Pintadas en el palacio del Conde Mansilla Jueves, 11 Mayo 2023 Pintadas en el palacio del Conde Mansilla

Pintadas que manchan el patrimonio monumental de Los Corrales

El patrimonio monumental de Los Corrales de Buelna ha vuelto a ser objetivo de grafiteros aficionados. Una de las fachadas del palacio del Conde Mansilla, la entrada de la iglesia de San Juan, la pared frontal de la casa de los Quijano o la Cruz de los Caídos vuelven a mostrar pintadas presumiblemente de distintos autores que afean puntos esenciales del casco barroco del municipio, una de las visitas guiadas incluida en el programa cultural de la Concejalía de Educación, Cultura y Ciudadanía.

Uno de los más afectados es el histórico palacio del Conde Mansilla de Los Corrales de Buelna, que encabeza el triste elenco de bienes del patrimonio cántabro atacados sin piedad por los aficionados a los grafitis. No es la primera vez que uno de sus laterales, el que da a la plaza a la que da nombre la familia, aparece pintarrajeado por personas que no respetan una de las joyas arquitectónicas más importantes del conjunto barroco de la localidad. Por lo general ha sido la puerta de esa pared noroeste la afectada, pero ahora son las piedras de esa pared con tres grandes grafitis.

Son pintadas que identifican por lo general a los autores, así que la Policía Local, como ya ha hecho en varias ocasiones, sigue de cerca a los posibles culpables. El concejal de Servicios Municipales, José Manuel Martínez, está tan cansado de esos ataques como los responsables del cuidado de esa casona del siglo XVII, hartos de limpiar las pintadas que los jóvenes hacen en lo que fue uno de los accesos al interior del edificio. Incluso en más de una ocasión han pedido la implicación del Ayuntamiento, como bien patrimonial que es (declarado Bien de Interés Local en 2001) y espejo del casco histórico barroco del municipio, una de las visitas guiadas incluida en el programa cultural de la propia Concejalía de Educación, Cultura y Ciudadanía.

Puertas a los palacios del casco barroco, paredes de iglesias, monumentos históricos, edificios públicos y privados están siendo objeto de pintadas que no han dejado indiferente al equipo de gobierno. José Manuel Martínez ha advertido de que a los autores de pintadas en los lugares públicos con cámaras de vigilancia, como los nuevos edificios de la plaza de la Constitución, se les notificará su 'proeza', a ellos o, en caso (por lo general) de que sean menores, a sus padres.

Para proteger ese patrimonio, entre otras cosas, quiere más cámaras de seguridad. No en vano no muy lejos está la calle de la Viña, un pasaje de ese casco histórico que desde que se adecentó con mobiliario e iluminación especial no hace más que sufrir a los vándalos. Tanto que se ha tenido que cambiar el sistema lumínico por uno más resistente a esos ataques.

Nada se libra, desde la fachada principal de la iglesia de San Juan a la Cruz de los Caídos, desde la Casa Pilatti a la estatua de José María Quijano, obra del afamado escultor Victorio Macho. Las dos primeras objeto repetido de los pintores. La última, incluso de ataques vandálicos que rompieron la nariz del empresario en más de una ocasión.

La cuestión está ahora en saber a quién le toca limpiar esos desperfectos siendo patrimonio de interés general en manos privadas.

 

Visto 2562 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)