Las hijas de Sanz Briz descubrieron la placa con su nombre Viernes, 13 Marzo 2015 Las hijas de Sanz Briz descubrieron la placa con su nombre

Una calle con ángel en Los Corrales

Los Corrales de Buelna ya tiene su calle con ángel, una avenida destinada a que las futuras generaciones no olviden a un hombre que salvó la vida de miles de judíos en Hungría durante la Segunda Guerra Mundial, Ángel Sanz Briz. El pueblo cumple así con una vieja deuda, el reconocimiento explicito de su vinculación con un héroe que "pasó muy buenos momentos en Los Corrales de Buelna", el pueblo de su esposa, Adela Quijano Secades, hija del industrial José María Quijano.

Cuatro de los cinco hijos de Sanz Briz, Adela, Paloma, Pilar y Ángela (Juan Carlos no pudo asistir por enfermedad) descubrieron ayer la placa con su nombre ante buena parte de la familia, la Corporación de Los Corrales de Buelna y el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Miguel Ángel Serna. Tampoco los vecinos quisieron perderse el momento para rendir homenaje a la familia responsable del crecimiento del municipio.

La placa recuerda además el apelativo por el que se conoce a Sanz Briz, el Ángel de Budapest, por su labor al frente de la delegación Española en la capital húngara, salvando la vida de más de 5.000 judíos en apenas unos meses de 1944.

A continuación todos se trasladaron al Teatro Municipal de Los Corrales de Buelna, donde se inauguro una exposición que recuerda 'La diplomacia de un héroe: Ángel Sanz Briz. Budapest, 1944'. En la apertura de la muestra la alcaldesa, Mercedes Toribio Ruiz, reconoció su "extraordinaria labor en defensa de la vida" y su vinculación con una familia crucial en el desarrollo del municipio. Las hijas de Sanz Briz agradecieron "emocionadas" la distinción y recordaron los "buenos momentos" que pasó un hombre "audaz, valiente y bueno" junto a su madre en la casa solariega de los Quijano en Los Corrales de Buelna. Y el consejero de Educación reclamó que sean muchos los alumnos que pasen por la exposición para comprobar la "calidad humana" del homenajeado, "el mejor ejemplo para los más jóvenes".

Con el cambio de nombres de algunas calles de personas o hechos ligados a la Guerra Civil española se planteó en la Corporación de Los Corrales de Buelna el debate de elegir nuevas denominaciones. La de Ángel Sanz Briz fue una de las primeras y más aplaudida. Y para recordar al Schindler español, un Justo entre las Naciones (como lo declaró Israel) se eligió una calle pequeña que comunica la calle Torres Quevedo con el colegio público Gerardo Diego.

radio online

Archivo de Noticias

Nuestros Visitantes 2

Hoy4472
Ayer5948
Esta semana23736
Este mes140995
Todo8522973
Free Joomla! templates by Engine Templates