Más de un centenar de personas asistieron a la charla Domingo, 09 Octubre 2022 Más de un centenar de personas asistieron a la charla

La empresa de la planta de biogás no convenció a los vecinos de Arenas

El promotor de la futura planta de biogás y biometano a instalar en Arenas de Iguña, Jesús Salmón, defendió este viernes ante los vecinos las bondades de un proyecto que tiene como principal aliado un proceso cerrado de principio a fin que evitará los malos olores que podrían causar las 100 toneladas de estiércol que llegarán a diario a esa planta. Pero las explicaciones del promotor y sus técnicos no convencieron a las más de 100 personas que se dieron cita en la antigua Cooperativa del Campoo, entre ellos el alcalde, Pablo Gómez, o los miembros de la plataforma SOS Biometano Iguña.

Los vecinos rechazaron vehementemente la implantación de la planta en Arenas, a 400 metros de las primeras casas, se quejaron, un proyecto pionero que a los vecinos les genera muchas dudas, como dijeron en varias ocasiones. Entre ellas, la emisión de olores, el tránsito de camiones o las posibles filtraciones a los acuíferos.

Lo farragoso de las explicaciones de los técnicos de la empresa y los fallos de la megafonía no ayudaron demasiado a aclarar las preocupaciones de unos vecinos que preguntaron el por qué en Arenas de Iguña.

La plataforma SOS Biometano se hizo notar, con una pancarta en la que se podía leer 'Biogás, así no. Por una ley reguladora', y con las preguntas planteadas a los promotores sobre las discrepancias entre el proyecto presentado al Ayuntamiento y las explicaciones dadas por los técnicos.

En las más de dos horas de intervenciones por las dos partes, se planteó reiteradamente que no se quería esa planta, mientras la empresa promotora pedía respeto para poder dar explicaciones que no fueron suficientes para la mayoría de los presentes.

Una empresa, Sistemas Energéticos Sostenibles, que se afanó por tranquilizar a los vecinos asegurando que serán como mucho cinco los camiones que lleguen a las instalaciones cada día y que el proceso cerrado de gestión de estiércol y marro de café impedirá que haya olores.

Los presentes preguntaron al alcalde por su postura, y Pablo Gómez dejó claro que el estaría con los vecinos, y que a la administración competente le trasladaría todas sus dudas al respecto. Un proyecto que está en fase de tramitación inicial y que ahora esperará la decisión de los técnicos del Gobierno regional sobre el cumplimiento de la normativa vigente.


 

 

Visto 1155 veces