Participantes en el proyecto de la Fundación Miguel Delibes Martes, 18 Octubre 2022 Participantes en el proyecto de la Fundación Miguel Delibes

La Fundación Miguel Delibes preserva la memoria del valle de Iguña

El colegio público Leonardo Torres Quevedo de La Serna de Iguña acogió este lunes, coincidiendo con el 102 aniversario del nacimiento del escritor castellano Miguel Delibes, un encuentro intergeneracional que bajo el lema ‘Memorias Compartidas’ apuesta «por unir formas de vida entre los más mayores y los más jóvenes, enriquecerse mutuamente de sus conocimientos, de sus opiniones y de sus reflexiones; crear vínculos entre ancianos y niños utilizando las obras del autor vallisoletano».

Así lo explica la Fundación Miguel Delibes, que llevará ahora ese proyecto por toda la geografía nacional, con parada en Potes.

Coordinado por Carmen Múgica, experta en el Premio Cervantes, una decena de vecinos del valle entre los 60 y los 93 años hablaron de su conocimiento sobre temas vinculados al medio rural, a las tradiciones, al medioambiente, a los oficios y las costumbres, y lo hicieron con la atenta mirada de los alumnos de sexto de Educación Primaria del colegio Torres Quevedo, los receptores de esas explicaciones y enseñanzas y responsables de que no caigan en el olvido.

Con la obra de Miguel Delibes como hilo conductor de la jornada, dos monitoras de la empresa colaboradora de la Fundación Miguel Delibes, ‘El Calabacín Errante’, expertas en educación patrimonial, guiaron a los participantes en varios talleres con temáticas como «los sonidos que nos traen recuerdos, oficios de antaño, dime cómo se llama, cultivando la vida, música y fiestas, un bosque vivo, la tierra herida», todo ello para terminar «entrelazando las historias de mayores y pequeños, contribuyendo a una transmisión de valores universales y construyendo una memoria colectiva».

Ahora esos encuentros se llevarán a localidades del ámbito rural de menos de 10.000 habitantes y de comunidades autónomas con mayor riesgo de despoblación en los últimos diez años: Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón, además de la localidad cántabra de Potes.

Todo ello en un proyecto subvencionado por el Ministerio de Cultura y Deporte con una ayuda de cerca de 25.000 euros.

 

Visto 463 veces