radio online

Cartes recuperará los históricos cerezos de Cohicillos con paseo de la fama incluido

13 Nov 2019
1254 veces

El Ayuntamiento de Cartes ha presentado esta semana ante sus vecinos más jóvenes un proyecto de plantación de cerezos en el valle de Cohicillos, un plan diseñado para sumar al cuidado del patrimonio natural la recuperación de una tradición económica y social, implicando directamente a los estudiantes en una idea que se extenderá a lo largo de toda la legislatura, plantando cada año 400 cerezos. Un proyecto que supondrá abrir en la colina en la que se extenderá cada primavera el manto blanco de la flor "un paseo de la fama de cerezos", decía el alcalde, Agustín Molleda, en su presentación.

La participación de los jóvenes estudiantes en el proyecto abarcará todo el periodo de plantación, mantenimiento y crecimiento de cada árbol, creando un "vínculo que pueda perdurar generación tras generación", dijo el regidor. Además, serán los responsables de la campaña de difusión del proyecto a partir del año que viene, participando en un concurso que dará nombre a cada cerezo en ese 'paseo de la fama' arbóreo.

La intención  es plantar en los cuatro años de legislatura 400 cerezos por año, recuperando una actividad tradicional en los pueblos altos de Cartes que en su día supuso un recurso importante por la calidad de las cerezas que allí se recogían y se repartían en los mejores mercados de Cantabria.

La primera luna menguante de enero del año próximo es la fecha elegida para el inicio del proyecto con la plantación de los primeros 400 cerezos, ya adquiridos por el Ayuntamiento. Una plantación que se repetirá cada año en esta legislatura, para un total de 1.600 cerezos que crecerán en el cotero de Cohicillos, una ladera que se ve desde la Autovía de la Meseta, una imagen recuperada de antiguo que sin duda llamará la atención de propios y extraños cuando atraviesen el centro de Cantabria.

Año tras año se irá recuperando una "importante parte de la historia del valle de Cohicillos, de Mercadal, de Sierra Elsa, cuando las cereceras recorrían todos los mercados de Cantabria", decía el alcalde, hombre nacido en ese valle. "Es un compromiso del Ayuntamiento con la recuperación ambiental tanto como del patrimonio natural, recuperando una actividad que fue muy importante durante mucho tiempo, un plan que demuestra nuestra implicación en sembrar vida y recuperar la identidad de un municipio".