radio online

(Nota de prensa remitida por la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil).

Operación “Garrafa”

Cuatro detenidos por la Guardia Civil como presuntos autores de al menos 17 robos y hurtos de gasoil

Se detuvo a una quinta persona considerada presunta receptadora de parte del gasoil sustraído.

Durante la investigación localizaron a los detenidos depósitos y garrafas con restos de gasoil, en los que se podían almacenar más de 1.400 litros.

En otro servicio en Reinosa, se detuvo a dos hombres al ser sorprendidos sustrayendo gasoil de un camión.

27 de Septiembre de 2014.

La Guardia Civil en la denominada operación “Garrafa” contra la sustracción de gasoil en los sectores del transporte, forestal y construcción, ha procedido a la detención de cinco hombres, cuatro de ellos considerados presuntos autores de al menos 17 delitos y faltas de robo y hurto de gasoil, y un quinto como presunto receptador de parte del gasoil sustraído.

Por parte del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Torrelavega junto con el Equipo ROCA de este Cuerpo, comenzaron una investigación al detectar un aumento de las sustracciones de gasoil que afectaba a los sectores al principio reseñados.

La línea de investigación apuntaba que los hechos se cometían en tramos horarios nocturnos, por personas con cierto grado de organización y que además tenían que disponer de lugares de almacenamiento, métodos de extracción y transporte, así como algún contacto que adquiriera el gasoil sustraído.
De esta forma llegaron a un grupo de jóvenes residentes en el Valle de Buelna de los que se consiguió información que podían dedicarse a la sustracción y venta de gasoil en el mercado negro.

Tras diversas gestiones se pudo averiguar que dos de ellos podían tener en San Felices de Buelna y Corrales de Buelna lugares de ocultación del gasoil, localizando finalmente además de combustible, garrafas y envases de gran tamaño, así como mangueras susceptibles de ser usadas para la extracción del gasoil.

Detenidos en el valle de Buelna

Entre el 8 y el 22 de septiembre procedieron a la detención de O.G.V., S.C.C., R.G.M. y P.L.P.A., como presuntos autores de la sustracción del gasoil y el  24 del presente mes se detuvo a S.S.M. por la supuesta receptación de parte del gasoil sustraído, localizando en una explotación ganadera un depósito y abundantes garrafas.

Durante la investigación y en diferentes lugares los agentes localizaron con restos de gasoil 29 garrafas, así como un depósito, un contenedor y un barril, donde se podían almacenar más de 1.400 litros.

Se dan por esclarecidos 17 delitos y faltas de robo y hurto de gasoil, no descartándose que hubieran cometido algún otro hecho delictivo, habiendo actuado en la zona de Piélagos, Liencres, Castañeda, Viérnoles, Riocorvo, Cieza, Barros, Corrales de Buelna y Reinosa.

Dos detenidos en Reinosa

En otra actuación, en esta ocasión de efectivos de la Guardia Civil de Espinilla, procedieron a la detención de dos hombres con iniciales A.S. y D.L., ambos naturales de Lituania como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en las cosas, al sustraer gasoil de un camión tras forzar la cerradura del depósito.

El citado camión se encontraba estacionado en una estación de servicio de la localidad de Reinosa la noche del pasado 12 de septiembre, interviniendo igualmente los agentes dos garrafas de 25 litros, una de 5 litros y dos botellas, todas ellas con gasoil, además de una manguera, guantes y diversa herramienta.

(Nota de prensa remitida por la Oficina de Comunicación Periférica de la Guardia Civil).

Estas dos personas fueron interceptadas el mismo día del robo en la misma localidad
Se trata de dos vecinos de Los Corrales de Buelna

11 de Septiembre de 2017.

La Guardia Civil ha procedido el pasado sábado a la detención de dos menores de edad de 15 y 16 años respectivamente y vecinos de la localidad de Los Corrales de Buelna, como presuntos autores de un robo con fuerza en una vivienda en la misma localidad el pasado 3 de Septiembre, de donde se sustrajo dinero en efectivo.

En la tarde del pasado 3 de Septiembre, la Guardia Civil de Los Corrales de Buelna tiene conocimiento del robo en una vivienda en la misma localidad. Trasladados al lugar, la patrulla comprueba que se ha producido en la vivienda referida un robo con fuerza en las cosas. La entrada en el domicilio se ha llevado a cabo a través de la fractura de una ventana de la cocina. Se denuncia la sustracción de dinero en metálico.

Comenzada la investigación, los agentes pudieron averiguar que dos jóvenes podían ser los autores así como diferentes datos de su descripción.

A las 21:00 horas del mismo día se identifica en la Avenida de Cantabria de Los Corrales de Buelna a dos jóvenes que coincidían con la descripción obtenida horas antes. Se trata de dos menores de la localidad y en el momento de la identificación portan una considerable cantidad de dinero en efectivo, de la cual no pudieron acreditar su legítima procedencia por lo que quedó intervenido para continuar la investigación. Si bien, no se contaban con indicios suficientes para materializar su detención.

Continuadas las indagaciones, se obtuvieron pruebas suficientes que finalmente dieron con la detención de los citados menores en la mañana del pasado día 9 de septiembre, como supuestos autores de un delito de robo con fuerza en interior de vivienda.

Nota de prensa remitida por la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil.

Se recupera el cable y se interviene un hacha con la que se supone realizaron el corte.

22 de Abril de 2.013.

Efectivos de la Guardia Civil de Corrales de Buelna y Molledo han procedido a la detención de dos hombres que responden a las iniciales de A.C.H. y V.G.A., ambos de 24 años de edad, a los que se considera presuntos autores de la sustracción de cableado de alumbrado público de Villayuso de Cieza.

La Guardia Civil fue alertada en la madrugada del pasado 16 de abril que en la zona de Cieza había varias personas sospechosas, informando igualmente de los datos de un vehículo. Ante la sospecha de que pudieran estar sustrayendo cableado, y dentro del Plan Nacional contra el robo de cobre, se movilizó a las patrullas de la Guardia Civil de Corrales de Buelna y Molledo, quienes decidieron entrar cada una por una parte distinta para intentar localizar el vehículo y personas sospechosas.

Pasadas las 3 de la madrugada ambas patrullas localizaron al vehículo sospechoso ocupado por dos hombres, en un camino vecinal de la localidad de Villayusa de Cieza.

Identificados los hombres, los agentes localizaron en el maletero del vehículo cable de cobre de cuatro hilos y un hacha. En las proximidades del vehículo se encontró una arqueta de alumbrado público, observando que el cable estaba cortado, pudiendo coincidir con el corte de cable encontrado en el vehículo.

Con estos y otros datos conseguidos los agentes procedieron a la detención de los dos hombres, a la recuperación de casi 400 metros de cable y a la intervención del hacha con la que se supone realizaron el corte.

Dos mujeres han resultado heridas en un accidente ocurrido en la mañana del lunes en la Autovía de la Meseta, a la altura del cruce de acceso a Somahoz, cuando circulaban en sentido Reinosa. El coche que conducía una de las ocupantes se salió de la vía y se subió a la bionda, causando daños en la estructura de la furgoneta.

Los bomberos del parque de emergencia de Los Corrales y la Guardia Civil de Tráfico se personaron de forma inmediata en el lugar del accidente regulando el tráfico. Al comprobar el estado de las heridas se llamó a los servicios sanitarios, trasladando a las dos mujeres al Hospital de Sierrallana, sin que corriera peligro su vida.

Los bomberos tuvieron que desmontar la puerta de la conductora para poder extraer a las dos ocupantes, una abuela y su nieta, menor de edad, que se recuperan en el hospital de Torrelavega.

Foto facilitada por el 112.

Los bomberos del parque de emergencias de Los Corrales de Buelna sofocaron en la noche del jueves al viernes un incendio en una vivienda desocupada en el barrio de la Aldea de la localidad, sin que se registrara ningún daño personal. La actuación más destacada le correspondió al personal del 061 trasladado hasta el lugar, que tuvo que asistir a un perro afectado por el humo de ese incendio, colocándole una mascarilla de oxígeno para niño. Al final se recuperó y pudo ser trasladado a un centro veterinario de urgencia.

Sobre las 10 de la noche del jueves se inició un fuego en un bloque de tres viviendas de la calle Almirante Pero Niño, una de ellas habitada y las otras dos desocupadas. Con dos alturas el fuego se localizó en una de las estancias deshabitadas de la planta baja. Hasta el lugar llegaron varias patrullas de la Guardia Civil, bomberos del parque de Los Corrales de Buelna y el 061. Cuando llegaron los bomberos apenas quedaban llamas, con lo que procedieron a  refrigerar la estructura, ventilar la vivienda y comprobar que no había nadie dentro afectado por el incendio. También mantuvieron un retén para comprobar que no quedaba ninguna punta caliente.

Según los vecinos de la zona sí se vieron afectados varios perros que estaban en ese bloque, asegurando que uno de ellos tuvo que saltar desde el piso alto al suelo asustado por las llamas. Al menos uno de los perros estaba afectado por el humo, con lo que el personal del 061 le coloco una mascarilla de oxígeno de niño, recuperando al animal para trasladarle posteriormente a un servicio veterinario.

David ha vuelto a sacar los colores a Goliat, esta vez en San Felices de Buelna. El alcalde, José Antonio González Linares, ha logrado paralizar una corta de madera que la empresa Álvarez Forestal estaba realizando en tres fincas que el Ayuntamiento considera suyas por derecho. Eran tres parcelas privadas colindantes con terrenos públicos, con lo que al Consistorio le correspondía el derecho de tanteo a la hora de comprar esas fincas, posibilidad que, según explicó el alcalde, no se respetó y terminaron en manos de la empresa. Al final, tras toda una peripecia, logró el apoyo del Delegado del Gobierno, Samuel Ruíz, y la Guardia Civil para paralizar las tareas de transporte de la madera y este mismo lunes se ratificó en la denuncia interpuesta contra la empresa, poniendo en manos de la Justicia la resolución final. Un "atropello" con el que "han intentado humillarme a mí y por ende a todo el pueblo de San Felices de Buelna, y no lo puedo permitir, no permitiré que se hagan cosas a las bravas contra los intereses de mi pueblo".

Todo comenzó el miércoles pasado, cuando el Ayuntamiento tuvo conocimiento de la presentación en las oficinas del Registro de la Propiedad de unas escrituras sobre la venta de tres fincas colindantes con suelo municipal en el monte Tejas sin que constara en ese documento, presentado por un notario, que se hubiera dado la opción al propio Ayuntamiento a comprarlas. Ante esa situación, la normativa señala que tiene derecho preferente a quedarse con fincas en venta el rentero, después el colindante y en último caso quien quiere comprar esas fincas.

El Ayuntamiento, "muy agradecido a la actuación de la persona que nos avisó desde Registro", hace valer su deseo de comprar las fincas y remite un escrito a la empresa maderera para que paralice las actuaciones iniciadas de antemano: la corta de los árboles que crecían en esos terrenos y su traslado. La notificación también se remite a otras entidades como Montes, Registro de la Propiedad, la empresa y personas afectadas. Pero, según González Linares, la empresa no paró su intervención en las fincas. "Me sentí muy solo, porque a excepción del secretario del Ayuntamiento, que no paró de remitir escritos a todas las entidades pertinentes, desde ningún ámbito se hizo nada por ayudarme", lamentó el alcalde. "La empresa ha querido pasar por encima del pueblo de San Felices de Buelna, una enorme falta de respeto al hacer caso omiso de los escritos del Ayuntamiento".

Al ver que no se lograba nada, se envía una denuncia a Montes para pedir una actuación, pero se contesta el viernes señalando que era preciso esperar hasta una resolución de los técnicos jurídicos del departamento. "La empresa se estaba llevando la madera, insistimos con material fotográfico, pero no conseguimos nada, es más media hora después de notificar la denuncia Álvarez Forestal intensifica el ritmo de transporte de la madera".

El último recurso del Ayuntamiento es poner los hechos en conocimiento del Delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y de la Guardia  Civil. El alcalde se mostró muy agradecido cuando a los veinte minutos el delegado contesta a su correo electrónico poniendo a su disposición la Guardia Civil. Y agradecido igualmente al instituto armado y al sargento del cuartel de Los Corrales de Buelna por su rápida intervención. La tarde del viernes la Guardia Civil paraliza las actuaciones, "ya se habían llevado el 90% de la madera y habían cortado casi todos los árboles, pero logramos parar ese atropello", decía el alcalde.

El lunes José Antonio González Linares se ratificada en la denuncia en los juzgados de Torrelavega, esperando que "ahora sea la Justicia la que tome cartas en el asunto". "Sigo confiando en la ley y en la honradez de las personas, como la registradora, Marta González San Miguel, Samuel Ruiz o la Guardia Civil", terminaba. "Decía mi madre que el pez grande se come al chico y lo vemos todos los días, pero hay que luchar contra las injusticias, aunque uno se sienta muy solo".

La Guardia Civil ha encontrado en la mañana de ayer lunes un cadáver en una zona escarpada del municipio de Arenas de Iguña, no muy lejos de un vehículo despeñado y calcinado perteneciente a un joven vecino de Los Corrales de Buelna, Pablo Fuentes, desaparecido el pasado 26 de febrero. Los agentes investigan ahora si se trata del propietario del vehículo, una furgoneta blanca localizada horas antes en una zona próxima a la pista que va del cruce de Brenes a la Ermita del Moral. Lo cierto es que hasta que se produzca una confirmación positiva, oficialmente se desconoce la identidad del cadáver dado el estado que presenta el cuerpo, según ha informado la Guardia Civil.

El pasado 26 de febrero la familia formalizó la denuncia por desaparición de Pablo Fuentes, momento en el que comenzó el dispositivo de búsqueda. La investigación llevó a la Guardia Civil a determinar los últimos pasos de la persona desaparecida y las rutas que podía haber seguido el vehículo que conducía. Todo ello hasta la tarde del domingo, cuando fue localizado el vehículo propiedad del vecino de Los Corrales (el que supuestamente conducía antes de su desaparición), calcinado y despañado en un barranco en la zona de Brenes. Tras diferentes gestiones se pudo confirmar que pertenecía a un hombre residente en Los Corrales de Buelna y cuya desaparición había sido denunciada el pasado 26 de febrero, Pablo Fuentes.

A partir de ahí se intensificaron las tareas de búsqueda, realizando diferentes batidas en zonas próximas a donde fue localizado el vehículo por si esta persona pudiera estar por el lugar. El mal tiempo que marcó todo el fin de semana no ayudó en esas tareas, complicadas ya de por sí por lo agreste del terreno. Incluso se requirió la presencia de perros adiestrados en la mañana del lunes, al reanudar el dispositivo de búsqueda marcado de nuevo por las inclemencias meteorológicas. Al final, a media mañana era localizado un cuerpo sin vida en una zona de difícil acceso a unos 500 metros de donde se encontraba el vehículo.

Sobre la persona desaparecida el 26 de febrero, Pablo Fuentes, vecino de Los Corrales de Buelna de 39 años, casado y con dos hijos en edad escolar, hasta su desaparición regentaba el estanco de Molledo, atendiendo en el establecimiento a los clientes que se acercaban al centro de la localidad, muy cerca precisamente del cuartel de la Guardia Civil, a la vez que facilitaba tabaco a muchos de los establecimientos hosteleros de toda la comarca. También trabajó durante un tiempo en una de las factorías más importante de su lugar de residencia. Su esposa pertenece a una conocida familia de Los Corrales de Buelna.

(Nota de prensa remitida por la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil).

La Guardia Civil investiga el hallazgo de un cadáver encontrado en un paraje próximo a Brenes

No se descarta que pudiera tratarse de un hombre desaparecido en Los Corrales de Buelna.

19 de marzo de 2018.

La Guardia Civil de Cantabria se encuentra investigando el hallazgo en la mañana de hoy de un cadáver,  el cual ha sido localizado en una zona próxima a la pista que va del cruce de Brenes a la Ermita del Moral. Se desconoce la identidad del mismo dado el estado que presenta el cuerpo.

En la tarde de ayer fue localizado un vehículo calcinado en un barranco en la zona de Brenes, que tras diferentes gestiones se pudo determinar que pertenecía a un hombre vecino de Los Corrales de Buelna y que había sido denunciada su desaparición el pasado 26 de febrero.

En la tarde de ayer se realizaron diferentes batidas en zonas próximas a donde fue localizado el vehículo por si esta persona pudiera estar por el lugar.

El dispositivo de búsqueda se reanudó esta mañana siendo localizado un cuerpo sin vida en una zona de difícil acceso a unos 500 metros de donde se encontraba el vehículo.

 

La oficina de atención al público de los cuarteles de la Guardia Civil de Los Corrales de Buelna y Molledo abrirán un día a la semana, según le han comunicado mandos del instituto armado a la alcaldesa de Molledo, Teresa Montero, en una entrevista en la que estuvo acompañada por el resto de alcaldes de los valles de Iguña y Anievas. En principio, y dentro de las posibilidades que ofrezca el día a día, el cuartel de Molledo abrirá los martes y el de Los Corrales de Buelna los miércoles, en ambos casos de nueve de la mañana a dos de la tarde. Una medida que ha satisfecho a los alcaldes de ambos valles, como aseguró tras el encuentro Montero. "Mantendremos un servicio que teníamos, una día a la semana esa oficina abierta, complementándolo con la apertura del cuartel de Los Corrales, muy próximo a nuestros municipios, una avance notable frente al anunciado cierre de ambas oficinas", señaló la alcaldesa y presidenta de la Mancomunidad de Iguña y Anievas. "Garantizamos un servicio en un mundo rural mal comunicado con los principales centros urbanos, especialmente para la amplia mayoría de nuestra población, con una media de edad alta", añadió, para terminar afirmando que "en caso contrario, habría sido muy complicado para todos poder interponer una denuncia o plantear cualquier cuestión ante los agentes de la Guardia Civil, habríamos perdido el contacto humano y eso es muy importante".

También destacó la importancia de la acción común de todos los alcaldes de los valles de Buelna, Iguña, Cieza y Anievas desde que se conoció la noticia y su posterior entrevista con el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y responsables de la Guardia Civil, un encuentro en el que ya se les avanzó que la intención es abrir esas oficinas una vez a la semana siempre con el objetivo puesto en ampliar la acción de las patrullas de la Benemérita en la calle, con más agentes dedicados a la seguridad ciudadana.

La Guardia Civil de Cantabria ha informado en nota de prensa que en la investigación tras el robo con violencia e intimidación perpetrado el pasado 29 de noviembre en una estación de servicio de Arenas de Iguña en la que se detuvo al presunto autor, ha podido determinar que el reseñado es el supuesto responsable de al menos otros cuatro robos similares en gasolineras de poblaciones de Barcelona, Castellón y Zaragoza, sin descartarse otros tres cometidos en Albacete y Tarragona, sobre un supermercado y dos gasolineras.

Como ya se informó desde esta Oficina Periférica de Comunicación, el pasado 29 de noviembre y tras tener conocimiento la Guardia Civil del robo a punto de pistola en la citada gasolinera de Arenas de Iguña, se  consiguió detectar y posteriormente detener al presunto autor del atraco, un hombre con iniciales A.C.D., de 31 años de edad y vecino de Barcelona, todo ello en algo más de 30 minutos

Tras la detención en el Barrio de la Sierra de la localidad de Hoznayo (Cantabria) y posterior inspección al vehículo utilizado en la huída, los agentes encontraron además de la pistola utilizada en el robo, que resultó ser simulada, gran parte del dinero sustraído, así como una prenda de vestir utilizada en el robo.

Por el intercambio de información entre cuerpos policiales la Guardia Civil de Cantabria pudo saber que había al menos otros cuatro hechos delictivos similares en los que podía ser el autor el ahora detenido.

En concreto entre el día 15 y el 23 de noviembre, se cometieron robos con violencia e intimidación en gasolineras situadas en las localidades de Olessa de Montserrat (Barcelona) utilizando un arma blanca, en el Prat de Llobregat (Barcelona) esgrimiendo una pistola con la que intimidó a uno de los empleados, en la localidad de Benicarlo (Castellón), empleando violencia verbal, y en Pina de Ebro (Zaragoza) utilizando igualmente una pistola de color negro.

En estos hechos se denunció la sustracción de cantidades que oscilaron entre 100 y 500 euros, consiguiéndose diferentes vestigios que han permitido esclarecer estos robos y saber que su presunto autor fue el hombre detenido en Cantabria. Entre otras pruebas se encuentran el vehículo y el arma intervenida.

Supermercado y gasolineras en Albacete y Tarragona

Igualmente se sospecha su presunta participación en otros dos robos cometidos en poblaciones de Albacete el 28 de noviembre, un día antes del ocurrió en Cantabria. En concretó pudiera estar relacionado con robos en un supermercado de la localidad de La Rueda y una gasolinera de Requena.

No se descarta otro robo en una gasolinera de Tarragona, habiendo solicitado componentes de los Mossos d’Escuadra datos sobre la detención realizada en Cantabria.

El detenido una vez puesto a disposición judicial ordenó su ingreso en prisión.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil analizará esta semana el líquido blanco que comenzó a verterse en el río Tejas este domingo, a la altura de una de las naves abandonadas de la recta de la Agüera, en San Felices de Buelna. Aún no se ha determinado el origen de ese vertido, pero, en principio, al no haberse detectado ningún tipo de fauna muerta en el tramo afectado se abordará el hecho como un vertido incontrolado, a la espera de confirmar ese dato. En caso de haber afectado a la fauna se trataría de un delito ecológico. Entre esa nave abandonada y la desembocadura del Tejas en el río Besaya, el caudal está teñido completamente de blanco, un líquido que en la tarde del lunes aún seguía vertiéndose por una tubería que viene del este (bajo la recta de la Agüera) y desemboca en el río Tejas.

Actualización 15 horas

El valle de Buelna ha sido el que más agua ha recogido en las últimas 12 horas con el temporal: hasta 91 litros por metro cuadrado se llevaban recogidos a las 14.00 horas.

En medio de un tiempo de respiro, los efectos del temporal se han notado durante toda la mañana en la comarca central de Cantabria, con dos carreteras cortadas, además del carril bici que une el centro con la costa, inundado por el río Besaya a la altura de Barros y Cartes. El Besaya ha obligado también a cortar la carretera de acceso a San Felices de Buelna por Sovilla, como destacó el alcalde, José Antonio González Linares, y la altura del río provocó que los arroyos que bajan de los montes en Santa Olalla, en Molledo, anegaran la antigua Nacional 611, que tuvo que ser cortada a media mañana.

El alcalde de Los Corrales de Buelna, Luis Ignacio Argumosa, explicó que uno de los puntos preocupantes de la jornada estaba en Coo, donde el río Mortera se había llevado por delante la nueva escollera levantada a la altura del barrio del Coiño. Se espera poder repararla a lo largo de la tarde para evitar males mayores. También habló del arroyo Redondo, en San Andrés, a punto de desbordarse por las dificultades de desagüe en el Besaya a la altura de Somahoz, donde el río ya roza el puente y el aparcamiento próximo a las instalaciones deportivas.

La Policía Local tuvo que cortar durante unas horas el acceso a la Nacional 611 por el norte, a la altura de Barros, un tramo inundado junto a la rotonda del polígono industrial. Sobre una del mediodía pudo reabrirse ese tramo. Y Protección Civil se encargó de señalizar los puntos más problemáticos de la jornada, además de colaborar en el accidente de un camión a la altura de Somahoz, en la Autovía de la Meseta, donde participaron también bomberos del parque de emergencias, Policía Local, Guardia Civil y 061.

El alcalde de Los Corrales, como el de Cartes, Agustín Molleda, destacaron la puesta a disposición de todos los recursos municipales para paliar los daños del temporal. Cartes ha aguantado bien el primer envite de las lluvias, dijo el alcalde, daños de momento centrados en las inundaciones del carril bici bajo el puente entre Cartes y Santiago. También los pueblos altos han notado especialmente los efectos de las fuertes lluvias.

En Arenas de Iguña durante la mañana el alcalde, Pablo Gómez, ha estado pendiente del Besaya y del río Los Llares, ambos al límite de su capacidad sin llegar a provocar daños. Y en Molledo, corte de carretera en Santa Olalla y preocupación por el alto nivel del río Ramureo en Silió, donde amenaza ya a varias viviendas. También preocupación por pequeños argayos, uno en la entrada a Silió y otro en caminos de montes, como adelantaba la alcaldesa, Verónica Mantecón, tan satisfecha porque la limpieza del Besaya se está notando como enfadada porque no se han podido limpiar otros arroyos que están causando los principales problemas en Molledo.

En Bárcena de Pie de Concha, Agustín Mantecón, ha detallado las avenidas de agua que afectan al Camino Real y a la vía de acceso a Pujayo, y en  Anievas, Agustín Pernía, ha informado de que, en principio, lo peor está en la carretera que cruza el valle por las obras de ensanche que se están ejecutando. También, dijo, se han sufrido algunos deterioros en caminos, especialmente el que accede a Arenas de Iguña desde Barriopalacio.

Y en Cieza, la alcaldesa, Lorena Pérez, ha revisado argayos, muros y pistas ya afectadas por el temporal de enero aún sin reparar. Centra su preocupación la pista de las Alneras, inestable y peligrosa, y los accesos al pueblo desde la Nacional 611, esperando que Cieza no vuelva a quedar incomunicada como sucedió en enero.

Los efectos del temporal ya se están notando en toda la comarca, con desbordamientos de varios ríos y arroyos que han afectado a la N611 en Barros, Los Corrales, donde la Policía Local ha tenido que cortar el acceso desde la rotonda del polígono, y en Santa Olalla, Molledo, donde también se ha hecho necesario cortar la antigua Nacional a su paso por Santa Olalla. También está cortado el carril bici y la carretera de Las Caldas a Sovilla, en San Felices, por el desbordamiento del río Besaya. Un río que amenaza ya al aparcamiento de San Andrés. En ese mismo barrio el río Redondo toca ya la plataforma del nuevo puente.

De momento lo más grave ha sido el accidente de un camión en la Autovía de la Meseta a la altura de Somahoz. El conductor ha resultado herido tras salirse de la vía el camión cuando conducía en sentido Torrelavega, cayendo hacia la antigua N611. Ha sido trasladado al hospital de Sierrallana por el 061. También acudieron bomberos del parque de emergencias de Los Corrales, Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil.

Algunas imágenes de la mañana

  • 191023-a67-accidente-2
  • 191023-a67-accidente-3
  • 191023-a67-accidente-4
  • 191023-a67-accidente
  • 191023-rio-besaya-carril-bici-barros
  • 191023-rio-besaya-santa-olalla
  • 191023-rio-besaya-somahoz-10am
  • 191023-rio-redondo-san-andres

Los Corrales de Buelna ha sufrido hoy jueves el envite del río Besaya como pocas veces se recuerda en un valle acostumbrado a los empujes de ese río. Más que un envite fue todo un órdago que llegó a cortar el acceso al municipio desde el norte, dejando una única carretera de entrada, desde la Autovía de la Meseta por la calle Galicia. Otra de las imágenes del día la ofreció un río que llegó a pasar por encima del puente de Somahoz, una carretera cortada durante toda la jornada que dejó aislado el barrio de San Andrés. Otra de las vías cortadas fue la Avenida Cantabria a la altura del IES Estelas de Cantabria, que tuvo que suspender las clases. Y los accesos por el sur al polígono industrial de Barros también quedaron cortados al tráfico.

A las dos de la madrugada se instalaba en el salón de plenos del Ayuntamiento un puesto de mando avanzado para coordinar los esfuerzos de 150 miembros de Guardia Civil, Protección Civil, bomberos, Policía Local y operarios del Parque de Obras y Servicios municipal. Con ellos estaba la alcaldesa, Josefina González.

Pronto comenzaron a llegar las noticias sobre los cortes de las carreteras de acceso a Los Corrales por Cieza o Las Caldas de Besaya y Barros y se decretó el cierre del puente de Somahoz. En ese momento ya solo se podía llegar al pueblo por la calle Galicia desde la A-67.

Protección Civil tenía a primera hora de la mañana más de 30 bombas achicando agua en garajes de toda la localidad. Mientras, iban llegando más noticias preocupantes. En el barrio del Coiño el agua se llevaba la nueva escollera e inundaba la zona. En Coo un argayo cortaba la carretera, unica para llegar al pueblo. En Las Caldas el agua no dejaba opción a utilizar la carretera. En ese pueblo hubo que rescatar a tres personas que quedaban atrapadas por el río, y en el polígono a un camionero que tuvo que dejar en Barros su vehículo, como tuvieron que hacer otros trabajadores a lo largo de la mañana.

Con lágrimas en los ojos la alcaldesa, en contacto directo con el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, recomendó a las 12 del mediodía que nadie saliera de casa. Los efectivos estaban desbordados, reconocía, y se daba prioridad a «las urgencias médicas o vitales», como ratificaba el jefe de la Policía Local, Tomás Gutiérrez. La alcaldesa también envió un mensaje de tranquilidad, aunque reconocía que «nunca hemos visto nada igual». Sobre las dos de la tarde se unieron los efectivos del UME a las tareas de prevención y evacuación a la espera de que remitiera el temporal.

«El río Cieza nunca había llegado ni de cerca a esta altura»

El alcalde de Cieza, Agustín Saiz, lleva toda la vida viviendo en el valle, cerca del río que le da nombre y ayer afirmaba que «el río Cieza nunca había llegado ni de cerca a esta altura». Lo decía sobre la una del mediodía, cuando habían logrado retirar un argayo a la altura de la Rueda que había dejado incomunicado el valle por los accesos a Los Corrales y la Nacional 611. Varios desprendimientos afectaban a las carreteras y en muchas viviendas los vecinos achicaban agua como podían ante una subida histórica del río Cieza, que a media mañana pasaba por encima de todos los puentes del valle, como confirmaba un alcalde que tuvo que echar mano de maquinaria propia y ajena.

Santa Olalla, comido por el agua

molledo. Cuando los vecinos de Santa Olalla se fueron a la cama el miércoles sabían que la noche iba a ser larga. Una única oración en cada casa del pueblo: que parara de llover. Pero la Naturaleza es inclemente y el agua no cesó en ningún momento. Sobre las tres de la madrugada Arancha se levantó. No podía dormir. Lo hizo con la esperanza de que el río bajara con menos fuerza, pero fue todo lo contrario. Ya había desbordado el puente de acceso a Santa Olalla. Levantó a su marido, Isamael, y fueron a casa de su madre, para ayudarla a sacar a la abuela, Anita, de 87 años. «He visto muchas crecidas del río, pero nunca llegó el agua tan arriba», decía después, alojada en los cálidos salones del colegio Torres Quevedo de La Serna de Iguña. Estaba tranquila porque los suyos estaban bien, con esa actitud ante lo inevitable que solo da la edad.

La madrugada fue frenética. Cada cual hacía lo que podía llevando lo imprescindible, lo más importante, de los pisos bajos a los de arriba, salvando lo que podían. Antes de las seis de la mañana se decretó la evacuación del pueblo. Desde Presidencia Paula Férnández Viaña, vecina del valle, pudo contactar con la primer teniente de alcalde de Molledo, Verónica Mantacón, y  se habilió el pabellón deportivo del colegio de La Serna para albergar a unos 60 vecinos del pueblo que se esperaba sacar por una carretera de media montaña que allí llaman el paso del Mulo.

Pero los joyetos (gentilicio de Santa Olalla) no querían moverse, abandonar sus casas. El dispositivo se pausó porque se esperaba una mejoría de las condiciones meteorológicas y del río.

Pero no fue así. Arancha era una de las vecinas que se habían concentrado en las casas del centro de Santa Olalla, «30 años viviendo aquí y no había visto nada igual». «Hemos cogido un chandal cada uno, al perro y al gato, y nada más, el resto lo hemos llevado al piso de arriba». El trabajo estaba hecho. Lo ratificaba su marido, Ismael, ocupado echando una mano a quien lo necesitara. Arancha miraba al cielo: «¿que qué siento?, impotencia porque no deja de llover».

Algunos luchaban contra lo invencible, poniendo parches en portillas para evitar un caudal que se abría paso algo más allá para enfado de un pueblo en el que la tensión empezaba a crecer. Sobre las nueve y media tiraron una pared que obstaculizaba el caucel del río, pero ya no había remedio.

Verónica Mantecón cogió a Fernando y Fonsi y les metió en su coche. Estaban preocupados. Fueron los primeros que tuvieron que dejar su casa a la entrada de Santa Olalla y allí se quedaron medicamentos imprescindibles para ellos, además del móvil. Había que dar toda la vuelta al valle pero les metió en su pequeño coche y se fueron. Pasadas de largo las nueve de la mañana estaban de nuevo en Santa Olalla. Los tres con caras de cansados. Como el resto de vecinos al calor del hogar en casa de los Navarro. Una casa que olía a fuego de chimenea y café de puchero. Fuera, los jóvenes iban de aquí para allá, cogiendo maletas donde meter lo imprescindible, por si acaso, porque para disgusto de todos, no cesaba la lluvia y el agua seguía subiendo.

A las nueve y media llegaba la alcaldesa, Teresa Montero, tras una gira por un pueblo en el que el agua hacía estragos, en Cobejo, en la carretera a Silió, en Santa Cruz. Junto a Verónica Mantecón decidieron que había llegado el momento de evacuar el pueblo. El agua llegaba ya al centro de Santa Olalla y la única carretera de escape, el paso del Mulo, corría riesgo de volverse impracticable. Eran las diez menos cuarto de la mañana cuando se tomó la decisón. Entonces algunos preguntaban la hora porque parecía que había pasado todo un día.

La Guardia Civil recomendó salir del pueblo todos juntos para evitar contratiempos mayores, a ser posible en vehículos altos porque a esa hora los turismos ya pasaban mal por el único camino hacia Molledo.

Los efectivos de la Guardia Civil iban casa por casa avisando a los vecinos. En dos de ellas les contestaron que no abandonarían su hogar. Pero no había tiempo que perder. Sobre las 11 del mediodía el dispositivo arrancó, comprobando que la carretera empezaba a presentar muchos problemas por los ríos que bajaban por las laderas, uniéndose en la calzada para tomar más fuerza.

Concha, una de las vecinas más veterana de Santa Olalla, tenía otra forma de verlo todo. «Llover ha llovido así muchas veces y el agua ha subido mucho pero antes nos teníamos que quedar en casa, que no había cosas de estas», decía, en alusión al todo terreno en el que viajaba, abriendo camino al resto de vehículos que poco a poco iban abandonando un pueblo tragado por el agua.

En uno de esos coches iba Pedro Luis con su madre. El día se estaba haciendo largo. Se había levantado a las cuatro de la mañana alertado por su vecino. Tuvo la ayuda de los bomberos para sacar a su madre de casa, cuando el agua ya superaba los 30 centímetros. «Aún no me he hecho a la idea de lo que he visto», reconocía al llegar al colegio Torres Quevedo. Era una de las muchas personas que habían pasado lo peor, el agua entrando en sus casas sin remedio, quedándose con la duda de qué se encontraría a la vuelta y cuándo podría regresar.

También fue una de las personas que contempló como troncos y ramas bloqueaban el paso del agua bajo los puentes, empeorando más si cabe la situación. Teresa Montero ya había incidido en ello desde Santa Olalla: «entiendo el enfado de la gente, como no, pero algunas de las cosas que pasan vienen por la imposibilidad de limpiar adecuadamente los ríos, a pesar de nuestras constantes reclamaciones ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico». Entre tanto hablaba con la dirección de la residencia de Madernia, en Molledo, para saber si había posibilidad de que algunos vecinos que no encontraran alojo pudieran pasar la noche en ese edificio. Algo que confirmó la directora. Había camas libres para los vecinos que lo necesitaran.

Al colegio de La Serna había llegado una veintena de personas desalojadas de Santa Olalla. El resto se iban a quedar en las casas de familiares y amigos. El profesorado y trabajadores del colegio habían dispuesto todo para acoger con calor ambiental y humano a los vecinos que iban llegando. Incluso de algún lugar habían sacado un cajón lleno de zapatillas de toda la vida, para sentirse como en casa. Y no dejaban de llegar llamadas de otros habitantes del valle e incluso empresas y comercios ofreciendo alimentos. La lluvia había podido con lo material, pero no con la solidaridad.

Fotos de la jornada, enviadas por oyentes a Radio Valle de Buelna

  • cieza-1
  • fraguas-2
  • fraguas-4
  • fraguas-9
  • igunia-1
  • muriago-1
  • puente-somahoz
  • santa-margarita

 

La Guardia Civil ha encontrado el coche del joven desaparecido en Los Corrales de Buelna desde el pasado 26 de febrero. La furgoneta blanca propiedad de Pablo Fuentes fue hallada despeñada y calcinada en los montes de Arenas de Iguña, en una zona aislada y de muy difícil acceso no muy lejos de la ermita del Moral. De momento el joven sigue sin aparecer, según ha informado a la familia la Guardia Civil.

A pesar de las malas condiciones meteorológicas los agentes de la Guardia Civil están ampliando las tareas de búsqueda por el entorno del lugar, apoyados por la sección de perros adiestrados.

Encontrado un cuerpo que podría ser del desaparecido

La Guardia Civil nos ha informado de que sobre las 11,30 h. de hoy mismo, se ha encontrado un cuerpo en estado irreconocible en las proximidades del vehículo. No pueden informa de más detalles hasta realizar las labores de identificación correspondientes, aunque todos los indicios apuntan a que sería Pablo Fuentes.

La Guardia Civil investiga la aparición de un coche completamente calcinado en el camino que llega desde Collado de Cieza al alto del Gedo, en Los Corrales de Buelna, en la madrugada del lunes. En principio se trata de un BMW, serie 3 modelo Touring, de unos cinco años de antigüedad que podría haber sido robado en Torrelavega. Los daños del fuego han hecho prácticamente imposible obtener ningún dato de un vehículo al que le habían sido retiradas previamente las matrículas.

Es el segundo coche robado en Torrelavega al que se prende fuego en Los Corrales de Buelna en los últimos años. El anterior ardió en el aparcamiento del Estadio Municipal de Deportes.

Otros no han necesitado ayuda ajena, porque otros dos vehículos de la misma marca han sufrido daños cuantiosos al arder en marcha, uno en la carretera del Alto de Hijas y otro en la Autovía de la Meseta. Otras casas automovilísticas no se han librado del mal trago. Hace unos meses era un Mercedes el que tuvo que dejar la A-67 para entrar en el polígono industrial de Barros al detectar el conductor que salía humo del motor.

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.valledebuelnafm.com/images/0016/161128-bmw-quemado

(Nota de prensa remitida por la Oficina de Comunicación Periférica de la Guardia Civil)

Operación "Sotocampoo"

La Guardia Civil esclarece 13 robos en viviendas, cabañas y naves cometidos en la comarca de Campoo

  • Se han practicado CUATRO detenciones por robo y receptación
  • Los robos esclarecidos se cometieron entre el año 2009 y el 2013
  • Investigaciones apoyadas por el equipo ROCA, con base en Los Corrales

16 de Junio de 2014.

La Guardia Civil en la denominada operación "Sotocampoo", ha procedido a la detención de tres hombres con iniciales A.G.F., M.M.F., A.R.C., como presuntos autores de robos en viviendas, cabañas, naves y cobertizos de la comarca de Campoo, así como a un cuarto hombre con iniciales P.L.D., acusado de supuesto delito de receptación de alguno de los efectos sustraídos.

Como consecuencia de la investigación se han esclarecido TRECE robos con fuerza cometidos en las poblaciones de los términos municipales de Hermandad de Campoo de Suso, Valdeolea y Reinosa, y cometidos entre el año 2.009 y el 2.013.

La Guardia Civil comenzó una investigación por la comisión de robos en viviendas y demás lugares reseñados, cometidos principalmente entre mayo y noviembre del pasado año en las localidades de Espinilla, Soto o Naveda (término municipal de Hermandad de Campo de Suso).

El modus operandi utilizado para estos robos era mediante fractura de puertas o ventanas de forma burda, sustrayendo todo tipo de objetos, herramientas, electrodomésticos, etc.

Esta forma de actuar junto con los lugares de comisión que solían ser viviendas o propiedades de vacaciones o esparcimiento en zonas poco transitadas y lejos de las principales vías de comunicación, hizo sospechar a los agentes que los autores podían ser  vecinos de la zona o personas conocedoras de estos lugares.

Localización de efectos sustraídos
De la investigación de estos hechos se hizo cargo el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Torrelavega, con el apoyo de los efectivos de los Puestos de Reinosa y Espinilla, así como con componentes del Equipo ROCA de la Guardia Civil dedicados a la investigación de hechos delictivos en el ámbito rural, especialmente en el ámbito agrícola y ganadero.

Como resultado de las pesquisas que se estaban realizando en la comarca de Campoo se averiguó que un joven podría tener algunos de los efectos sustraídos, localizando en una cuadra un carretillo de mano y un compresor, procedentes de dos robos en viviendas en septiembre del pasado año, así como dos bebederos de pollos que procedían de una nave donde igualmente habían sustraído  26 pollos en octubre del 2.013.

Ante este hallazgo los agentes procedieron el pasado 29 de abril a la detención de P.L.D., como presunto autor de un delito de receptación.

Tras esta intervención se intensificaron las pesquisas sobre sospechosos de la zona de haber sido los presuntos autores de los robos, dando como resultado el pasado 15 de mayo a la detención de M.M.F. y A.R.C., y el 27 del mismo mes mayo la detención de A.G.F..

Con estas detenciones se dan por esclarecidos 13 robos cometidos entre los años 2.009 y el 2.013, la mayor parte de ellos el pasado año y que habían causado alarma en la comarca de Campoo, siendo el destino de lo sustraído la venta o instalación y utilización en las propiedades de los detenidos.

(Nota de prensa remitida por la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil)

La Guardia Civil esclarece varios hurtos de joyas en viviendas de mujeres mayores cometidos por trabajadores

En dos casos se cometieron aprovechando obras de rehabilitación de los domicilios, y en un tercero por una cuidadora.

19 de Marzo de 2019.

La Guardia Civil de Cantabria en el marco del Plan Mayor Seguridad, ha procedido a la detención de un hombre y a investigar a una mujer, ambos como presuntos autores de delitos de hurto en interior de viviendas de mujeres mayores, el primero en las localidades de Arenas de Iguña y Torrelavega, y la segunda en San Vicente de la Barquera.

En todos los casos, lo sustraído han sido joyas que posteriormente fueron vendidas, aprovechando los supuestos autores la realización de trabajos en los domicilios de estas mujeres. No se descartan que hubieran cometido más hechos similares al haber joyas pendientes de identificar su procedencia.

El pasado sábado efectivos de la Guardia Civil de Molledo procedieron a la detención de un hombre vecino de Venta de Baños (Palencia) al que se considera presunto autor de al menos dos hurtos de joyas en los domicilios reseñados de Arenas de Iguña y Torrelavega, siendo las víctimas dos mujeres de 59 y 71 años respectivamente
La investigación comenzó en noviembre del pasado año tras tener conocimiento la Guardia Civil de Molledo, del hurto de joyas en un domicilio de Arenas de Iguña, denunciando la sustracción de 20 piezas de joyería.
Las pesquisas llevaron a un hombre que había estado en la casa realizando obras en los año 2017 y 2018,  el cual pudo tener acceso a una de las estancias donde se encontraban las joyas en un joyero.
Del seguimiento de lo sustraído se pudo determinar que habían sido vendidas y que las transacciones estaban relacionadas con el hombre que trabajó en la casa.
Igualmente se pudo determinar la venta de otras joyas, averiguando que algunas procedían de un domicilio de Torrelavega, donde la víctima, una mujer de 71 años, encargó una reforma en su vivienda en octubre del año 2017 al hombre ahora detenido.
Una cuidadora en San Vicente de la Barquera
En el día de ayer, la Guardia Civil de San Vicente de la Barquera procedió a investigar a una mujer vecina de la misma localidad, como presunta autora del hurto de joyas valoradas en unos 5.000 euros, procedentes de un domicilio en el que trabajaba cuidando a una mujer de 90 años y a su marido impedido.
La Guardia Civil fue informada a mediados del pasado mes de febrero por un familiar de la víctima, de la sustracción de diferentes joyas de oro del desván de una vivienda de San Vicente de la Barquera. A la vivienda tenía acceso una cuidadora comenzando la investigación sobre esta persona.
Las indagaciones pusieron al descubierto que había estado realizando ventas de joyas, pudiendo determinar que varias de ellas procedían de la vivienda donde trabajaba, lo que motivo que se le instruyeran diligencias en calidad de investigada en el día de ayer.
Igualmente hizo entrega de otras joyas que aún no había vendido, parte de ellas propiedad de la víctima reseñada.