radio online

Los ríos, en alerta máxima. Cortadas varias vías

28 Feb 2016
3039 veces
Agente de la Policía sobre el vehículo siniestrado Agente de la Policía sobre el vehículo siniestrado

La crecida del río Besaya ha obligado a cortar algunas vías secundarias en Los Corrales de Buelna, como la carretera a Las Caldas de Besaya, algunos caminos en Barros y el carril-bici que atraviesa el norte del valle.

La Policía Local de Los Corrales y Protección Civil han tenido que comprobar si un vehículo arrastrado por el río en San Mateo tenía algún ocupante. No había nadie, el conductor informó al poco tiempo del accidente, anunciando que puso salir del coche sin problemas.

En Arenas de Iguña el río Besaya amenazaba con inundar la carretera Nacional 611 en la Media Hoz, a la altura de la conocida como curva del Manco, donde la Guardia Civil está haciendo frecuentes paradas para controlar la altura del agua.

De momento el Besaya está anegando las mieses de Arenas de Iguña y uno de sus afluentes, Los Llares, ya está afectando a establos y viviendas arrastrando a su paso troncos y piedras de gran tamaño. Pedredo y Las Fraguas están pagando ya las consecuencias de la crecida del río y los muchos arroyos que con gran fuerza bajan de las laderas.

En el valle de Buelna el Besaya deja claras sus intenciones especialmente en Somahoz, donde el agua está a punto de anegar el aparcamiento junto a las pistas polideportivas. También se han notado los estragos de afluentes como el Tejas, en la recta de la Agüera de San Felices o el Muriago en Barros, donde ya está colapsando toda la mies al otro lado del camino del Tubo. Camino a Las Caldas el Besaya ha obligado ya a cortar el carril bici que une el valle con la costa.

Las aguas que bajan de Orza han inundado completamente las vías del parque de La Haye, donde han tenido que intervenir los bomberos, lo mismo que en garajes y viviendas de Los Corrales de Buelna.

En Santa Cruz de Iguña, en Molledo, las miradas están puestas también en el río Besaya, que ha alcanzado ya su nivel máximo y amenaza a las casas bajas de la localidad.

También Protección Civil está trabajando para evitar los problemas que el agua está causando, a la espera de que la situación mejore para que los daños no sean mayores.

Balance a primera hora de la tarde

El río Besaya amenaza ya con inundar la carretera Nacional 611 en la Media Hoz, a la altura de la conocida como curva del Manco, donde la Guardia Civil está haciendo frecuentes paradas para controlar la altura del agua.

De momento el Besaya está anegando las mieses de Arenas de Iguña y uno de sus afluentes, Los Llares, ya está afectando a establos y viviendas arrastrando a su paso troncos y piedras de gran tamaño. Pedredo y Las Fraguas están pagando ya las consecuencias de la crecida del río y los muchos arroyos que con gran fuerza bajan de las laderas.

En el valle de Buelna el Besaya deja claras sus intenciones especialmente en Somahoz, donde el agua está a punto de anegar el aparcamiento junto a las pistas polideportivas. También se han notado los estragos de afluentes como el Tejas, en la recta de la Agüera de San Felices o el Muriago en Barros, donde ya está colapsando toda la mies al otro lado del camino del Tubo. Camino a Las Caldas el Besaya ha obligado ya a cortar el carril bici que une el valle con la costa.

La Policía Local de Los Corrales y Protección Civil han tenido que comprobar si el vehículo arrastrado por el río en San Mateo tenía algún ocupante. No había nadie, el conductor informó al poco tiempo del accidente.

Las aguas que bajan de Orza han inundado completamente las vías del parque de La Haye, donde han tenido que intervenir los bomberos, lo mismo que en garajes y viviendas de Los Corrales de Buelna.

También Protección Civil está trabajando para evitar los problemas que el agua está causando, a la espera de que la situación mejore para que los daños no sean mayores.

Balance a primera hora

El río Besaya amenaza ya con desbordarse en los valles de Iguña y Anievas, con especial mención en Arenas de Iguña, donde la Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha señalado ya alerta máxima. En el valle de Buelna el Besaya deja claras sus intenciones especialmente en Somahoz, donde el agua está a punto de anegar el aparcamiento junto a las pistas polideportivas. También se han notado los estragos de afluentes como el Tejas, en la recta de la Agüera o el Muriago en Barros, donde ya está colapsando toda la mies al otro lado del camino del Tubo.

Las aguas que bajan de Orza han inundado completamente las vías del parque de La Haye, donde han tenido que intervenir los bomberos, lo mismo que para retirar una antena en un edificio anexo a la plaza de Rivero.

Según la Oficina de Comunicación de Emergencias Cantabria 112 la abundante lluvia caída en las últimas horas provocó daños en infraestructuras, fundamentalmente en la cuenca del Besaya, con una vivienda y dos garajes inundados en Los Corrales de Buelna, y un tercer estacionamiento afectado en Torrelavaga.

El río Pas, a su paso por Puente Viesgo, se encuentra en alerta roja por desbordamiento debido a la intensa lluvia caída durante las últimas horas. El mapa de la Confederación Hidrográfica también advierte del Pas a su paso por Carandía.

En Castro Urdiales ya se ha activado el Platercant por riesgo de inundaciones y control de ríos. Anoche, una balsa de agua obligó a cortar al tráfico rodado la carretera a la altura de la gasolinera de Brazomar.

Para el domingo, todo igual

Los fenómenos meteorológicos adversos continúan este domingo en Cantabria con alerta roja por nieve en Liébana, el nivel naranja en el resto del interior de la región, y avisos amarillos por lluvia en la misma zona, y por costeros en el litoral, por lo que se solicita a la población que extreme la precaución en cualquier tipo de actividad.

Liébana estará hasta las 15.00 horas en alerta roja (riesgo extremo) por nevadas, que podrán propiciar acumulaciones superiores a 40 centímetros. Además, continúa activo el nivel de riesgo naranja (riesgo importante) en diversas zonas de Cantabria.

El aviso rojo por nevadas en Liébana dará paso al nivel amarillo de riesgo entre las 15.00 horas y la medianoche. En este intervalo horario se espera una acumulación de nieve de 15 centímetros y una cota que oscilará entre los 500 y los 800 metros.

En la Cantabria del Ebro la cota se situará entre los 500-800 metros, con aviso naranja activo hasta la medianoche, alcanzando espesores de 20 centímetros. Similar situación está prevista para el centro y el Valle de Villaverde, pero con acumulaciones de nieve que podrán alcanzar los siete centímetros.

La lluvia mantendrá en alerta a la población de toda la comarca central en las próximas horas. Por este último fenómeno Aemet ha activado el aviso amarillo por acumulación de precipitaciones de hasta 40 mm en 12 horas, en una franja horaria que se extiende entre las 18 horas y la medianoche.

Artículos relacionados (por etiqueta)