Mercedes Abad al recibir el reconocimiento de Hija Predilecta Viernes, 26 Mayo 2023 Mercedes Abad al recibir el reconocimiento de Hija Predilecta

Los Corrales pierde a una de sus vecinas "predilecta", Mercedes Abad

Los Corrales de Buelna ha perdido a una de sus vecinas más queridas, Mercedes Abad Laguillo, Hija Predilecta desde 2016 y miembro activo de muchas de las organizaciones de ayuda de la localidad desde hace más de medio siglo, el reconocimiento a toda una vida de entrega a los demás.

El alcalde, Luis Ignacio Argumosa ha hecho pública una nota en la que señala que "en mi nombre y el de toda la Corporación municipal quiero expresar mi profundo pesar por el fallecimiento de nuestra vecina Mercedes Abad Laguillo, quien por su labor desinteresada en beneficio de los más necesitados y toda una vida dedicada a los demás recibió el título de Hija Predilecta de Los Corrales de Buelna en 2016. Generosa, entregada en cuerpo y alma en asociaciones y grupos benéficos y querida por todos quienes la conocimos, desde estas líneas quiero dar mi más sentido pésame a sus familiares y amigos y mandarles un fuerte abrazo. Descansa en paz, Merceditas".

Su labor incansable de apoyo a las personas desfavorecidas desde organizaciones como Cáritas o Manos Unidas, la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer, la Asociación de  Vecinos Entremontañas o, antes, Acción Católica, fue uno de los motivos que llevó a la Corporación de su pueblo natal a incluirla, en julio de 2016, en el registro de Honores y Distinciones municipal.

El 31 de octubre de aquel año recogía el diploma que acreditaba esa decisión, asegurando en ese acto sentir una "enorme responsabilidad" al recibir el máximo galardón que un corraliego puede lograr, una decisión adoptada como respuesta a la petición de distintas organizaciones y vecinos.

Más de medio siglo de vida dedicada a los demás avalaban un acuerdo que se hizo efectivo y se pudo entregar personalmente a Mercedes Abad. Para ella fue un día especial y recordaba que el primer sentimiento cuando le comunicaron la decisión fue de "miedo, nervios y alegría combinados con la responsabilidad de saber que a todo el mundo no tiene por qué gustarle la idea".

Pero lo cierto es que desde julio de aquel año, cuando se adoptó el acuerdo en sesión plenaria, fueron muchas las felicitaciones que recibió y muchas las expresiones de alegría por la resolución municipal de sus vecinos.

Fue, sin duda, una de las personas más conocidas en todo el valle, siempre de aquí para allá, siempre colaborando con organizaciones de ayuda a los demás. De  hecho, junto a la primera Hija Predilecta de la localidad, María Rodríguez Pérez Rasilla, organizó la primera cuestación contra el cáncer en Los Corrales de Buelna. "No se me caen los anillos por pedir para los demás porque hay mucha necesidad", afirmaba, aunque reconocía ya entonces que "ese ajetreo" se le hacía "un poco cuesta arriba".

En todo ese tiempo recordaba muchos casos especiales, como el de un chico que tuvo que gastar la recaudación de un viaje de estudios para salvar del hambre a su familia. Mercedes Abad se enteró y logró reponer la cantidad para que unos y otros, familia y estudiantes pudieran solventar sus situaciones, incluido el joven alumno que no dudó en aliviar la necesidad acuciante de su familia. Por cierto, una cantidad que para los años 70 era dinero, 24.000 pesetas.

Su carácter le permitió que durante muchos años fuera el vínculo de unión entre la necesidad de muchas personas, crisis tras crisis, y organizaciones como Cáritas. "Siempre he sido bien recibida allá donde he ido, a pedir o a dar", aseguraba, para añadir que Los Corrales de Buelna "es un pueblo muy generoso". "Todos podemos hacer algo por los demás, porque una ayuda, cual sea, siempre viene bien, es bien recibida".

Pero ella también tenía algo más que una afición. Una devoción. Dar catequesis, "primero con Don Amancio y ahora con Don Francisco", señalaba, en relación a los últimos párrocos de Los Corrales de Buelna. Cerca de 40 años como "la mejor catequista del mundo", según alumnos de todas las edades que hasta hace unos días aún la paraban por la calle para darle un par de besos.

 

Visto 3689 veces