radio online

La huelga en Global Special Steel Products paraliza la producción de la antigua fábrica de Trefilerías Quijano

25 Jun 2019
427 veces
Concentración a las siete de la mañana en la puerta de la planta corraliega Concentración a las siete de la mañana en la puerta de la planta corraliega

Los sindicatos prevén un verano caliente en Global Special Steel Products, la antigua Trefilerías Quijano de Los Corrales de Buelna. De momento la huelga convocada por el comité de empresa (UGT, CCOO, USO e Independiente) para este martes ha paralizado la producción de la fábrica de la antigua Trefilerías Quijano en Los Corrales de Buelna, donde el 99% de la plantilla de producción ha secundado la movilización en la primera de las tres jornadas de paro anunciadas.

Según el presidente del comité de empresa de la planta corraliega, Juan José Buenaga (UGT), el paro ha sido casi total desde que se inició a las seis de la mañana, tras ser respaldado por todos los operarios con opciones a secundarla menos uno de ellos que ha entrado a trabajar.

Buenaga recordó que la huelga de tres días convocada en Global Special Steel Products (día 25, el jueves 27 y el sábado 29 de junio) responde a la subcontratación excesiva que viene realizando la empresa, que incumple los límites y condiciones estipulados en los acuerdos alcanzados en esta materia en los años 2006 y 2008.

El presidente del comité de empresa de Global Special Steel Products aclaró que "por ahora la empresa no nos ha convocado a ninguna negociación y se limita a pedirnos que desconvoquemos la huelga para poder hacerlo, aunque tenemos muy claro que el primer paso es que se siente a negociar en el Orecla (Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales) una solución al conflicto".

"Los acuerdos son para cumplirlos, no para saltárselos a la torera cuando una de las partes está interesada en ello", agregó el sindicalista, que reiteró que "la huelga está más que justificada por una actuación empresarial encaminada a aumentar de manera desmedida la subcontratación a otras empresas de servicios y actividades que debería asumir el personal propio de la fábrica", comentó Buenaga.

En cuanto a que la empresa ha sobrepasado los límites pactados al disponer de más personal subcontratado del autorizado en la máquina compactadora, incidió en que se había pactado que el máximo fuera de cuatro personas cuando en la actualidad hay 16.

Explicó que también se ha alcanzado un número muy elevado de personas procedentes de empresas temporales trabajando en máquinas, algo que fue denunciado ante la Inspección de Trabajo y ha tenido como resultado la obligación, para la dirección, de firmar contratos fijos para un buen número de ellos. Aunque en este caso también se han producido despidos de personas de ETTs que llevaban tiempo trabajando en la planta.

No ha dejado de extrañar en Los Corrales de Buelna la tensión laboral en la antigua Trefilerías Quijano, dado que en los últimos meses la dirección ha invertido cerca de seis millones de euros en un nuevo horno, un decapado mecánico o nuevas compactadoras, además de levantar una gran nave que llama la atención. "Lo que no puede suceder es que ese crecimiento sea a costa de subcontratar", dijo Juan José Buenega. "Entendemos que con las compactadoras se vaya contratando personal de ETTS mientras vayan pasando poco a poco a ser personal fijo. Si acceden a ello habrá acuerdo, si no seguiremos con huelgas en un mes de julio que se prevé caliente".

En la actualidad trabajan en la fábrica de Los Corrales de Buelna alrededor de un centenar de personas, que llegarán a los 115 cuando se formalicen los contratos con temporales.