El último informe técnico deja claro que el edificio requiere una actuación en profundidad que frene el deterioro de la instalación pública Martes, 27 Octubre 2015 El último informe técnico deja claro que el edificio requiere una actuación en profundidad que frene el deterioro de la instalación pública

Condensación y goteras dañan la piscina cubierta de Los Corrales de Buelna

El edificio que alberga el gimnasio y la piscina cubierta de Los Corrales de Buelna necesita una reparación en profundidad que frene el deterioro de una instalación pública que con apenas 13 años de historia comienza a hacer aguas, según el último informe técnico realizado sobre ese complejo deportivo. Informe que apunta que la entrada de agua desde el exterior además de provocar goteras está deteriorando de forma importante y progresiva el edificio, afectando a su estructura de madera.

El Ayuntamiento y la empresa adjudicataria, ServiOcio, comparten la preocupación. Desde el Consistorio, la alcaldesa, Josefina González, ha hecho patente la «premura» por saber con más detalle el estado de la estructura antes de tomar ninguna decisión. En ServiOcio quieren medidas que frenen las cada vez más repetidas goteras que afectan a una instalación con 2.000 socios.

De momento, en lo que todos coinciden es en que el deterioro se debe a un fallo de climatización que provoca exceso de condensación y genera goteras interiores. A eso se suma la entrada de agua desde el exterior por una cubierta que no se ha tratado desde la inauguración del edificio, con lo que, en conjunto, el temor es que el agua termine dañando irreparablemente la estructura de madera. Por eso ServiOcio pide que el Ayuntamiento adopte «lo antes posible las medidas necesarias de reparación de la cubierta exterior para frenar la entrada de agua y sus consecuencias futuras».

En el Ayuntamiento también hay prisa por saber en qué situación está ese edificio. Tanto es así que ya han pedido un informe a los servicios técnicos, consultado con especialistas de la Universidad de Cantabria y esperan para esta misma semana la opinión de un experto en estructuras de madera laminada. La alcaldesa ha asegurado que «en cuanto tengamos ese informe, según los datos que aporte, se tomarán las medidas necesarias».

La última reclamación de la empresa adjudicataria se hace en abril de este año con la  intención de que se aprovechase la época estival «para proceder al sellado de la cubierta o cualquier otra medida que frenase el problema de goteras», como señalaba ayer mismo la empresa. Pero no ha sido hasta ahora «cuando el nuevo equipo de gobierno se ha mostrado interesado en resolverlo y han ordenado un estudio que valorará el estado actual de la instalación y determinará cuál será  la mejor reparación posible, que esperamos se lleve a cabo a no más tarde del verano de 2016».

En realidad no es algo nuevo, ya que desde la apertura de la instalación en el año 2003, ServiOcio viene informando al Consistorio de los «problemas de goteras que presenta el edificio, derivados de deficiencias de construcción iniciales». En  2006 se acometió una importante obra que consintió en la proyección de poliuretano en el interior de la cubierta y en la instalación de un sistema de extracción de aire en la cumbre del tejado. Pero la medida no resultó efectiva, el problema persistió e incluso se incrementó.

radio online

Archivo de Noticias

Nuestros Visitantes 2

Hoy240
Ayer5537
Esta semana31689
Este mes135950
Todo6194709
Free Joomla! templates by Engine Templates