José María Cobo y Manuel Otero Lunes, 28 Noviembre 2016 José María Cobo y Manuel Otero

Relevo de siete médicos en la zona de salud Buelna

Cerca de 4.500 vecinos del área de salud Buelna cambiarán de mes y médico esta semana, debido al traslado de tres de los doctores de familia interinos que dejarán el centro de salud Besaya de Los Corrales para incorporarse a otros destinos. A ello se une el cambio de la doctora del consultorio de Arenas de Iguña, otros 1.600 habitantes, y la marcha de los tres pediatras del mismo centro de salud Besaya, con todos los niños de la comarca a su cargo, con lo que la renovación de la plantilla está causando cierta revolución entre los habitantes de los siete municipios afectados. Si a eso se suma la cercanía de otros cinco facultativos 'de toda la vida' a su edad de jubilación, en poco menos de cinco años más de 13.000 personas habrán cambiado de médico de cabecera.

Lo cierto es que las consultas de los médicos de familia que se marchan están siendo ya ocupadas por los profesionales que tienen esas plazas en propiedad, con lo que los pacientes deberán hacer honor a su nombre, porque no les queda más remedio que encajar el cambio, no sin antes haber manifestado su disgusto y su pena ante la marcha de sus médicos. El resto, los pediatras y la médico de Arenas de Iguña han pedido ellos su traslado hacia lugares más cercanos a sus domicilios.

Son las personas mayores las más dolidas por los cambios porque, como decía Paquita, "ya no tenemos ni que explicarles nada, ya saben cuáles son nuestros achaques, ahora es empezar de nuevo y ya no tenemos edad". María Isabel iba más allá y afirmaba que "me costó acostumbrarme a la médico que tuve y cuando lo hice me cambiaron de doctor, y ahora que ya había cogido el tranquillo al nuevo, me lo cambian".

Los tres médicos de familia que se van lo hacen con un doble sentimiento, el de la sensación de tristeza por dejar muchos amigos ya y la satisfacción por el trabajo bien hecho, como señalaba Manuel Otero, uno de los trasladados. Ana Isabel Ortiz y Fernando Laborda son los otros dos galenos que dejan Los Corrales de Buelna. Quizá el cambio menos traumático es el de Ana Isabel Ortiz, que vuelve al consultorio que ya ocupó hace casi dos años en Arenas de Iguña, sustituyendo ahora a Esther Barquín. El mismo tiempo llevaba en Los Corrales de Buelna Fernando Laborda.

Algo más, casi siete años, Manuel Otero. "Me voy tremendamente satisfecho por el trabajo bien hecho y emocionado por la magnífica respuesta de la gente, que ha valorado la dedicación que he intentado tener con ellos, un trato personal extra además del profesional que ha tenido como respuesta el cariño que me están trasladando estos días". En sus años como médico en el centro de salud Besaya destaca un capítulo tan reciente como extraordinario en Los Corrales, su colaboración en el nacimiento de un niño, Enzo, en la consulta de urgencias. Pero tampoco olvida "a quienes he visto irse, a los que he acompañado en sus dolencias". Su consulta tendrá este miércoles nueva facultativa. Ya han ocupado sus consultas los otros dos médicos de familia nuevos y otros dos pediatras. El resto lo harán en los próximos días. Y, según la experiencia del coordinador, José María Cobo, no habrá prisas por conocer a los nuevos doctores.

Recuerda que hace un año ya hubo algunos traslados, no tanto como esta vez, pero se saldó sin ningún problema. Y está convencido de que en esta ocasión será igual. Cuando cumple 25 años de historia, el centro de salud Besaya tiene 12 médicos, tres pediatras y 13 enfermeras.

A la postre quizá sea más preocupante la marcha en los próximos cinco años de cinco médicos de los de 'toda la vida'. Atienden a unos 8.000 pacientes y su vida profesional se agota, cercanos ya a la edad de jubilación.

radio online

Archivo de Noticias

Nuestros Visitantes 2

Hoy2355
Ayer3456
Esta semana2355
Este mes26193
Todo5743084
Free Joomla! templates by Engine Templates