radio online

programas01lf04 copy

   Escuchar ahora: La Farola

Artículos por fecha: Martes, 09 Junio 2015

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha adjudicado en una cantidad próxima a los 50.000 euros la «imperiosa» renovación de la carpintería interior y exterior del colegio público Leonardo Torres Quevedo de La Serna de Iguña, el único centro de la comarca con más de 200 alumnos de los valles de Iguña, Anievas y Cieza. Se trata de un proyecto reclamado desde hace años y que constituye la última fase de mejora de un complejo educativo inaugurado en 1984 que cuenta con tres edificios, un gran patio exterior y un pabellón polideportivo cubierto. El proyecto también responde a un plan de ahorro energético dado que el mal estado de los viejos ventanales obliga a incrementar el gasto en calefacción o alumbrado.

Tras la reiterada petición cursada por la Mancomunidad de los valles de Iguña y Anievas y la dirección del centro, además de la reclamación de madres y padres de alumnos, el Gobierno regional ha acordado en una de sus últimas reuniones renovar 45 ventanales de toda la planta baja del edificio principal, junto a las puertas interiores más necesitadas de reforma, sobre todo las de entrada a aulas y baños.

En la última visita del consejero de Educación, Miguel Ángel Serna, el entonces director del colegio, Dámaso Tezanos, le habló de la «imperiosa necesidad» del proyecto de renovación de la carpintería en un colegio que tiene 31 años de historia y que mantiene la carpintería original. Tezanos explicó entonces que se trata de la última fase de reposición de todas las ventanas del centro y que culminará la «puesta a punto» de un colegio «que aún tiene que durar mucho tiempo».

También apuntó que la obra supondrá «un importante ahorro en luz y calefacción», uno de los gastos más elevados que tiene que afrontar la mancomunidad, responsable del mantenimiento del colegio. Terminó asegurando que «siempre quedan cosas por hacer, pero en lo fundamental, con este último proyecto, ya se ha dado respuesta a nuestras necesidades».

Bien es cierto que puso el punto de mira en «no dejar de actualizar» el centro, concretando las posibles actuaciones de futuro en la mejora del tejado o el gran patio exterior, como obras aún por afrontar en el colegio de La Serna de Iguña.

En su última visita el consejero de Educación aseguró que «desde la consejería lo que queremos es que las familias comprueben que, dentro de nuestras posibilidades económicas, los planes de renovación de las infraestructuras educativas van llevándose a cabo».

Obras de la mancomunidad

Por su parte, la presidenta del organismo que gestiona el colegio, Carmen Mier, recordó que «con personas contratadas por la mancomunidad hemos pintado por fuera y por dentro todo el edificio, además del pabellón polideportivo, aprovechando nuestros escasos recursos al máximo por el bien de los alumnos que acuden a diario».

El estado del complejo genera dudas entre las madres y padres, que vienen exigiendo desde hace tiempo más inversiones en el colegio y quejándose del estado de algunas estructuras, como el cierre exterior, o de instalaciones interiores, como las de los servicios.

Publicado en Últimas noticias