esquilmados en la última década de crisis y con dos reformas laborales lesivas”, sentenciaba.

Publicado en Últimas noticias
Página 1 de 3