radio online

programas01fa copy

   Escuchar ahora: F.Auto.Digital

El esqueleto de la piscina climatizada de Los Corrales muestra su deterioro

17 Mar 2017
999 veces
Visita del gobierno local y responsables de Siec a las obras Visita del gobierno local y responsables de Siec a las obras

El esqueleto de la piscina climatizada de Los Corrales de Buelna está mostrando un panorama de deterioro que ni los técnicos que están desmantelando ese edificio se esperaban. Con apenas 14 años de vida la madera está completamente podrida, los clavos se pulverizan al tocarlos y la estructura se viene abajo cada vez que se retira un amarre. Van con cuidado, porque ya se han caído algunas vigas y el techo presenta huecos que hacen temerse lo peor. La información de los técnicos ha llevado al equipo de gobierno a acercarse a comprobar el estado de las obras que está acometiendo Siec. No quieren más sorpresas y la alcaldesa, Josefina González, ha anunciado que desde el Ayuntamiento se hará un "seguimiento exhaustivo" de las obras que se están realizando, comprobando el estado que presentan los materiales y el desarrollo del desmontaje de toda la cubierta. "Se ha pedido a cuantos participan en el proceso de reconstrucción que detallen cada paso pormenorizadamente para saber en qué situación está la estructura", dijo. De momento lo que se ha hecho por los servicios técnicos es un informe sobre cómo estaba el edificio antes de comenzar las obras, del que dará fe la secretaria municipal. Luego, se ha encargado de nuevo a la Universidad Politécnica de Madrid que redacte otro informe de situación, como ya hizo en diciembre de 2015, cuando tuvo que cerrarse las instalaciones. Para ello ya se han separado algunas de las piezas extraídas en el desmontaje

María Bustamante y Luis Ignacio Argumosa, concejal de Obras e Infraestructuras, han coincidido en que las advertencias de los informes técnicos sobre el riesgo de colapso de la instalación "saltan ahora a la vista".

La alcaldesa recordó en ese sentido que el Ayuntamiento ha pedido responsabilidades al redactor del proyecto y se espera poder llegar a un acuerdo. En caso contrario será la Justicia la que determine esas responsabilidades.

En cuanto al cierre de la instalación, Argumosa ha incidido que "en su momento cerramos la piscina no por capricho, sino porque los informes dejaron claro que había que sustituir la cubierta al no tener reparación y porque se podía producir un colapso de la estructura, con lo que tomamos la decisión pensando en trabajadores y usuarios, no hemos tenido en cuenta otra cosa sino su seguridad".

Afirmó en que "los informes concretaban la causa de los daños en un doble origen, la incorrecta elección de la cubierta y un insuficiente cálculo de las estructuras, algo que evidenciaba que el proyecto no era el adecuado".

A partir de ahí, "con los informes previos y la situación que nos revela ahora el mal estado de la estructura es evidente que no es necesario ningún tipo de comisión de investigación", señalaron desde el equipo de gobierno, para añadir que "todos los informes técnicos sobre el estado del edifico iban en la misma dirección, aconsejando el cierre de la instalación y su urgente reparación, algo que con las primeras actuaciones es más que palpable".

Josefina González también señaló que "si lo que se quiere es depurar responsabilidades políticas, habrá que empezar por determinar quién y por qué abandonó en un cajón los informes técnicos que antes de las pasadas elecciones ya advertían de la grave situación del edificio sin hacer nada al respecto. Algo que a la vista de lo que nos estamos encontrando tendría que hacer reflexionar a más de uno".

Valora este artículo
(1 Voto)

Artículos relacionados (por etiqueta)