Así quedará la urbanización de Mata Jueves, 08 Junio 2023 Así quedará la urbanización de Mata

San Felices recupera urbanizaciones deshabitadas

El histórico alcalde de San Felices de Buelna, José Antonio González Linares, dejará la próxima semana el Ayuntamiento sabiendo que una de sus luchas más encarnizadas con la administración se ha saldado con una nueva victoria. En parte por su insistencia y en otra parte, como él reconoce, por fortuna. Dos urbanizaciones que quedaron paralizadas tras la crisis del ladrillo se reflotarán en los próximos meses, permitiendo que lleguen nuevos vecinos y evitando lo que ya era evidente en esos dos conjuntos de viviendas, el deterioro de todo el entorno y el riesgo de la entrada de personas en la veintena de chalets que se levantaron en Mata y en Sovilla.

«Llevo trabajando más de 10 años para recuperar las viviendas de la Aldea, en Sovilla, y por fin me han atendido en la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) y afortunadamente hemos conseguido que limpien las viviendas para sacarlas a la venta como viviendas de protección oficial», explicó González Linares en un despacho desconocido, sin apenas carpetas y documentos en una mesa que hasta hace bien poco rebosaba de hojas de todo tipo.

Eso le permitió encontrar enseguida otro documento que también le hace especial ilusión, el diseño de cómo quedarán las 13 viviendas que también se recuperarán en Mata. En este caso, según explicó el alcalde, ha sido una empresa Navarra la que ha mostrado interés por limpiar el entorno, recuperar las viviendas y ponerlas a la venta, todo apunta, como dijo el regidor, «sin tardar mucho, porque ya han estado aquí y han comenzado a limpiar un terreno que estaba, y está en algunas zonas todavía, en muy malas condiciones».

González Linares incidió en que las dos urbanizaciones «se han mantenido en no demasiado mal estado», con lo que la inversión no tendrá que ser alta para poder poner en el mercado esas viviendas. Incluso expresó su esperanza de que se termine recuperando una torre histórica junto a los chalets de Mata, algo que podría tener también personas interesadas en ello. «Esa zona de Mata va a quedar muy acogedora, el entorno de la iglesia y la nueva plaza, y espero poder verlo pronto», dijo.

También insistió en que «en Mata ha jugado un papel esencial la suerte, pero si no hubiéramos puesto en el mapa San Felices de Buelna, si no hubiéramos insistido como lo hemos hecho sobre las viviendas abandonadas y el riesgo que suponen para la seguridad nadie habría hecho nada. Quizá no sea lo que queríamos, pero lo cierto es que esas viviendas tienen ya licencia de primera ocupación y su destino debe ser ahora acoger a nuevas familias que se quieran instalar en un municipio que les ofrece todo tipo de servicios y a un precio como no encontrarán en otro lugar».

Ese ha sido uno de los argumentos principales esgrimidos ante la Sareb para desocupar las viviendas de Sovilla y ponerlas a la venta. «También hemos hablado de las buenas comunicaciones de San Felices de Buelna y su lugar privilegiado en el mapa de Cantabria, en el centro de todo, a mano la playa y la montaña, la estación de Alto Campoo y Cabarceno o pueblos reconocidos internacionalmente como Santillana del Mar, eso sin dejar pasar otro de los recursos más importantes de toda esta comunidad autónoma, las cuevas prehistóricas Patrimonio de la Humanidad, y en apenas 10 minutos tenemos el conjunto más importante de todas ellas».

«Absoluto abandono»

El alcalde recordó que desde 2018 redobló sus esfuerzos por recuperar la urbanización de Sovilla. A finales de aquel año puso el grito en el cielo por la situación «de absoluto abandono» en la que se encontraba una urbanización de 16 viviendas sin vender en las que, durante un tiempo, hubo incluso personas dentro sin ningún tipo de permiso.

La maleza por encima de las ventanas, robos constantes de elementos de esa construcción y el riesgo de extender esa «insalubridad» a otras viviendas próximas llevó al alcalde a pedir una solución a la Dirección General de Vivienda y a los propietarios.

Un conjunto de viviendas junto a la carretera que comunica la variante de San Felices con Rivero que, aclaró, se terminó de construir en 2012 e incluso se concedió la licencia de primera ocupación, «pero la crisis terminó poniéndolas en manos del banco malo para convertirse finalmente en un bardal».

Pero ya entonces aseguró que «lo que queremos no es que vengan, lo limpien y se olviden, queremos que se pongan a la venta y en condiciones de poder ser habitadas para responder a la demanda de familias jóvenes del municipio que quieren una casa donde vivir», dijo.

Y en ello estaba el Ayuntamiento antes de la pandemia. Tanto es así que en 2019  había abierto un registro para saber qué demanda real había de viviendas en San Felices de Buelna y se llegaron a apuntar 22 familias.

Visto 2559 veces