La Asociación Cultural de Bosques de Cantabria les ha informado sobre sus repercusiones y de los perjuicios de las plantas invasoras Viernes, 15 Abril 2016 La Asociación Cultural de Bosques de Cantabria les ha informado sobre sus repercusiones y de los perjuicios de las plantas invasoras

Un millar de alumnos de Los Corrales comprueban los daños de los incendios forestales

Más de un millar de alumnos de Enseñanza Infantil, Primaria y Secundaria de Los Corrales de Buelna han celebrado la Semana Forestal organizada desde la Concejalía de Educación, Cultura y Acción Social que preside Roberto del Val, centrando este año las actividades en los daños que provocan los incendios y las plantas invasoras. El Ayuntamiento ha contado para ello con la colaboración de colegios, institutos, guardería de Montes y Protección Civil, además de componentes de la Asociación Cultural Bosques de Cantabria.

El concejal explicó que este año se ha dado un giro a la celebración, ampliando los objetivos y centrando las actividades diseñadas para los alumnos de Primaria en los daños al ecosistema que provocan los incendios. "Los hemos tenido muy cerca este mismo año y queríamos que los alumnos pisen el terreno que queda tras los incendios, llevándoles a las zonas quemadas". Para ello se ha contratado a monitores de la Asociación Cántabra de Defensa de los Bosques, quienes han explicado a los estudiantes los daños de los incendios sobre el terreno, mostrando cómo queda el terreno quemado. También han aprovechado para plantar especies autóctonas en la zona conocida como la Peña del Moro, dentro de un plan de itinerarios interpretativos y didácticos.

El presidente de la Asociación Cultural Bosques de Cantabria, Clemente Rasines del Río destacaba en su contacto con los alumnos la importancia de trabajar sobre el terreno. Les mostró la diferencia entre un bosque autóctono y una plantación en una zona donde se podían ver las dos, "una apreciación que es un privilegio, que no se encuentra en los libros o documentales, salir al campo tiene ese valor añadido", decía.

En ese recorrido pudo mostrar a los alumnos cómo evoluciona un terreno quemado, el empobrecimiento que sufre tras el fuego, "no solo lo que se muere de vegetación sino el empobrecimiento del terreno, quizá un daño no tan evidente pero que va calando y que hace que el ecosistema sea más pobre". Señaló que los lugares en los que el fuego es reiterado "el terreno está cada vez más erosionado y lejos de ofrecer buenos pastos la vegetación que surge es cada vez más degradada".

En cuanto a los alumnos de Secundaria las actividades han tenido ese mismo componente de concienciación, en este caso respecto a las plantas invasoras. Se ha realizado una visita al monte Gedo, a una zona muy próxima al arranque de la calzada romana, donde se han mostrado los daños de esas plantas, especialmente plumeros, y se ha llevado a cabo un acto simbólico de eliminación de especies invasoras aprovechando un sistema de tracción mecánica ideado por la propia Asociación Cultural de Bosques de Cantabria con el que en poco tiempo se ha acabado con cerca de media tonelada de plumeros, "una de las mayores plagas que ataca nuestra diversidad".

Los más pequeños también han participado de una Semana Forestal que para los alumnos de Educación Infantil se ha centrado en distintos parques públicos como el de La Rasilla, la Haye Fouassiere o Juan XXIII, donde han contribuido a la plantación de nuevas flores.

Visto 1762 veces