radio online

Artículos por fecha: Jueves, 27 Junio 2019

El segundo día de huelga convocado por el comité de empresa de Global Special Steel Products (GSSP) en la antigua fábrica de Trefilerías Quijano en Los Corrales de Buelna, ha repetido el mismo respaldo de la primera jornada de paro general, un 99% de la plantilla de la línea de producción, donde sólo ha entrado a trabajar un operario como anteayer.

Según comentó el presidente del comité de empresa de la planta corraliega, Juan José Buenaga (UGT), "la unión de los trabajadores y su respaldo casi total a la huelga es incuestionable y la empresa debería tomar nota de ello porque no se aceptará bajo ningún concepto subcontrataciones desmedidas que a la larga perjudican a la plantilla propia de la fábrica".

El sindicalista agregó que "la única novedad es que la empresa nos ha convocado por correo electrónico a una reunión el próximo lunes, aunque no precisa si es para resolver este conflicto o, simplemente, se limita a convocarnos a la reunión que mantiene habitualmente con el comité de empresa una vez cada trimestre".

"Lo que tenemos muy claro es que cualquier convocatoria de una reunión negociadora para solucionar un conflicto laboral y una huelga provocada única y exclusivamente por la empresa y su política en la fábrica, tiene que celebrarse forzosamente en el Orecla (Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales).

"Mientras la empresa no se siente a negociar y lo haga con ánimo de rectificar y de ajustarse a los acuerdos suscritos en su momento sobre la subcontratación, los trabajadores seguirán con las movilizaciones", recalcó el presidente del comité de empresa de la fábrica corraliega, que recordó que "después del último día de huelga este sábado, nos reuniremos y debatiremos los pasos a seguir".

Publicado en Últimas noticias

Ha cumplido 20 años de presencia en el Ayuntamiento, ha apoyado la investidura de tres alcaldes y compartido tareas en gobierno y oposicióno. Con toda esa experiencia, ahora le ha llegado el momento de ser alcalde.

-¿En algún momento de estos días se ha sorprendido aun pensando que es el alcalde, o ya lo tiene asumido?

-Pues no sé qué decirte. En principio me lo planteo como una continuación de la legislatura anterior, aunque de momento con más trabajo, ya que todavía no se ha hecho el pleno de Constitución del Ayuntamiento ni la delegación de competencias en los concejales. Supongo que lo iré asumiendo poco a poco.

-Tras 20 años de experiencia en política municipal, ¿el mejor colofón ha sido llegar a la Alcaldía?

-Yo creo que sí. Creo que para alguien que tampoco pensó nunca en tener cargos fuera de la política local llegar a ser alcalde de su pueblo es lo máximo a lo que puede aspirar. Y más en un momento en el que ya había decidido que era la última vez que me presentaba como candidato.

-¿En qué momento empezó a ver la posibilidad de ser alcalde de su pueblo?

-Después de conocer el resultado de las elecciones locales, al ver que una de las posibilidades de gobernabilidad del municipio pasaba por la Alcaldía para el PRC. No era seguro, evidentemente, pero fue la primera vez que lo pensé.

-Supongo que tener que haber esperado a última hora para sellar el pacto no ha sido de su agrado.

-Lógicamente me hubiera gustado que todo hubiera ido con otro ritmo, que todo se hubiera resuelto mucho antes, pero hay tiempos en la política que no dependen de uno sino de todo un equipo que está detrás, local y regional, de unas negociaciones con otros partidos, que pueden dar bandazos, y de unos plazos que superan nuestras preferencias y nuestras intenciones.

-¿Entiende que esa espera hasta última hora haya podido generar dudas en otros partidos?

-No voy a entrar en lo que haya podido afectar a otros partidos, aunque en mi opinión creo que la espera no ha sido buena para nadie. En el caso del comité de Los Corrales tenemos todos la conciencia muy tranquila porque en las negociaciones con PP y PSOE nunca dimos falsas esperanzas a nadie ni hemos engañado a nadie, ya que nunca hubo acuerdos verbales ni firmados previos a la rúbrica definitiva con el Partido Popular. Y creo que algunos no han tenido en cuenta que en los estatutos del PRC se recoge la libertad de los comités locales para negociar y pactar, porque cada pueblo es un mundo diferente. Por lo demás, habría que reflexionar sobre qué o quién ha provocado que haya habido que esperar hasta última hora.

-¿Que le llevó a decantarse por el PP?

-Ha habido varios factores. Durante años el PRC ha sido quien ha facilitado la gobernabilidad del municipio votando hasta en tres ocasiones alcaldes de otras fuerzas políticas. La más cercana, hace cuatro años cuando votamos la Alcaldía para el PSOE, que fue la segunda fuerza. Esta vez había un partido, el PP, que nos votaba para la alcaldía a nosotros, que también fuimos segundos en las elecciones. El caso es que llevamos casi 30 años en la política local y consideramos que era hora de que en Los Corrales hubiera alcalde regionalista. Para eso nos habíamos presentado a las elecciones. Por otro lado, teníamos detrás a 1.564 votantes que nos habían elegido para la Alcaldía y a quienes no podíamos decepcionar. Además, yo creo que desde el primer momento sintonizamos con los miembros de este nuevo PP corraliego, tanto en talante como en ilusión y en ganas de trabajar, lo que nos llevó a inclinar la balanza hacia este lado pensando que sería bueno para el pueblo. Lo que está claro es que no hemos tomado esta decisión contra nadie, sino a favor de una mayoría. Hace cuatro años no nos equivocamos en la decisión tomada porque la legislatura fue buena y el pueblo avanzó -a lo que contribuyó en buena parte el trabajo de los concejales regionalistas-. Esperamos y deseamos que ahora tampoco nos hayamos equivocado.

-En su discurso de investidura pidió a sus socios trabajo, honradez y lealtad…

-He pedido lo que nosotros también ofrecemos y lo que considero las bases para un buen entendimiento y una buena legislatura. No son los únicos factores a la hora de llevar a buen puerto la nave, pero son aspectos fundamentales, a mí entender. Un trabajo que sea eficaz y con resultados, la honestidad y honradez -los bolsillos de cristal que dijo Tierno Galván- y la confianza y lealtad entre miembros de grupos políticos diferentes son elementos primordiales para un buen gobierno.

-Y ofreció puertas abiertas a oposición y vecinos…

-En efecto. Ya expliqué que el Ayuntamiento ha de estar abierto a todos los vecinos, que deben ser atendidos y escuchados para tratar de resolver sus problemas del día a día, que a veces son los más complicados de solucionar. Y tendremos las manos tendidas a la oposición, ofreciendo diálogo y búsqueda siempre de acuerdos, como parte importante del Consistorio que son y representación de un buen número de vecinos del municipio.

-¿Cómo se va a organizar el nuevo gobierno?

-Estamos ahora mismo organizando la estructura, aunque no debería variar mucho de lo anterior. Se mantienen las mismas concejalías con unas tareas similares a las que había y aunque haya que ir poco a poco modificando cosas que sabemos que se pueden mejorar, de momento tampoco va a haber cambios drásticos en la organización municipal. Lo que funciona bien no lo tocaremos y modificaremos y trataremos de mejorar lo que funciona mal.

-¿Le preocupa la falta de experiencia de algunos de sus miembros?

-No, porque la suplen con creces con su preparación, su ilusión, sus ganas de trabajar y un bagaje importante en la empresa privada en algunos casos. Necesitarán un lógico aprendizaje del funcionamiento municipal, pero junto a su capacidad tendrán toda la ayuda de los que ya tenemos más experiencia y estoy seguro de que les costará muy poco tiempo habituarse al trabajo político y al funcionamiento municipal.

-Ha defendido la necesidad de liberar a otro concejal…

-Yo creo que es algo en lo que todos los grupos políticos hemos estado de acuerdo. Los hay en prácticamente todos los municipios similares al nuestro e incluso en algunos mucho más pequeños. Es más, por población, Los Corrales podría tener hasta cinco concejales con dedicación, por lo que no estamos hablando de nada del otro mundo. Hasta ahora se iba tirando de jubilados, parados, de gente que no trabajaba por las mañanas, pero esto no parece muy serio ni puede suceder siempre en el tiempo. Ha sido una propuesta de pacto del PP que es cierto que nuestro comité ya contemplaba desde hace unos años y que hemos admitido, en este caso una liberación parcial. Y tengo que reconocer que nos podemos quedar cortos porque el volumen de trabajo de este Ayuntamiento ya es muy importante, ha crecido mucho con los años en servicios y necesidades.

-¿Comenzar con el tema de San Mateo solucionado es un buen inicio?

-Es un importante respiro, un alivio tanto para los vecinos afectados como para el Ayuntamiento, pues por fin se ve una luz al final del túnel, una vía de solución a la que tenemos que agarrarnos como a un clavo ardiendo. Ojalá que todo siga por este camino y se llegue a solucionar pronto para que acabe ya el sufrimiento de estos vecinos. Por nuestra parte no va a quedar, ni tampoco por la del Gobierno Regional, de eso estoy seguro.

-¿Qué prioridades marca para esta legislatura?

-Las que nos marca nuestro programa electoral, que ahora debemos conjugar con el de nuestro socio de gobierno. Está claro que antes hay que terminar las obras empezadas, poner en marcha los edificios de la plaza, seguir con la renovación del alumbrado, continuar los pasos para la construcción de la bolera cubierta... Luego, es imprescindible mejorar la limpieza del municipio, renovar y mejorar aceras y asfaltados, seguir con la recuperación del patrimonio y edificios municipales, eliminar barreras arquitectónicas y plantearse el aumento de personal como medio de optimizar el servicio a nuestros vecinos. Por decir solo algunas prioridades.

-Consejería de Obras, Ayuntamiento de San Felices y el de Los Corrales son del PRC, ¿eso facilitará avanzar en la ronda de circunvalación?

-Eso esperamos. Para el PRC, que llevamos tantos años defendiéndolo, y para Los Corrales es una meta eliminar el tráfico pesado del casco urbano, los camiones de las industrias y la serrería y eso solo se puede solucionar por medio de la ronda y su salida hacia el polígono de Barros. El futuro del pueblo está ahí. Por ello, es fundamental continuar con la construcción del otro puente sobre el Besaya, algo que desde la Consejería de Obras tienen planteado claramente y para lo que esperamos contar con el apoyo del Ayuntamiento de San Felices.

-¿Cómo se afrontará la mejora de servicios municipales como el de la limpieza de calles?

-Es un tema que planteamos en las negociaciones del pacto de gobierno y que nos preocupa a los dos grupos. Hay varias vías de solución que tenemos que valorar hasta llegar a un acuerdo, pero lo que resulta evidente para ambos es que es un problema importante del municipio que es necesario solucionar a la mayor brevedad posible.

-¿Algún servicio público más que tenga en cartera mejorar o renovar?

-Es importante seguir revisando servicios, aunque hay que tener en cuenta que la mayor parte de ellos son concesiones, lo que supone que lo importante es controlar el buen funcionamiento de los mismos, el cumplimiento de los contratos y sus posibilidades de mejora.

-Todos coinciden en la falta de personal en el Ayuntamiento…

-Y es que resulta evidente. Si hablamos de obras o de limpieza está claro que ni el servicio funciona correctamente ni se tiene el personal necesario para cubrir todas las necesidades. Es cierto que vamos tirando con las bolsas de empleo que se han creado y con la participación en los planes de Corporaciones Locales, pero no es suficiente. Nuestro municipio es muy grande y extenso y es imposible llegar a todas partes con el personal que tenemos. Pero no son solo estos servicios sino que en Secretaría o Intervención las carencias también son patentes, con claras necesidades en Contratación o Arquitectura. Por no hablar de la Policía Local en la que necesitaríamos varios agentes más para cubrir todos los horarios. En fin, el personal es un problema importante que también debemos solventar en los próximos meses.

-¿Para cuándo se afrontará la última fase de los nuevos edificios de la plaza?

-Hemos estado pendientes del contrato del servicio eléctrico, que hubo que aumentar de potencia, del proceso de instalación de los ascensores y hemos de realizar el cambio de la tubería de fibrocemento de la conducción de agua de la zona. Posteriormente habrá que terminar el suelo de la parte norte y unirlo al resto de la plaza y finalmente concluir con el mobiliario y empezar el traslado de la Biblioteca Municipal y las escuelas de Arte y Música. No queda mucho, pero tampoco tenemos que tener prisa por acabarlo, es mejor terminar la obra correctamente y sin ningún tipo de problema.

-Parece que la apertura de la nueva nave de la Estación ya está más cerca…

-Eso creo. De hecho, el Consejo de Estado acaba de mandarnos la resolución aceptando, en líneas generales, las solicitudes del Ayuntamiento. De todas formas, aún deben estudiarlo los Servicios Técnicos y Jurídicos municipales e indicarnos realmente las consecuencias de esta decisión que confío sean favorables a nuestros intereses.

-Si tuviera que elegir algún tema que le preocupa ahora mismo especialmente, cuál sería?

-La ampliación del polígono de Barros. Después de realizar el Estudio Hidrológico por parte del Instituto de Hidráulica y de haber conseguido tener en nuestras manos las medidas que habría que tomar para evitar la inundabilidad de la zona, la solución no fue totalmente satisfactoria. En especial en lo que respecta al río Rebujas y su cauce, que no nos permite ampliar la zona industrial como deseábamos. Sí se puede realizar en una parte, pero no en todo lo que desde el Ayuntamiento nos proponíamos. Y eso me preocupa.

-¿Y cuál afrontaría de forma inmediata si tuviera una varita mágica?

-Hombre, tengo claro que resolver el tema del argayo de San Mateo. Lo más importante es la seguridad de las personas y que los que están fuera de sus casas puedan volver a ellas cuanto antes. La varita mágica lo conseguiría, pero desgraciadamente la realidad es otra y aunque el tema está encauzado y la solución parece más cerca, habrá que esperar un poco más. Y, ya puestos, también resolvería unos cuantos argayos o deslizamientos más, que el de San Mateo no es el único, por desgracia.

-¿Qué proyecto será el primero que presente ante el futuro Gobierno regional?

-Pues la verdad es que todavía no lo he pensado. Son apenas unos días los que llevamos el nuevo equipo y los primeros trabajos en el Ayuntamiento y las fiestas de San Juan nos están ocupando buena parte del tiempo. Hay varios proyectos en mente para el Gobierno cántabro, pero de momento no hemos tomado ninguna decisión sobre cuál será el primero.

-Para ir terminando, seguramente este será uno de sus mejores momentos en su vida política, pero cuál ha sido, que usted recuerde, el peor?

-Ha habido varios momentos muy malos, sobre todo momentos que tienen que ver con las personas, con su salud y seguridad, o con las relaciones personales, pero prefiero recordar lo bueno y mirar siempre hacia adelante.

-La última por el momento. Ya le han parado muchos vecinos para preguntarle ¿qué hay de lo mío?

-Desde el primer día... Es normal que cuando hay un cambio en la Alcaldía la gente enseguida vaya a felicitarte y ya, de paso, a pedirte algo que les urge o que tal vez no pudieron conseguir en la legislatura anterior. Pero de momento también entienden que tenemos que aterrizar y que, si no es urgente, tendremos tiempo de atender a todos y de tratar de resolver sus problemas.

Publicado en Últimas noticias