radio online

programas01si02 copy

   Escuchar ahora: Infor. Crónica 10

Los afiliados a Ciudadanos en el valle de Buelna se dan de baja en el partido

08 Mar 2019
1117 veces
Veronica Alonso y Nicolás Campuzano, dirección de Cs valle de Buelna hasta su dimisión hace tres semanas Veronica Alonso y Nicolás Campuzano, dirección de Cs valle de Buelna hasta su dimisión hace tres semanas

Los afiliados a Ciudadanos en el valle de Buelna se dan de baja en el partido

Hace tres semanas la dirección dimitió y este viernes abandonan en bloque la formación naranja con críticas a los líderes regionales

Los afiliados a Ciudadanos en el valle de Buelna han decidido darse de baja del partido, "decepcionados" con una formación que en Cantabria no ha cumplido con las expectativas de transparencia y renovación que esperaban, convirtiendo ese propósito en un "fraude" que ha hecho del partido en la región "una agencia de empleo al más fiel estilo de la vieja política que veníamos a regenerar". Transcurridas tres semanas desde la dimisión de la Junta Directiva de la agrupación en el valle, lamentan que no se haya producido ningún contacto, "ni una llamada siquiera" desde la Secretaría de Organización regional, que sí ha mantenido conversaciones con posibles candidatos a las listas locales al margen de los propios afiliados.

El "uso interesado y personal que se está haciendo del partido" ha llevado a todos los afiliados a decidir darse de baja "porque no queremos defraudar ni engañar a nuestros vecinos, ni ser partícipes de lo que nos parece un engaño en el uso de la imagen e ideario de Ciudadanos".

Es la respuesta de una agrupación agradecida por el apoyo que había tenido desde su creación y las "múltiples" muestras de interés que "hemos sentido en la calle" tras la dimisión de la dirección local.

Aseguran que "es muy triste y descorazonador ver como los actuales responsables de Ciudadanos en Cantabria utilizan el partido como si de una franquicia comercial se tratase, con el único objetivo del beneficio de unos pocos a costa de lo que sea". Los afiliados de Buelna van más allá y afirman que "se intercambian los puestos como quien tiene la propiedad de los cargos electos, y la capacidad de decidir quién compone las listas electorales de los municipios al margen de las agrupaciones les permite tener callados y expectantes a una gran mayoría".

Todo ello ha hecho que los afiliados en el valle no se sientan identificados con los líderes regionales, "alguno de ellos con un más que dudoso pasado, y con manifestaciones públicas de su odio a la sociedad cántabra, esa misma sociedad que ahora pretende representar".

Al margen de su opinión de esos líderes, se sienten agradecidos por el apoyo recibido en tres años "ilusionantes y de mucho trabajo" en los que han conseguido, aseguran, avances en la transparencia de la administración local, se ha alertado sobre la inseguridad de varias zonas, como el polígono de Barros, enmendado errores en la reordenación del tráfico, defendido el patrimonio o impulsado una mayor atención a los ciudadanos, como fue el caso del barrio de Penías y la pasarela que se colocó para facilitar su acceso al casco urbano desde la demolición del puente Renero.

A pesar de esa presencia y "ese trabajo honesto y honrado, pensando únicamente en el beneficio de nuestros vecinos", ahora, afirman, "no podemos perder nuestra dignidad ante los menosprecios sufridos, más cuando ninguno de nosotros ha tenido ni tiene como objetivo utilizar el partido en su beneficio personal y, menos aún, como una profesión remunerada. Todos nos hemos labrado una estabilidad laboral y profesional que nos permite no necesitar ni depender de la actividad política para vivir".

Artículos relacionados (por etiqueta)