radio online

Cuando son las 17,45 horas del miércoles 23 de enero, sigue lloviendo. La pleamar tendrá lugar a las 18,30 h. y su coeficiente alto, del 100%, hace prever que la situación puede empeorar en las próximas horas. La agrupación de voluntarios de Protección Civil de los Corrales ha permanecido todo el día controlando los puntos más importantes.

La carretera de circunvalación conocida como M-30, a la altura de Talleres Landeras se encuentra parcialmente anegada, por lo que es necesario circular con gran precaución.

La carretera N-611, a la altura de la Media Hoz, curva de El Manco, corre riesgo de ser inundada por la crecida del Besaya, al igual que la Nacional 611 entre Baros y el túnel de Las Caldas. También el puente que une Somahoz y San Andrés tiene ya muy cerca el nivel del agua y el cauce ha cubierto el aparcamiento situado entre el río y las vías del tren, en ese mismo punto.

Durnante la mañana han intervenido en unos garajes de la calle Luzmela. La Policía Local ha balizado el carril bici en Las Caldas, totalmente tapado, llegando el agua del Besaya, a esta hora, a media altura de las farolas allí instaladas.

Los bomberos del parque de emergencias de Los Corrales de Buelna achican agua en el IES Estelas de Cantabria y la cantidad de agua caída en las últimas horas ha provocado el hundimiento de una casa deshabitada en Santiago de Cartes sin que se produjeran daños personales.

Problemas en la A-67

Desde media mañana de hoy miércoles, ya era visible un desprendimiento de tierra motivado por un importante curso de agua que descendía desde Orza y barrio de La Cuesta hacia la autovía A-67. El agua atravesaba la calzada para luego circular por las fincas colindantes y llegar a la recta de San Mateo, llenando de barro las inmediaciones del IES Estelas de Cantabria. Tanto es así que los bomberos del Parque 6, de Los Corrales de Buelna, estuvieron por la tarde achicando agua y limpiando la zona. Durante la mañana, personal del servicio de Matenimiento de la autovía estuvo realizando trabajos para impedir que la circulación en esa vía se viera más afectada.

Fotografías facilitadas por la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil

  • aparcamiento-san-andres-2
  • aparcamiento-san-andres
  • puente-somahoz-1
  • puente-somahoz-3
  • puente-somahoz
  • rotonda-ies-estelas

 

Vecinos, comerciantes y empresarios del valle de Buelna restañen las duras heridas que ha dejado la tormenta en hogares, urbanizaciones, carreteras y factorías, con una primera estimación que cifra ya en varios millones las pérdidas. Es el caso del polígono industrial de la recta de la Agüera, entre Los Corrales de Buelna y San Felices de Buelna, donde más de una veintena de empresas se han visto inundadas por un pequeño arroyo que anoche era un mar de agua. Factorías como Greyco, con un metro de agua, tendrán difícil abrir este lunes, como otras tantas en esa recta. Así se lo explicó el alcalde, José Antonio González Linares, al presidente, Ignacio Diego, y la diputada y alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio Ruiz, al comprobar sobre el terreno los destrozos. Todos coincidieron en enviar un requerimiento inmediato a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para que limpie el cauce de ese arroyo. El alcalde afirmó que “desde que entré en el Ayuntamiento vengo pidiendo a la Confederación que limpie este río y nada”. Lo mismo decían los empresarios. “Llevamos 20 años alertando de estas inundaciones, y ahora esto es la gota que colma el vaso”. En Los Corrales de Buelna una veintena de urbanizaciones dañadas, desde Barros y San Mateo al centro de Los Corrales de Buelna. En todos los casos desprendimientos de tierra en las laderas del monte Orza hicieron que los ríos arrastraran un cauce especialmente dañino, con piedras, árboles y mucha cantidad de agua.

Nada se resistió y garajes y hogares sufrieron las consecuencias. Especialmente en urbanizaciones como el Cohiño, en Barros, o Santa Margarita, en Los Corrales de Buelna, además de toda la zona del Isprón, en San Mateo. “Y ahora que, a quién reclamamos, si llevamos haciéndolo años”, decía Verónica en Barros. Pedro, en Santa Margarita, era uno de los muchos que intentaban limpiar sus garajes, con coches completamente cubiertos de agua y enseres “para tirar, aquí ya no sirve nada de nada”. En San Mateo también pasaron miedo. “Todo sucedió en unos minutos, de repente el agua se echó encima y empezamos a ver subir el nivel por toda la casa”, contaba Arantxa. Y mientras, alcaldes y concejales intentando restañar otras heridas.

El alcalde de Cieza, Agustín Saiz, pidiendo la reparación de la carretera de acceso al valle. Lo mismo que Mercedes Toribio Ruiz en la carretera de acceso a Collado, cortada en un carril y cerrada al paso de vehículos pesados por riesgo a que se venga abajo, debido a los múltiples argayos. O José Antonio González Linares en la carretera entre San Felices de Buelna y Las Caldas de Besaya. Y con todo, otro argayo cortó las vías del tren en Somahoz. Los políticos ya han adelantado que se trabaja en cuantificar los daños y “detallar todos los puntos conflictivos para remediarlo y evitar que se repitan estas inundaciones”, decía Mercedes Toribio Ruiz.

Vídeo
Disponible un vídeo del inicio de las inundaciones, facilitado por una videoaficionada.

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.valledebuelnafm.com/images/0013/130119-inundaciones


El coordinador de Ciudadanos (Cs) Valle de Buelna, Nicolás Campuzano, ha pedido un “reconocimiento público y expreso” a la labor de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de los diferentes servicios que han colaborado para paliar los daños causados por el temporal que ha azotado duramente esta zona de Cantabria.

“La actuación de los cuerpos de emergencias y seguridad en las inundaciones sufridas ha sido excelente”, ha subrayado Campuzano, por lo que “desde Cs consideramos que es justo que los vecinos tengamos la oportunidad de trasladar nuestro agradecimiento tanto a la UME, como a Protección Civil, Policía Municipal, 112 y Guardia Civil por su destacada actuación”.

En su opinión, el desempeño de los efectivos de la UME en todas las ocasiones en las que prestan su servicio a la ciudadanía es “ejemplar”. En el caso concreto de las últimas inundaciones, su trabajo “ha sido fundamental”, según Campuzano, para “restablecer la normalidad” en el Valle, a donde se desplazaron más de 200 efectivos y 53 vehículos para “combatir los efectos del agua”.

“Por todo ello, creemos que es necesario brindar un reconocimiento a una unidad militar que, en los últimos años, ha tenido una importante presencia en el Valle”, ha destacado el coordinador de Cs, que ha recordado cómo en diciembre de 2015 la UME contribuyó a extinguir la oleada de incendios forestales que afectó a los montes de Cantabria.

Los Corrales de Buelna sufrió durante buena parte del día rachas de viento que llegaron a superar en algunos momentos los 100 kilómetros por hora y provocaron el vuelo de tejas sobre el centro de la localidad, con rotura de lunes en varios vehículos. No hubo daños personales, pero los servicios de urgencia tuvieron que ayudar a varias personas mayores arrastradas por las ráfagas de aire en plena Avenida Cantabria.

Sobre las 10,30 horas el Ayuntamiento puso en marcha un plan de seguridad que contó con Policía Local y el Cuerpo de Protección Civil, además de operarios municipales y los bomberos del parque de emergencia de Los Corrales de Buelna. Los primeros problemas se registraron muy cerca de donde había salido la orden, en la propia Casa Consistorial, que se cae a cachos sin que haga falta demasiado ímpetu por parte del viento. Se acordonó para evitar males mayores, como tuvo que hacerse con un edificio del centro, en la urbanización La Condesa, del que cayó el mayor número de tejas, muchas sobre los vehículos estacionados en las inmediaciones. La Policía Local registró al menos cuatro coches con lunas rotas o dañadas. Y se desprendió un alero en la calle Matías Montero, sin que produjera daños. Muy cerca una persiana se desprendió de la ventana y cayó a la calle, lejos de cualquier paseante, pocos ya a mediodía, antes los avisos del Ayuntamiento, que recomendó no salir a la calle.

El viento también provocó la rotura de una de las barreras del paso a nivel de Renfe en la calle Torres Quevedo, hasta donde se desplazó la Policía Local para regular el tráfico. El colegio La Salle suspendió las clases por la tarde. Y los operarios municipales atendieron algunos desperfectos, especialmente cerramientos de obras que se habían desencajando para peligro de los viandantes.

El responsable del Cuerpo de Protección Civil de Los Corrales de Buelna, Javier Toraya, ha destacado la ausencia absoluta de incidencias durante las tres primeras horas de la Alerta Roja declarada en Cantabria por la posibilidad de fuertes rachas de viento. En la primera hora recomendó a los hosteleros la retirada de terrazas y la gran mayoría ha seguido el consejo. Lo mismo que los ciudadanos de Los Corrales de Buelna, porque en las calles céntricas en horas punta apenas se notaba movimientos. El Ayuntamiento había cerrado el Estadio Municipal de Deportes y equipos como la Sociedad Deportiva Buelna o el Balonmano Corrales suspendían los entrenamientos incluso en el interior del pabellón. También se suspendieron las actividades al aire libre de colegios y escuelas municipales e incluso las catequesis.

Protección Civil mantendrá el dispositivo de alerta durante los próximos días, según avanzó Javier Toraya. Ocho voluntarios y tres vehículos están a la espera, dijo, en la sede del Cuerpo, junto al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna.

Los mayores apuntaban a lo largo de la tarde que las consecuencias serán menores por la presencia de muchos árboles sin follaje, debido a la época invernal. Pero lo hacían ya de retirada “no vaya a ser que nos lleve una ráfaga de esas”, decían.

Los conductores que transitaron ayer por la tarde por la Nacional 611 a la altura de San Mateo se llevaron un buen susto, que se vio recompensado más tarde con una actuación brillante del parque de bomberos de Torrelavega, dejando en perfecto estado una carretera que se vio afectada por un derrame de combustible.

Sobre las 18,00 horas de ayer sábado un camión rompió su depósito de combustible al chocar contra un bordillo en las inmediaciones de la gasolinera de San Mateo. El derrame de una gran cantidad de gasóleo terminó afectando a la antigua carretera nacional, haciendo que los bomberos del parque de Emergencias 112 de Los Corrales movilizaran varios efectivos, aportando una cantidad de absorbente sepiolita con la que se actuó en primera instancia. También había acudido la Policía Local de Los Corrales de Buelna para regular el tráfico y adoptar las medidas oportunas para restituir la carretera a su situación anterior al accidente. Una tarea que resultó más complicada de lo esperado. Mientras se acometían las tareas de retirada del combustible la Policía Local reguló el paso por ese tramo solo por un carril, para evitar posibles accidentes por lo resbaladizo del terreno.

A falta de recursos propios, se contactó con el parque de bomberos de Torrelavega, que acudieron para aportar más sepiolita y extenderla con ayuda de voluntarios de Protección Civil. No quedó ahí su aportación. Tras cumplir su cometido la sepiolita la retiraron, extendieron desengrasante que posteriormente también retiraron con agua a presión, recogiendo con una chupona el sobrante, dejando la carretera en perfecto estado. Un labor que fue aplaudida por todos los integrantes del dispositivo que se desplazó a San Mateo.

Al final de la tarde la Policía Local reabrió la carretera con normalidad.

El Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna decretó a primera hora de la mañana de hoy domingo la urgente evacuación de 11 vecinos del barrio de El Calero, en San Mateo de Buelna, ante el riesgo del desprendimiento de toda una ladera de la montaña, afectada por un argayo de grandes dimensiones que venía preocupando a los técnicos municipales desde la noche del viernes. Las lluvias que arreciaron en la zona la madrugada del sábado al domingo obligaron al gobierno local y al servicio de emergencias del 112 a adoptar como medida de precaución el urgente desalojo de cinco viviendas de ese barrio, las más amenazadas por un posible desprendimiento de tierras. Sobre las 11 de la mañana Protección Civil, Guardia Civil y Policía Local acordonaron la calle que atraviesa el barrio y comenzaron a comunicar a los vecinos la necesidad de abandonar sus viviendas.

Como ya sucedió en Santa Olalla (Molledo) la semana pasada, algunas personas se resistieron en principio a abandonar sus casas, pero la orden era clara y el riesgo evidente. Las grandes grietas abiertas a lo largo de más de 100 metros en la ladera no dejaban lugar a ninguna duda sobre el peligro que suponía una montaña que siguió sufriendo durante todo el domingo una lluvia constante.

Los vecinos afectados se fueron reubicando en casas de amigos y vecinos, una estancia que puede ser larga, porque según informó la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, ha comenzado ya una evaluación del terreno que "llevará tiempo porque queremos estar completamente seguros sobre los riesgos que entraña la situación de ese corrimiento de tierras antes de que se pueda volver al barrio". Lo dijo tras comprobar el estado de esa ladera en compañía del delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga. Explicó que se habían valorado posibles soluciones para encauzar posibles corrientes de agua y controlar en lo posible ese desprendimiento, pero a primera hora del domingo los técnicos decidieron que era imposible adoptar medidas reparadoras.

También se ha desplazado a San Mateo un técnico del Servicio de Aguas de Torrelavega, alertado por vecinos y Guardia Civil ante el hecho de que por la ladera afectada cruza la tubería que parte de la estación depuradora de Los Corrales de Buelna hacia los depósitos que abastecen de agua a la capital del Besaya. En principio no está dañada pero todo dependerá de lo que suceda con el argayo. Los técnicos prefieren "ni imaginarse" lo que supondría que quedara afectada la canalización, dejando sin suministro a Torrelavega y todo el entorno. Por si acaso, ya manejan la desviación de la red de tuberías desde la Depuradora de Los Corrales de Buelna a Torrelavega por el valle.

La alcaldesa explicó que "como ha sucedido hasta ahora la máxima prioridad son los vecinos, y no vamos a esperar ni un minuto más a saber qué pasa con un argayo que supone ya un peligro". Calculan los técnicos que pueden ser unos 3.000 metros cuadrados de terreno inestable en el que se han colocado ya puntales de medición para controlar el avance del corrimiento de tierras.

Los vecinos estaban enfadados tanto como preocupados. No estaban para muchas explicaciones mientras ponían a buen recaudo sus principales pertenencias y cogían lo necesario para pasar al menos unos días fuera de sus casas. La amenaza real del corrimiento del terreno no les dejaba demasiado tranquilos a la hora de dejar el barrio. Javier vive en San Mateo y dejaba clara una preocupación "que no se puede evitar, aunque tal y como están los montes se veía venir, no es la primera vez que sufrimos argayos aquí". También lo decían los vecinos de la plaza del Isprón, mirando el argayo: "siempre nos han dicho que las laderas de San Mateo tienen muchas vías de agua por debajo y esto tenía que terminar pasando".

Desde la Dirección General de Protección Civil y Emergencias el Gobierno de Cantabria, y el 112 se recomienda a todas aquellas personas que vivan en zonas cercanas a laderas que observen el terreno y, ante cualquier desprendimiento o fractura abierta, llamen al 112 para comunicar la situación.

El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, y el alcalde de Anievas, Agustín Pernía, han mantenido su primer encuentro institucional en el que han adelantado la proyectada creación de un servicio de Protección Civil mancomunado para los valles de Iguña y Anievas.

El alcalde de Anievas ha planteado al consejero un proyecto que tiene como objetivo fortalecer los servicios comunes que se prestan desde la mancomunidad de Anievas-Iguña, a través de la creación de un parque de Protección Civil que preste servicio en los pueblos de los cuatro municipios que agrupa: Molledo, Anievas, Bárcena de Pie de Concha y Arenas de Iguña.

Pernía ha subrayado la necesidad de que los cuatro ayuntamientos de la mancomunidad aporten recursos a un parque común para ahorrar costes y mejorar la protección de los pueblos de los dos valles, además de prestar apoyo en eventos sociales que se celebren en la zona.

El consejero De la Sierra ha mostrado su interés por esta iniciativa, que "a buen seguro" mejorará la atención a la población de la comarca, ha dicho, y ha recordado que el Gobierno de Cantabria estudiará todas las acciones que garanticen un óptimo servicio de Protección Civil al ciudadano.

Por otro lado, el alcalde ha presentado un proyecto tendente a habilitar un local con destino a los actos sociales y culturales aprovechando un inmueble localizado en el pueblo de Cotillo que se utilizaba como vestuario y que está actualmente inutilizado. Consejero y alcalde han estudiado la posible colaboración del Gobierno para completar su equipamiento.

Por último, Pernía ha valorado la "importante" subida de la partida que recibirá este año Anievas proveniente del Fondo de Cooperación Municipal, un 50 por ciento más. Así, en 2016, el Gobierno destinará más de 68.000 euros, frente a los 44.000 del pasado ejercicio.

También, ha mostrado su satisfacción porque los ayuntamientos puedan disponer de este dinero en el primer cuatrimestre del año, según se ha comprometido el departamento que dirige De la Sierra.

El concejal de obras del Ayuntamiento de Los Corrales, Serviliano González, anunció el pasado jueves, actuaciones que el equipo de gobierno acometerá en la zona norte del Polígono de Barros. Habló de la gran velocidad que llevan algunos conductores hasta llegar a la rotonda existente y de la necesidad de tomar medidas de protección de los peatones. Solicitarán la instalación de biondas en los cincuenta metros de llegada a la citada rotonda. También indicó que se hará un verdadero inicio del carril-bici y se iluminará. La seguridad de ciclistas y peatones se mejorará también con un reductor de velocidad para los vehículos. Además instalarán una zona enlosada con una cubierta que proteja de la lluvia. Sobre el monumento a Álvarez de Miranda, dijo que era más aconsejable esperar a la terminación de la zona para determinar su mejor ubicación.

Dispositivo de invierno

González habló del grupo de trabajadores encargados de distribuir sal en los lugares más peligrosos por acumulación de hielo y nieve. Especialmente los barrios de Penías, La Contrina y La Cuesta. Este trabajo se realiza siempre sin necesidad de ser solicitado por los vecinos. Recordó también la labor de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil en estos casos.

(En el reproductor, Serviliano González)

 

 

Última hora

23.10 h.

  • Otro fuego adquiere importantes dimensiones en la ladera sur del monte Dobra, cerca de la parte más alta de la pista que accede a las instalaciones de la empresa Solvay desde Sopenilla. Las llamas son claramente visibles en todo el valle de Buelna a pesar de que hay un ambiente de humo que el viento sur hace llegar desde los incendios cercanos.

23,00 h.

  • La concejala de Servicios, Isabel Fernández Quijano informa de que el fuego de Coo afecta ya a una importante cantidad de eucaliptos a pesar del trabajo de la cuadrilla de Montes. Es el segundo fuego declarado en Coo durante esta tarde.

22,50 h.

  • El fuego del Monte Brazo amenaza una granja con animales en la zona alta de San Andrés. Movilizado de nuevo el servicio de Protección Civil.
  • Dos focos en la zona de Jerrizuela
  • Declarado otro incendio en Coo con intervención de una cuadrilla del servicio de Montes

Incendios forestales en la comarca

La jornada del domingo ha sido una continuación de lo que ha venido ocurriendo durante los últimos días. Numeroso incendios se propagaban por diferentes puntos de la comarca al igual que ha ocurrido en toda Cantabria. Las rachas de viento sur y la sequedad del terreno han se han puesto a favor de los pirómanos causando graves daños en la vegetación de la zona.

La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Los Corrales avisó a las 10,30 de la mañana de un foco en Las Caldas, en la ladera oeste del monte Dobra, cerca de las canteras. Allí estuvieron trabajando efectivos del servicio de Montes. El incendio afectó al tráfico de trenes por la zona originando retrasos.

Cerca de las 13,00 h. la propia alcaldesa de Los Corrales, Josefina González, avisaba a los voluntarios de Protección Civil de un fuego en Somahoz, a 500 metros del potro, que fue apagado por este servicio cerca de las 4 de la tarde. En ese momento ya era visible el humo en la zona de la Peña del Moro. el relieve inaccesible de esta zona ha hecho imposible atajar el incendio que adquirió grande proporciones durante la tarde y la noche.

Cerca de las 21,30 h. Protección Civil tuvo que realizar una nueva salida a una finca cercana al Tanatorio Municipal donde ardían sin control bardales y plumeros poniendo en peligro algunos vehículos estacionados en la zona.

Situaciones similares se han vivido en el valle de Iguña, siendo muy destacable el incendio en Helguera de Molledo donde han tenido que intervenir medios aéreos.

Situación de extremo riesgo

Las jornadas del lunes 28 y martes 29 han sido declaradas de rieego extremo con prohibición de cualquier quema debido a la previsión de fuertes vientos de hasta 100 km / h.

(Parte de incendios del fin de semana remitido por el Gobierno de Cantabria)

15 incendios activos, sin riesgo para la población, de los 18  registrados hoy en Cantabria


Destacan por su magnitud los de la zona de Bárcena Mayor y el Valle de Toranzo donde se ha centrado el despliegue de efectivos

Santander - 26.12.2015

A esta hora de la tarde permanecen activos en Cantabria 15 incendios forestales de los 18 que se han registrado en la jornada de hoy, repartidos por diferentes puntos de la geografía de la Comunidad Autónoma. A pesar del elevado número de focos, la situación no es especialmente preocupante puesto que la mayoría de ellos se encuentran en zonas altas y de difícil acceso, de escaso valor ambiental y alejadas de núcleos poblacionales.  

Ante la voracidad de las llamas y la rápida propagación del fuego debido a la sequedad del terreno y la incidencia del viento sur, se solicitó la incorporación a las labores de extinción, además del helicóptero del Gobierno regional, que ha realizado  un total de 34 descargas de 1000 litros cada una, de tres hidroaviones del Ministerio de Medio Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Estos tres anfibios realizarán noche en Parayas para estar disponibles mañana a primera hora.

Los incendios más significativos por extensión y tipo de superficie quemada son los originados en la zona del valle de Toranzo, especialmente los de Acereda y Vejoris, y en el municipio de Los Tojos, en Bárcena Mayor.

Asimismo, se han registrado focos de más importancia en Hijas y en Corrobárceno, ambos en el municipio de Puente Viesgo, en el primero de ellos ha ardido diferente tipo de arbolado, incluido robledal y hayedo. En Helguera (Molledo) también se han desplegado medios aéreos para la extinción del fuego.

Los bomberos del 112 han participado en las labores de extinción en Puente Viesgo, Molledo y Bárcena Mayor, en dónde también ha colaborado, durante todo el día, el helicóptero regional, así como en Escobedo (Camargo).

Los incendios registrados en Corrobárceno (Puente Viesgo) y Helguera (Molledo), así como el de Bárcena Mayor, han afectado a superficie arbolada, principalmente pinos y eucaliptales.

Esta mañana quedó extinguido un fuego de pequeñas dimensiones registrado en Naveda, en la Hermandad de Campoo de Suso.

Otros municipios afectados por incendios a esta hora son Tudanca, Luena, Soba, Castañeda, Santillana del Mar, Meruelo, Lamasón y Rionansa, todos ellos de menor entidad.

Continúa la situación de alerta

Cantabria continuará en los próximos días en situación de alerta por riesgo elevado de incendio debido a la persistencia del viento sur y de la práctica ausencia de precipitaciones en las últimas semanas. Por este motivo, el Gobierno regional mantiene el despliegue de medios para responder con inmediatez a los nuevos focos que puedan provocarse y a los que reaparezcan en los restos de otros producidos en las últimas horas.

El equipo humano, organizado por comarcas forestales y en turnos que cubren las 24 horas del día, lo componen casi 300 personas entre Técnicos de Guardia, Emisoristas, Técnicos Auxiliares del Medio Natural y Operarios de Cuadrillas Forestales, todos ellos dependientes de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, concretamente a la Dirección General del Medio Natural.

El Gobierno cántabro recuerda que siguen prohibidas cualquier tipo de quemas y solicita la colaboración ciudadana para evitar negligencias y proporcionar información que pueda ser de utilidad en la investigación de las causas de los incendios forestales.

El valle de Iguña ardió en la tarde noche del sábado por los cuatro costados, desde Los Llares a Bostronizo, de Calga a San Vicente de León, con la suerte de que el único daño notable se produjo en el repetidor de TDT y telefonía móvil de Bostronizo, dejando sin señal a buena parte de Arenas de Iguña. La suerte y sobre todo el trabajo de bomberos, personal de Montes, guardas y vecinos impidió que el fuego se extendiera más y llegara a caseríos o viviendas.

Herminio Fernández Aguado comprobaba en la mañana del domingo la extensión de un incendio que a punto estuvo de llegar a su cabaña, en Los Llares. El cordón de fuego se había extendido en pocos minutos, cuenta, y su hija llamó enseguida al 112. Allí ya le advirtieron que Cantabria estaba ardiendo y que intentarían acudir cuanto antes. Así fue, llegaron pronto, a tiempo para impedir que el fuego también llegara a una casa ya muy cercana a la carretera.

En Bostronizo las llamas llamaban la atención, llamas que se iniciaron en la falda de la montaña, atravesaron la carretera y llegaron al repetir de TDT y telefonía. Un árbol ardió y cayó en parte a la carretera, causando daños en los neumáticos de algunos coches que subieron al pueblo.

Luis Gutiérrez se quejaba en esa carretera de un daño en el monte que "en nada beneficia a nadie, es una locura quemar esto para nada".

En el valle de Buelna uno de los fuegos más importantes fue el del monte Brazo. Los Servicios de Emergencia tuvieron que evacuar a un grupo de gente que pasaba la noche en el refugio de montaña, que sintió el calor de las fuertes llamaradas.

Por la mañana las cosas estaban mucho más calmadas y la ligera lluvia ayudaba a apagar los pequeños focos que, aislados, aún echaban humo.

Ramiro Pérez, presidente de Cáritas Parroquial, ha hecho un resumen inicial del XVII Maratón Radiofónico para Cáritas, con una valoración extraordinaria. Según sus palabras <<Hemos superado las expectativas ampliamente mejorando el resultado del año pasado. Están cubiertas las necesidades de Cáritas Parroquial durante los 4 primeros meses del año 2014>>. También tuvo palabras de agradecimiento para todos los vecinos que han contribuido y muy especialmente para Radio Valle de Buelna y para la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil y las personas que se sumaron a ellos en la jornada.

Resumen de la jornada
8 Voluntarios de Protección Civil, coordinados por el jefe de la Agrupación Local, Javier Toraya, y con la ayuda de 3 voluntarios pertenecientes a otros colectivos deportivos municipales, como el Grupo de Montaña Orza, visitaron 195 portales lo que supone la gran mayoría de los edificios altos del pueblo y un total de más de 3000 puertas. La jornada se prolongó desde las 9 de la mañana hasta más de las 8 de la tarde.

De nuevo, el único inconveniente destacable ha sido encontrarse hogares vacíos ya que de nuevo era un día de muchos festivales escolares. El resto atendió la visita de los voluntarios y ha respondido de una manera ejemplar. En muchas casas habían dejado ya el paquete en el exterior con una nota que indicaba  (para Caritas). Otros abordaban a los voluntarios por la calle para hacerles entrega de su bolsa de alimentos.

Mientras tanto, numerosas personas y representantes de colectivos llamaron a nuestra emisora para apuntar su donativo en el listado.

Bathco y Nissan
De nuevo la firma Bathco entregó un lote de 100 cestas de Navidad y Nissan hizo lo mismo con 23 unidades.

Fase final de la campaña Maratón

Desde antes de la celebración de nuestro Maratón y, más aún, en los días posteriores, Cáritas sigue teniendo un goteo diario de visitas con aportaciones de alimentos y económicas. Muchas de ellas de personas que no recibieron la visita de los voluntarios de Protección Civil ya que les resultó imposible llegar a todos los hogares.

El horario de Caritas, en el antiguo Asilo San José, es lunes, miércoles y viernes de 18,00 a 19,30 h.

(En el reproductor, Ramiro Pérez, presidente de Cáritas Parroquial y Javier Toraya, Jefe de la Agrupación de Protección Civil).

Los Corrales de Buelna ha sufrido hoy jueves el envite del río Besaya como pocas veces se recuerda en un valle acostumbrado a los empujes de ese río. Más que un envite fue todo un órdago que llegó a cortar el acceso al municipio desde el norte, dejando una única carretera de entrada, desde la Autovía de la Meseta por la calle Galicia. Otra de las imágenes del día la ofreció un río que llegó a pasar por encima del puente de Somahoz, una carretera cortada durante toda la jornada que dejó aislado el barrio de San Andrés. Otra de las vías cortadas fue la Avenida Cantabria a la altura del IES Estelas de Cantabria, que tuvo que suspender las clases. Y los accesos por el sur al polígono industrial de Barros también quedaron cortados al tráfico.

A las dos de la madrugada se instalaba en el salón de plenos del Ayuntamiento un puesto de mando avanzado para coordinar los esfuerzos de 150 miembros de Guardia Civil, Protección Civil, bomberos, Policía Local y operarios del Parque de Obras y Servicios municipal. Con ellos estaba la alcaldesa, Josefina González.

Pronto comenzaron a llegar las noticias sobre los cortes de las carreteras de acceso a Los Corrales por Cieza o Las Caldas de Besaya y Barros y se decretó el cierre del puente de Somahoz. En ese momento ya solo se podía llegar al pueblo por la calle Galicia desde la A-67.

Protección Civil tenía a primera hora de la mañana más de 30 bombas achicando agua en garajes de toda la localidad. Mientras, iban llegando más noticias preocupantes. En el barrio del Coiño el agua se llevaba la nueva escollera e inundaba la zona. En Coo un argayo cortaba la carretera, unica para llegar al pueblo. En Las Caldas el agua no dejaba opción a utilizar la carretera. En ese pueblo hubo que rescatar a tres personas que quedaban atrapadas por el río, y en el polígono a un camionero que tuvo que dejar en Barros su vehículo, como tuvieron que hacer otros trabajadores a lo largo de la mañana.

Con lágrimas en los ojos la alcaldesa, en contacto directo con el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, recomendó a las 12 del mediodía que nadie saliera de casa. Los efectivos estaban desbordados, reconocía, y se daba prioridad a «las urgencias médicas o vitales», como ratificaba el jefe de la Policía Local, Tomás Gutiérrez. La alcaldesa también envió un mensaje de tranquilidad, aunque reconocía que «nunca hemos visto nada igual». Sobre las dos de la tarde se unieron los efectivos del UME a las tareas de prevención y evacuación a la espera de que remitiera el temporal.

«El río Cieza nunca había llegado ni de cerca a esta altura»

El alcalde de Cieza, Agustín Saiz, lleva toda la vida viviendo en el valle, cerca del río que le da nombre y ayer afirmaba que «el río Cieza nunca había llegado ni de cerca a esta altura». Lo decía sobre la una del mediodía, cuando habían logrado retirar un argayo a la altura de la Rueda que había dejado incomunicado el valle por los accesos a Los Corrales y la Nacional 611. Varios desprendimientos afectaban a las carreteras y en muchas viviendas los vecinos achicaban agua como podían ante una subida histórica del río Cieza, que a media mañana pasaba por encima de todos los puentes del valle, como confirmaba un alcalde que tuvo que echar mano de maquinaria propia y ajena.

Santa Olalla, comido por el agua

molledo. Cuando los vecinos de Santa Olalla se fueron a la cama el miércoles sabían que la noche iba a ser larga. Una única oración en cada casa del pueblo: que parara de llover. Pero la Naturaleza es inclemente y el agua no cesó en ningún momento. Sobre las tres de la madrugada Arancha se levantó. No podía dormir. Lo hizo con la esperanza de que el río bajara con menos fuerza, pero fue todo lo contrario. Ya había desbordado el puente de acceso a Santa Olalla. Levantó a su marido, Isamael, y fueron a casa de su madre, para ayudarla a sacar a la abuela, Anita, de 87 años. «He visto muchas crecidas del río, pero nunca llegó el agua tan arriba», decía después, alojada en los cálidos salones del colegio Torres Quevedo de La Serna de Iguña. Estaba tranquila porque los suyos estaban bien, con esa actitud ante lo inevitable que solo da la edad.

La madrugada fue frenética. Cada cual hacía lo que podía llevando lo imprescindible, lo más importante, de los pisos bajos a los de arriba, salvando lo que podían. Antes de las seis de la mañana se decretó la evacuación del pueblo. Desde Presidencia Paula Férnández Viaña, vecina del valle, pudo contactar con la primer teniente de alcalde de Molledo, Verónica Mantacón, y  se habilió el pabellón deportivo del colegio de La Serna para albergar a unos 60 vecinos del pueblo que se esperaba sacar por una carretera de media montaña que allí llaman el paso del Mulo.

Pero los joyetos (gentilicio de Santa Olalla) no querían moverse, abandonar sus casas. El dispositivo se pausó porque se esperaba una mejoría de las condiciones meteorológicas y del río.

Pero no fue así. Arancha era una de las vecinas que se habían concentrado en las casas del centro de Santa Olalla, «30 años viviendo aquí y no había visto nada igual». «Hemos cogido un chandal cada uno, al perro y al gato, y nada más, el resto lo hemos llevado al piso de arriba». El trabajo estaba hecho. Lo ratificaba su marido, Ismael, ocupado echando una mano a quien lo necesitara. Arancha miraba al cielo: «¿que qué siento?, impotencia porque no deja de llover».

Algunos luchaban contra lo invencible, poniendo parches en portillas para evitar un caudal que se abría paso algo más allá para enfado de un pueblo en el que la tensión empezaba a crecer. Sobre las nueve y media tiraron una pared que obstaculizaba el caucel del río, pero ya no había remedio.

Verónica Mantecón cogió a Fernando y Fonsi y les metió en su coche. Estaban preocupados. Fueron los primeros que tuvieron que dejar su casa a la entrada de Santa Olalla y allí se quedaron medicamentos imprescindibles para ellos, además del móvil. Había que dar toda la vuelta al valle pero les metió en su pequeño coche y se fueron. Pasadas de largo las nueve de la mañana estaban de nuevo en Santa Olalla. Los tres con caras de cansados. Como el resto de vecinos al calor del hogar en casa de los Navarro. Una casa que olía a fuego de chimenea y café de puchero. Fuera, los jóvenes iban de aquí para allá, cogiendo maletas donde meter lo imprescindible, por si acaso, porque para disgusto de todos, no cesaba la lluvia y el agua seguía subiendo.

A las nueve y media llegaba la alcaldesa, Teresa Montero, tras una gira por un pueblo en el que el agua hacía estragos, en Cobejo, en la carretera a Silió, en Santa Cruz. Junto a Verónica Mantecón decidieron que había llegado el momento de evacuar el pueblo. El agua llegaba ya al centro de Santa Olalla y la única carretera de escape, el paso del Mulo, corría riesgo de volverse impracticable. Eran las diez menos cuarto de la mañana cuando se tomó la decisón. Entonces algunos preguntaban la hora porque parecía que había pasado todo un día.

La Guardia Civil recomendó salir del pueblo todos juntos para evitar contratiempos mayores, a ser posible en vehículos altos porque a esa hora los turismos ya pasaban mal por el único camino hacia Molledo.

Los efectivos de la Guardia Civil iban casa por casa avisando a los vecinos. En dos de ellas les contestaron que no abandonarían su hogar. Pero no había tiempo que perder. Sobre las 11 del mediodía el dispositivo arrancó, comprobando que la carretera empezaba a presentar muchos problemas por los ríos que bajaban por las laderas, uniéndose en la calzada para tomar más fuerza.

Concha, una de las vecinas más veterana de Santa Olalla, tenía otra forma de verlo todo. «Llover ha llovido así muchas veces y el agua ha subido mucho pero antes nos teníamos que quedar en casa, que no había cosas de estas», decía, en alusión al todo terreno en el que viajaba, abriendo camino al resto de vehículos que poco a poco iban abandonando un pueblo tragado por el agua.

En uno de esos coches iba Pedro Luis con su madre. El día se estaba haciendo largo. Se había levantado a las cuatro de la mañana alertado por su vecino. Tuvo la ayuda de los bomberos para sacar a su madre de casa, cuando el agua ya superaba los 30 centímetros. «Aún no me he hecho a la idea de lo que he visto», reconocía al llegar al colegio Torres Quevedo. Era una de las muchas personas que habían pasado lo peor, el agua entrando en sus casas sin remedio, quedándose con la duda de qué se encontraría a la vuelta y cuándo podría regresar.

También fue una de las personas que contempló como troncos y ramas bloqueaban el paso del agua bajo los puentes, empeorando más si cabe la situación. Teresa Montero ya había incidido en ello desde Santa Olalla: «entiendo el enfado de la gente, como no, pero algunas de las cosas que pasan vienen por la imposibilidad de limpiar adecuadamente los ríos, a pesar de nuestras constantes reclamaciones ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico». Entre tanto hablaba con la dirección de la residencia de Madernia, en Molledo, para saber si había posibilidad de que algunos vecinos que no encontraran alojo pudieran pasar la noche en ese edificio. Algo que confirmó la directora. Había camas libres para los vecinos que lo necesitaran.

Al colegio de La Serna había llegado una veintena de personas desalojadas de Santa Olalla. El resto se iban a quedar en las casas de familiares y amigos. El profesorado y trabajadores del colegio habían dispuesto todo para acoger con calor ambiental y humano a los vecinos que iban llegando. Incluso de algún lugar habían sacado un cajón lleno de zapatillas de toda la vida, para sentirse como en casa. Y no dejaban de llegar llamadas de otros habitantes del valle e incluso empresas y comercios ofreciendo alimentos. La lluvia había podido con lo material, pero no con la solidaridad.

Fotos de la jornada, enviadas por oyentes a Radio Valle de Buelna

  • cieza-1
  • fraguas-2
  • fraguas-4
  • fraguas-9
  • igunia-1
  • muriago-1
  • puente-somahoz
  • santa-margarita

 

Ramiro Pérez, presidente de Cáritas Parroquial, ha hecho un resumen inicial del XVI Maratón Radiofónico para Cáritas, con una valoración extraordinaria. Según sus palabras <<Se trata de resultados record en cantidades y en participación. Con más de 5.000 kilos de alimentos y 15.000 € en donativos, están cubiertas las necesidades de Cáritas Parroquial durante los 4 primeros meses del año>>. También tuvo palabras de agradecimiento para todos los vecinos que han contribuido y muy especialmente para Radio Valle de Buelna y para la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.

Resumen de la jornada
Los 6 voluntarios de Protección Civil: Cristian, Tomás, Julio, Dani y Luis Miguel, coordinados por el jefe de la agrupación, Javier, visitaron la gran mayoría de los edificios altos del pueblo. La jornada se prolongó desde las 9 de la mañana hasta más de las 8 de la tarde. El único inconveniente que pueden destacar es que se han encontrado con un 60% de hogares que no habría sus puertas ya que no había nadie en casa. Era un día de muchos festivales escolares. El 40% restante atendió la visita de los voluntarios y ha respondido de una manera ejemplar. En muchas casas habían dejado ya el paquete en el exterior con una nota que indicaba  (para Caritas). Otros ofrecían dinero y algunos, como un piso de la Urbanización La Condesa, lleno por completo un carro de supermercado. O el área de servicio Altapeña que donó un saco de arroz de 25 kilos.

Mientras tanto, cientos de personas llamaron a nuestra emisora para apuntar su donativo en el listado y de esta forma obtener números para el sorteo de una gran cesta de regalos aportados por la Asociación de Comerciantes y por muchos otros comercios a nivel individual.

En los supermercados también hubo colaboración aunque la respuesta ha sido muy desigual. En uno de ellos, el más antiguo de la cadena DIA, los clientes habían llenado dos carros completos y en los dos de Lupa apenas se llegó a medio carro. Por su parte Consum continúa recogiendo alimentos desde la semana previa y según las primera estimaciones, pasan ya de 500 kilos.

Fase final de la campaña Maratón

Desde antes de la celebración de nuestro Maratón y, más aún, en los días posteriores, Cáritas sigue teniendo un goteo diario de visitas con aportaciones de alimentos y económicas. Muchas de ellas de personas que no recibieron la visita de los voluntarios de Protección Civil ya que les resultó imposible llegar a todos los hogares.

Recuerden que los numerosos oyentes que llamaron a Radio Valle de Buelna para participar en el sorteo de la gran cesta del comercio, aún deberán pasar por la sede de Cáritas, situada en el antiguo asilo San José, para hacer efectivo el pago de la cantidad comprometida en su llamada. Podrán hacerlo hasta el viernes día 28 en horario de 17,30 a 19,00 horas, ya que el lunes día 31, a las 12,00, realizaremos el sorteo en directo de la citada cesta.

(En el reproductor, Ramiro Pérez, presidente de Cáritas Parroquial).

Domingo 20 de enero 12,00 h. Circulación restringida en la carretera Los Corrales - Collado

El presidente del Gobierno Regional, Ignacio Diego y la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio, han visitado las zonas afectadas de este vial, junto a otras autoridades de las fuerzas de seguridad y nos ruegan que traslademos esta comunicación:

Debido a los daños sufridos en la carretera autonómica que une Los Corrales con Collado de Cieza, se ha prohibido la circulación de vehículos pesados. Únicamente podrán circula turismos y deberán hacerlo siempre por el interior de la carretera ya que los desprendimientos han dejado en el aire algunos tramos del firme. Es preferible no usar esta carretera, pero en caso de necesidad, deberán seguir las indicaciones de Protección Civil.

Sábado 19 de enero 23,30 h. Recomendaciones de Protección Civil

Puesto que aún continúa la situación de alerta, el Jefe de la Agrupación de Voluntarios de Los Corrales de Buelna, Javier Toraya ha recomendado seguir estas idicaciones durante las próximas horas:

  • Utilizar el coche sólo lo imprescindible.
  • Emplear el teléfono con brevedad para no colapsar las líneas.
  • Se ruega a los propietarios de garajes anegados que sean pacientes y que sepan que todos serán atenidos tan pronto como sea posible.

Desarrollo de los acontecimientos

En Los Corrales de Buelna la Policía Local y Protección Civil tuvieron que atender durante toda la tarde y noche las llamadas de muchos vecinos con problemas de inundaciones en los garajes. También tuvieron que regular el tráfico en calles donde el agua cubría las vías, ante la imposibilidad de que las alcantarillas asumieran todo el agua que cayó entre las cinco y las seis de la tarde, especialmente, la hora dura de la fuerte tormenta. Los ríos de la comarca central rozaron sus niveles máximos, con desbordamientos notables, caso del río Muriago en la zona centro y norte de Los Corrales de Buelna y en Barros, o el río Cieza a su paso por el valle, además del río Rebujas en San Mateo y de pequeños arroyos que han saturado los campos. Los vecinos de la colonia Santa Margarita, en Los Corrales de Buelna, fueron los que peor lo pasaron, con inundaciones en toda la urbanización que anegaron garajes y viviendas y sobrepasaron la altura de los vehículos. Lo mismo que en la urbanización La Condesa o en Cohiño, en Barros, San Mateo y Collado de Cieza. Los vecinos sufrieron las crecidas en algunas viviendas, dando aviso al 112, aunque los cuerpos de Protección Civil se vieron desbordados por las llamadas de socorro. La alcaldesa, Mercedes Toribio Ruiz, pidió el apoyo de otras agrupaciones, que fueron llegando bien entrada la tarde. También desbordados de trabajo estuvieron los agentes de la Policía Local de Los Corrales de Buelna y Cartes. También la zona de La Cuesta sufrió daños, con desprendimientos de tierra que acabaron en la Autovía de la Meseta. Y hubo que acordonar una esquina en la urbanización La Condesa por caída de cascotes y frente al Ayuntamiento por gruesas ramas en la carretera. En Cieza los conductores tuvieron que tener mucha precaución en la carretera de acceso al valle desde la Nacional 611, por el desprendimiento de un lateral a la altura de la ermita de Santa María, con el alcalde, Agustín Saiz, regulando el tráfico por el peligro de caídas al río Cieza. El agua bajaba fuertemente por las laderas paralelas a la vía en forma de cascada. El alcalde de Cartes, Bernardo Berrio, informó de las inundaciones en Mercadal y un argayo en Yermo, donde se envió inmediatamente la pala del Ayuntamiento para solventar el problema. También un corte de luz en Cohicillos y el resto de pueblos altos por la caída de una rama en el tendido eléctrico.

En todo el municipio de Los Corrales de Buelna han trabajado las agrupaciones de Protección Civil de Los Corrales, Torrelavega, Parque de Bomberos de Los Corrales, Guardia Civil y Policía Local. Además se contó con Cruz Roja de Torrelavega y una embarcación neumática para ayudar en el rescate de algunos conductores atrapados por el agua.

Cortadas varias carreteras

La carretera autonómica CA-170, que une Puente Viesgo y Los Corrales, se encontraba cerrada al tráfico a la altura de la mitad de la recta La Agüera. La guardia Civil de tráfico tuvo que tomar esta determinación porque el río Tejas se había desbordado atrapando a un vehículo que quedá averiado en plena carretera, rodeado por el agua.

El acceso a Collado, desde Los Corrales, por la calle Peñas Arriba, se cortó en el puente bajo la A-67.

En el Polígono industrial de Barros, otro coche se quedó atrapado en el gran lago que se formó en su extremo sur. Una conductora tuvo que salir por la ventanilla de su coche que también se averió en la zona más profunda. A pesar de que la policía Local tenía cortado el acceso a esta zona con cinta balizadora, parece ser que algún conductor la había roto previamente.

En la carretera de acceso a Las Caldas de Besaya, desde Barros, se podía ver la senda peatonal completamente inundada debido a la crecida del Besaya. De la misma manera se inundó la carretera en esa zona, bajo el puente de la N-611, atrapando a otro vehículo que intentaba atravesar el gran charco.

La carretera que conduce al Tanatorio Municipal desde el Puente Ranero también presentaba inundaciones y el acceso a San Andrés, desde Somahoz,  tenía señalizado el corte por Protección Civil, debido a una profunda poza a la altura del túnel bajo las vías del tren.

El acceso de coches al barrio de La Cuesta estuvo cortado por un desprendimiento de tierra y piedras provocado por los auténticos torrentes que descendían por la ladera del monte Orza.

Vídeo

Muestra el inicio de las inundaciones tomado desde la Colonia de Authi.

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.valledebuelnafm.com/images/0013/130119-inundaciones

En Los Corrales de Buelna la Policía Local y Protección Civil están atendiendo las llamadas de muchos vecinos con problemas de inundaciones en los garajes. También recomiendan tráfico lento en calles donde el agua cubre las vías ante la imposibilidad de que las alcantarillas asuman todo el agua que está cayendo y por el alto nivel de los ríos, al borde ya de su límite. De momento no se ha registrado, según los dos cuerpos, ningún accidente de relieve. Los agentes y voluntarios de Protección Civil están atendiendo las llamadas por orden de gravedad, priorizando las intervenciones y esperando indicaciones del 112, como señalaba el responsable de Protección Civil, Javier Toraya, uno de los afectados porque la sede del cuerpo se ha inundado. Las calles están vacías y se ven circular muy pocos coches.

Lo peor ha pasado, entre las cinco y las seis de la tarde la ciclogénesis se hizo notar en Los Corrales de Buelna y la comarca central, con inundaciones en calles y garajes, y ríos rozando sus niveles máximos, con algún que otro desbordamiento, como el del río Muriago en Barros y la zona del Churrero, sin mayor peligro, de momento.

En Cieza mucha precaución en la carretera de acceso al valle desde la Nacional 611. El agua baja fuertemente en forma de cascada. En Collado el agua entra en las casas, según los vecinos, que ya han dado aviso al 112. También el río Cieza se ha desbordado en algunos puntos.

En la urbanización el Cohiño en Barros han vuelto a sufrir graves inundaciones, con el garaje subterráneo completamente lleno de agua.

Parece que un argayo ha afectado a la A-67, a la altura del kilómetro 176.

En San Mateo, el río también se ha desbordado por encima de los puentes y en casas de algunos vecinos ha entrado el agua.

El alcalde de Cartes, Bernardo Berrio, informó de las inundaciones en Mercadal y un argayo en Yermo, donde se envió inmediatamente la pala del Ayuntamiento para solventar el problema. También un corte de luz en Cohicillos y el resto de pueblos altos por la caída de una rama en el tendido eléctrico.

La alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio Ruiz (PP), está dirigiendo las operaciones del personal municipal en la urbanización Santa Margarita, la que peores condiciones presenta en la localidad. Protección Civil está recibiendo apoyos de otras agrupaciones de Cantabria. En la zona de La Cuesta también se han producido muchos problemas por desprendimientos de tierra.

Página 1 de 3